La paritaria de Camioneros tensa la relación entre gobierno y gremios

El sindicato quiere una suba del 32%. La entidad que nuclea a las cámaras del transporte ofreció 18%. Y los acuerdos vienen en un promedio de algo más del 20%.



#

La masiva movilización de la CGT, el 7 de marzo pasado, que terminó con incidentes. Los Moyano empujan por una nueva marcha. (Foto: archivo )

La negociación salarial de los camioneros, el último de los grandes sindicatos que aún no acordaron con las empresas, amenaza con recalentar la relación entre los gremios y el gobierno nacional, que vivió cierta paz durante los últimos meses. La primera oferta de la entidad empresaria que nuclea a las cámaras del transporte de cargas fue rechazada de plano. Y comienzan las presiones: el secretario adjunto del sindicato, Pablo Moyano, advirtió ayer que organiza junto a otros gremios una “gran movilización” en julio para que el presidente Mauricio Macri “entienda” que “la cosa está jodida y hay mucha bronca en la gente”.

Camioneros, que dirige el eterno Hugo Moyano, junto a su hijo Pablo, pide un difícil aumento del 32%, lejos del 20% de pauta que promueve el Ejecutivo nacional. La Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) ofreció el viernes una suba de 18% en tres cuotas que fue previsiblemente rechazada por el gremio. La discusión con Camioneros se da en la antesala de la contienda electoral, pero no es la única en el horizonte.

En plena campaña, recomenzarán las discusiones con aquellos sindicatos que cerraron sólo por los primeros seis meses del año, entre ellos, los duros del sindicato mecánico, SMATA, y los ferroviaros. Se suma además el conflicto con los gremios docentes en provincia de Buenos Aires, que realizaron un paro el último miércoles, y sigue lejos de un acuerdo.

“No podemos mirar para otro lado cuando siguen cerrando empresas, a las paritarias le pusieron un techo, la inflación no cede, el Impuesto a las Ganancias no lo modificaron y no hay un aumento de emergencia a los jubilados”, dijo Moyano en radio Diez, tras preanunciar una movilización para julio. Los últimos datos de empleo arrojados por el INDEC no ayudan. También, el ministerio de Trabajo informó que los trabajadores en blanco perdieron 7% de poder de compra en 16 meses.

El sindicalista agregó que si Cambiemos “llega a tener una victoria en octubre, se va a venir un ajuste brutal, en los estatales y municipios, y van a querer introducir la flexibilización laboral en la totalidad de los gremios, con la productividad y el presentismo”.

El gobierno suma algunos antecedentes a favor: según Trabajo, las paritarias vienen cerrando en un promedio de 20,9% (con cláusula gatillo). El viernes acordó una suba de 24%, otro gremio fuerte, el de la Alimentación, que lidera Rodolfo Daer, hermano del actual miembro de la conducción de la CGT, Héctor Daer.

“Si la CGT no adhiere, muchos gremios vamos a acompañar esa protesta”, advirtió Moyano. El Ejecutivo vivió un inicio de año complicado: los primeros tres meses del año, los sindicatos ocuparon las calles y atacaron duro al oficialismo. La CGT, criticada por su “tibieza” por sectores internos más duros, realizó el primer paro general al gobierno de Macri recién en abril. Desde entonces se vivió un alto el fuego. Eso podría terminar.

Dato

Con todo, el viernes se acordó una suba de 24%, en otro gremio fuerte, el de la Alimentación, que lidera Rodolfo Daer, hermano de uno de los líderes de la CGT.

Datos

17%
es la pauta inflacionaria proyectada por el Ejecutivo nacional y el Banco Central para fin del 2017.
20,9%
es el porcentaje promedio en el que cerraron las paritarias hasta ahora, según informó el Ministerio de Trabajo.
Con todo, el viernes se acordó una suba de 24%, en otro gremio fuerte, el de la Alimentación, que lidera Rodolfo Daer, hermano de uno de los líderes de la CGT.

Temas

Paritarias

Comentarios


La paritaria de Camioneros tensa la relación entre gobierno y gremios