La noche de los ganadores inesperados

Fue una velada extraña para Hollywood, donde falló la mayoría de los pronósticos.



BUENOS AIRES (Télam).- El filme “Vidas cruzadas”, del realizador Paul Haggis, se transformó el domingo en la gran sorpresa de los Oscar, al ganar la distinción como Mejor Película, además de alzarse con los lauros Mejor Edición y Mejor Guión Original. La sorpresa estuvo en que todos daban por favorita a la controvertida “Secreto en la montaña” de Ang Lee.

En tanto, el músico argentino Gustavo Santaolalla obtuvo el Oscar como Mejor Banda de Sonido Original por la música del filme “Secreto en la montaña”, que también ganó el premio como Mejor Dirección para el taiwanés Ang Lee y Mejor Guión Adaptado.

La ceremonia de la entrega de premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood comenzó a las 22 y se realizó en el Kodak Theatre de Los Angeles, que albergó a las más destacadas figuras del cine norteamericano, entre las que se contaban Jack Nicholson, Meryl Streep, Steven Spielberg, Morgan Freeman y Matt Dillon, entre otros.

El comediante John Stewart resultó un inteligente maestro de ceremonias, llevando con buen ritmo las tres horas y media de duración de la mayor gala de la cinematografía mundial.

Escrita y dirigida por Paul Haggis, “Vidas cruzadas” sigue el rumbo de colisión que toman las vidas de varios individuos, cada uno de ellos inexorablemente marcado por el derrotero de acontecimientos interrelacionados entre sí. Ya sea por algo

que pudo haber ocurrido o no en una fracción de segundo, o simplemente por el hecho de estar en el lugar equivocado en el momento equivocado, Haggis plantea una historia en la que sus protagonistas se ven empujados a un territorio dramático marcado por la violencia, la intolerancia, el racismo y la discriminación.

“Vidas cruzadas” desplazó a “Secreto en la Montaña”, el filme sobre el amor entre dos vaqueros del Oeste en la década del 60, que sonaba en la previa como la gran favorita y que solamente obtuvo tres premios, incluyendo el de Mejor Director y el que ganara el argentino Santaolalla por la banda sonora, sobre ocho nominaciones en las que competía.

En la categoría Mejor Actor sí se confirmaron los pronósticos previos cuando la estatuilla quedó en manos de Philip Seymour Hoffman por su notable papel en “Capote”, el filme de Bennet Miller que describe la vida del escritor Truman Capote, autor de “A sangre fría”, en momentos en que se encuentra escribiendo esa novela.

Por su parte, como Mejor Actriz fue distinguida Reese Witherspoon por su performance en “Johnny & Jude: pasión y locura”, sobre la vida del músico Johnny Cash, que obtuvo una de cinco nominaciones.

El actor George Clooney ganó el Oscar como Mejor Actor de Reparto por su papel en el filme “Syriana”, en el que interpreta a un agente de la CIA, pero no pudo alzarse con ninguno de los premios a los que estuvo nominada su propia cinta “Buenas noches y mucha suerte”, que tenía seis nominaciones, entre ellas las de película, dirección y actor principal.

Otro que se quedó con las manos vacías fue Steven Spielberg, que con su filme “Munich” aspiraba a cinco premios (película y dirección, entre ellos) pero no recibió ninguno.

En los rubros técnicos “King Kong”, de Peter Jackson fue la gran ganadora, recibiendo tres estatuillas, en las categorías Edición de Sonido, Mezcla de Sonido y Efectos Especiales, rubro en el que desplazó a “Guerra de los mundos”, que contaba al argentino Pablo Helman entre los nominados.

También la cinta “Memorias de una geisha” recibió tres premios, los correspondientes a Fotografía, Dirección de Arte y Vestuario.

Como Mejor Filme Extranjero ganó “Tsotsi” de Sudáfrica, como Mejor Documental “La marcha de los pingüinos”, de Luc Jacquet e Yves Darondeaud (filme que se verá en la Sección Oficial del próximo Festival de Mar del Plata) y como Mejor Animación ganaron los dibujos de “Wallace & Gromit”.

En el transcurso de la ceremonia se le entregó el Oscar Honorario al notable realizador Robert Altman.

Cómo hizo Paul Haggis para cambiar su epitafio

HOLLYWOOD, E.E. U.U. (AFP) – El canadiense Paul Haggis, cuya ópera prima ganó el domingo el Oscar a Mejor Película, alguna vez bromeó diciendo que el terror de que su epitafio mostrara algún crédito por un programa televisivo fue lo que lo convenció a cambiarse a la pantalla grande. De modo que se zambulló de lleno en el cine y obtuvo un buen reconocimiento en el 2004 por su guión de la multipremiada “Million Dollar Baby” y un año después dirigió la historia sobre la tensión racial en Los Angeles, “Crash”, que impactó a los casi 6.000 miembros de la Academia.

Refiriéndose a una de sus series de televisión más populares, Haggis dijo una vez: “Accedí a escribir el piloto porque pensé no iría más lejos, pero se convirtió en un enorme éxito, y me levantaba a las tres o cuatro de la mañana, empapado de sudor. Me imaginé mi lápida, donde decía: Paul Haggis, creador de 'Walker, Texas Ranger'”. “El deseo de hacer estas películas se debe sólo a sacar esa imagen de mi cabeza”, concluyó. En el 2000, dio el salto a la gran pantalla y comenzó a escribir la historia de una mujer boxeadora, “Million Dollar Baby”, protagonizada por Hilary Swank. Desde mediados de los años 1970, Haggis produjo, dirigió y escribió para varias populares series televisivas, entre ellas “LA Law”, “The Love Boat” y “The Facts of Life”, donde actuó George Clooney.

