La Peña: Un día de elecciones no es uno más, es un día de fiesta

Cuántas cosas pasaron desde el tiempo en que las elecciones eran una fiesta en el país. Ir a votar era una distinción, una señal clara de que ya éramos grandes. El voto era poner en marcha formalmente la adultez, era comenzar a ser responsables, nada más ni nada menos que de elegir a nuestros gobiernos.
Y se preguntarán qué tienen que ver las elecciones con las tradiciones que habitualmente tocamos en esta columna.
El nexo es justamente eso, mantener la sana costumbre de votar, la tradición del rito familiar cuando hay una elección, la cábala sobre los resultados. Que la razón sea ir a votar y después almorzar en familia, o almorzar e ir luego a votar, como fuera, pero mantener viva la capacidad de elegir y la oportunidad que brinda la democracia.
Varias generaciones, muchas, crecimos con las tradiciones y entre ellas la de ir a votar. Y lo que hoy llaman grieta, tal vez más acentuada, existió siempre en un país con adversarios que marcaban fuertes diferencias. Pero eso no debiera ser razón para opacar la fiesta del voto, porque el día de elecciones debe ser un día de fiesta.
Podemos objetar a dirigentes políticos, pero no el camino de la política.
Un día de elecciones no es un día más, sobre todo para aquellos que van por primera vez a la urna. Ir a votar es la mejor oportunidad de elegir lo que queremos y dar una fuerte señal de lo que no queremos.
Y los que tenemos más años hemos visto el tiempo en que el ir a votar dejó de ser una opción y los gobernantes de turno se elegían en un cuartel.
Que este domingo sea un día de fiesta y cuando hablo de fiesta no hablo del festejo de los ganadores ni la decepción de los perdedores. La fiesta en sí misma es el acto de libertad que implica elegir a nuestros gobernantes.
Y antes o después del voto la reunión familiar para un domingo claramente distinto para todos. Es un domingo de elecciones y ese es argumento suficiente.


Temas

La Peña

Comentarios


La Peña: Un día de elecciones no es uno más, es un día de fiesta