La peña: Sin fronteras para el fernet, el salame y el queso

Columna semanal



#

Datos

Que las fronteras interiores no nos priven de nada, que podamos ir de una provincia a otra, degustar, descubrir, conocer. Que ni el azúcar ni el fernet, ni el salame ni el queso entren en conflicto. Porque en definitiva no son patrimonio de nadie, más allá de las características y el sello que le pone cada provincia.
Incomprensible me resulta esto de entrar en conflicto comercial porque una provincia le puso límites al azúcar. La represalia se convierte en amenaza de bloqueo o cuasi bloqueo al salame, el fernet y el queso cordobés.
A ese ritmo, cuando no se entiendan con Mendoza le pondrán límites al vino o a la manzana de Río Negro.
Lo que ninguno dijo es que ni el salame, ni el fernet, ni el azúcar, ni el queso, ni vinos, ni manzanas tienen frontera. Porque no son patrimonio de nadie y al mismo tiempo lo son de todos. ¿Quién se atrevería a atribuirse la propiedad del salame o a decir “este queso es mío”? Las comidas, las bebidas, la música, no tienen fronteras y no habrá político ni gobernante que pueda frenar los ingresos a las provincias.
Este conflicto entre Córdoba y Tucumán es ridículo por donde se lo mire y la pirotecnia de un lado y del otro no pasará de eso, porque no hay modo de ponerle límites a las comidas y bebidas por más que se intente. El fernet seguirá recorriendo el mundo, los salames y el azúcar ni sabrán que hay dirigentes que los pusieron en conflicto simplemente porque no supieron resolver una cuestión que va del cuidado de la salud a lo comercial.
Mañana se les ocurrirá que los alfajores cordobeses no son bienvenidos en las provincias e intentarán crear una frontera que no existe. No puede lo ridículo pasar por encima de productos que son parte de nuestra identidad, ni privar a una provincia de tener a su alcance lo que todos admiran.
Que ni la política ni la economía se lleven por delante las creaciones cordobesas ni tucumanas.

Comentarios


La peña: Sin fronteras para el fernet, el salame y el queso