Haggis, de 52 años, también ganó una serie de premios por su trabajo en la pantalla chica, incluyendo dos Emmys. Además recibió el prestigioso premio Valentine Davies del Gremio de Escritores. Haggis estaba tan dedicado a la película “Crash” que se negó a ceder su dirección, incluso después de haber sufrido un ataque al corazón durante la filmación, a la que regresó dos semanas más tarde. “La gente ama 'Crash' o la odia”, dijo Haggis a la revista Newsweek. “Una de las últimas críticas dice: 'Paul Haggis piensa que nada ha cambiado sobre las relaciones raciales en Los Angeles desde Rodney King (golpeado por la policía en 1991)'. Y yo pienso: bien, las cosas pueden haber empeorado un poco”, prosiguió Haggis.

“Crash” explora los prejuicios raciales entre un grupo de personajes que no siempre son lo que parecen y que de alguna forma u otra están, sorpresivamente, relacionados. Su director narró que, cuando “Crash” fue puesta a prueba ante sus primeros espectadores, pensó: “¿Cómo pude haber hecho esta película para el público estadounidense?” En la misma entrevista de Newsweek, el director de “Munich”, Steven Spielberg, elogió a Haggis y a su película: “De todas las películas de este año”, dijo, “Paul tuvo el reparto más ecléctico, cada uno el opuesto absoluto del otro, y aún así todas las historias confluyen inexorablemente”.

Nacido el 10 de marzo de 1953 en Ontario, Canadá, Haggis cita a Alfred Hitchcock, Lean-Luc Godard y Costa-Gavras entre los directores que inspiraron su pasión por el cine. Padre de cuatro niños, tiene un hijo con su esposa, la también actriz Deborah Rennard, y tres de un matrimonio anterior.

En abril del 2005, la revista Rolling Stone lo calificó como el cineasta más innovador del año.

La música preferida por todos

HOLLYWOOD.- El argentino Gustavo Santaolalla, bautizado “Rey Midas” en el mundo del rock latino, se alzó con el Oscar por la banda de sonido original de la película más aclamada del año, “Brokeback Mountain”. “Era muy difícil, pero aquí la película tuvo una repercusión muy fuerte. Estaba nervioso, pero sentí un gran apoyo de la gente, los e-mails, la gente votó por Internet sobre cuál era su música preferida. Fue algo increíble, ya que la academia es muy conservadora, por lo que el premio vale doble”, afirmó el argentino

El argentino de 54 años que escapó de la dictadura argentina de 1978 y desde entonces vive en Los Angeles, es el responsable de haber internacionalizado a bandas como Café Tacuba y Molotov, al colombiano Juanes, la argentina Bersuit Vergarabat, y haber “renovado” el tango con el grupo Bajofondo Tango Club, entre otras cosas. De repente el reconocimiento llegó.

Hace unos meses nada más, fue elegido por la revista Time como “uno de los 25 hispanos más influyentes en Estados Unidos”. En la pasada edición de los Grammy Latino se alzó con el trofeo a “Productor del año”, el último para su colección de estos galardones y con “A Love That Will Never Grow Old”, canción original del filme “Brokeback Mountain” logró además alzarse con un Globo de Oro. Para el controversial relato homosexual del taiwanés Ang Lee, a quien se refiere como “un genio”, “concebí los temas, el espíritu de la música, las melodías y el sonido antes de editar la película”.

Incluso el día que tenía su primera reunión con el director, ya había leído la novela de Annie Proulx (1963) en la que se basa el largometraje y el guión, “además tuve el privilegio de tener la letra para esa canción de Bernie Taupin –responsable de las letras de los primeros 8 años de carrera de Elton John–, e interpretada por Emmylou Harris”, contó con admiración.

“Las canciones las escribí después”, dice para referirse a los cinco temas de su autoría que incluye el premiado “soundtrack”.

“Lo alucinante fue que una vez entregada la música, la decisión de poner cada tema en cada escena del filme la tomó el mismo Lee”, creador de “El Tigre y Dragón” (1999) y “Sense and Sensibility” (1995).

Santaolalla, visto como un productor alternativo, es el dueño de Surco, un estudio de Los Angeles por el que peregrinan hacedores de música “diferente”, “sin fórmulas”, de donde han salido bandas como la super roquera Molotov.

Su trabajo en el sector del cine en Hollywood no es nuevo, como no lo es también en películas “más” independientes, entre ellas “The Insider” (1999), “North Country” (2005) y “Diarios de Motocicleta” (2004), que le valió el premio a Mejor Música de Cine de la Academia Cinematográfica Británica.

Además, desde el 2000, con la grabación de “Amores Perros” inyecta melodía a las premiadas obras del director mexicano Alejandro González Iñárritu, tal como lo hizo para “21 Gramos” (2003), y cuenta “ahora estoy trabajando en su última película, 'Babel', con Brad Pitt, Kate Blanchet y Gael García Bernal”.

Aparte, el español Antonio Carmona, ex vocalista del grupo flamenco Ketama, le ha confiado su primer trabajo como solista, que grabará este año, cuando promete un nuevo lanzamiento de Bajofondo Tango Club.

“Me excita lo nuevo, la otra mirada, no es que busque ser alternativo, porque trabajaría para un 'blockbuster' (películas con fin taquillero) o una comedia, pero no es lo mismo un blockbuster con puros efectos, que uno dirigido por un Peter Jackson”. “Pero malas películas, por más que sean grandes y paguen mucho no tengo ganas de hacer”, asegura Santaolalla.


Comentarios


La noche de los ganadores inesperados