La venta de peras y manzanas en europa, con poca salida

La demanda no reacciona y los supermercados realizan ajustes con ofertas en las góndolas. (Por Javier Lojo)



#

El actual escenario en Europa para las peras y manzanas está complicado. A los aumentos de stocks se les suma que la demanda no está reaccionando como era de esperar.

Esto sin dudas está repercutiendo negativamente sobre las cotizaciones observadas tanto en góndola como las percibidas por el productor.

Estadísticas del mercado italiano detallan que los precios que recibieron los productores de peras durante la semana 50 (del 6 al 12 de diciembre) son 21% inferiores a los del mismo período del año anterior y, en el caso de manzanas, un 30% promedio menor.

Con una mayor o menor variación este escenario puede traspolarse al resto de los mercados de la Unión Europea.

Asimismo el stock al 1 de diciembre no muestra importantes cambios de tendencia. En el mercado italiano, para la pera es 25% superior al año pasado, mientras que las ventas al mes de noviembre mostraron caídas en volumen un 8% menores a la campaña anterior, con un 4,3% de incremento en la cosecha.

 

La campaña de las manzanas en Europa se enmarca en un contexto económico castigado por la presión de los valores a la baja, resultado de una situación de crisis donde la gran distribución mantiene una guerra permanente de precios sobre todo en países como España y el Reino Unido.

La segunda parte de la campaña 2008-2009 presentó un panorama en los precios análogo a lo que sucede en este otoño europeo.

La temporada empezó con una oferta global “normal” pero con dos factores a tener en cuenta, como los stocks de Braeburn procedentes del hemisferio sur y la existencia de Golden vieja, que terminó de venderse en septiembre.

En líneas generales, en esta primera parte de campaña se asiste a una demanda muy poco activa, donde el vector precio adquiere una importancia vital. Sin embargo, según señalaron fuentes del sector “se espera que, una vez consumidos los stocks, la dinámica normal de campaña se agilice y a principios del 2010 se alcancen mejores precios.”

Las primeras proyecciones privadas detallan que al 1 de diciembre de este año los stocks de manzana en la “vieja” Europa se estarían ubicando un 10% por encima de esta misma fecha del año anterior, mientras que en peras este indicador se ubicaría poco más del 30% arriba. Un dato que sigue preocupando a los operadores del mercado.

Pero como se señaló párrafos arriba, despejados los stocks de la fruta de estación, para el primer semestre del 2010 se espera una recuperación del mercado. “El rebote no será muy importante, pero ya se habla de que los precios tocaron ´su piso´ en el merca-do. Mucho dependerá de los volúmenes que lleguen del hemis- ferio sur”, confió un operador lo-cal al ser consultado por el tema.

Los primeros indicios de una posible mejora los están dando los valores de los carozos y la uva de mesa que -con menor oferta que el año anterior- mejoraron sensiblemente sus cotizaciones.

 

Rusia importa más

El mercado ruso, tal y como está siendo habitual en las últimas campañas, aparece como uno de los más prometedores.

Un reciente informe presentado en “Fruittoday Euromagazine” señala en este sentido que el hecho de que variedades como la Jonagold y la Idared hayan sufrido un importante descenso de producción en el Este, abrió expectativas para los proveedores occidentales europeos. Pero sin embargo, en la situación actual de incertidumbre económica, con un rublo inestable y algunos importadores en una situación económica delicada, hay que mantener ciertas precauciones de venta.

En el 2008, las importaciones rusas de manzanas crecieron desde 930.000 hasta el millón de toneladas, superando las importaciones de un producto tradicional como es la banana. Un dato significativo, continúa señalando el informe, es que China, como gran productor de manzanas, también ha visto en Rusia grandes posibilidades de mercado.

Algunos exportadores consultados por esta publicación aseguraron que la única fórmula para salvar la actual campaña era la reintroducción de las restituciones a la exportación (lo contrario a las retenciones).

En este sentido, Marc Peyres de la firma Blue Whale declaró que “la situación es preocupante para exportadores como Francia ya que, aunque Europa es un gran consumidor, un tercio de la población europea no dispone del euro como moneda de cambio (Polonia y Reino Unido) y en el 2009 sufrieron una importante devaluación, siendo una de las causas de estos bajos precios”.

Por otro lado, continúa Peyres, “fuera de Europa sufrimos las consecuencias de la competencia con países del hemisferio norte como China y EE. UU. y esto nos ha hecho perder más de un 20% en competitividad por la presión existente sobre la paridad cambiaria. Antes contábamos con las restituciones para exportar fuera de Europa, pero se decidió cancelar esta opción. En la situación actual, creo firmemente que todos los productores de fruta de Europa dentro del euro están a tiempo de regresar a un sistema que permite compensar el gran desequilibrio del euro con el dólar y con la moneda china”.

 

Expectativas

Para ciertos operadores del mercado, el próximo año se espera un cambio de tendencia en el mercado europeo.

Los indicadores macro de la economía muestran que los países de la Unión Europea saldrán de la recesión en el 2010 para entrar en un sendero de crecimiento, lento, pero crecimiento al fin. Esto sin dudas podría repercutir favorablemente en el mercado de pomáceas. Sin embargo, mucho dependerá de los volúmenes que se manejen desde el hemisferio sur con destino a este mercado. En este punto, hay que señalar que Chile proyecta la próxima temporada incrementar su oferta exportable de manzana un 13%. Todos datos a tener en cuenta.


Comentarios


La venta de peras y manzanas en europa, con poca salida