Las Grutas: las bajadas del centro clásicas y renovadas

¿Cuál es la onda de cada una? ¿Qué hay de nuevo en las arenas más convocantes de la región?

VERANO/ NOVEDADES

1ª bajada: la elegida de las familias

Sus playas son la referencia obligada del destino, porque en ellas pueden verse las famosas grutas que a través de los años la fuerza del mar modeló en los acantilados, que siguen resistiendo el embate de las olas. Es una bajada familiar, que eligen los matrimonios con niños pequeños, que despliegan en la arena un arsenal de juegos para pasar la tarde.

Durante la mañana, sin embargo, el paisaje es otro, y sus arenas se convierten en el punto de partida de aquellos que aman las largas caminatas, y emprenden un recorrido bordeando la orilla, que los transporta a las playas ubicadas al sur, o las que están en dirección Norte, que se destacan por el encanto de sus frentes rocosos.

Un completo parador, en el que todos los veranos funciona una FM al aire libre, que difunde mensajes de los oyentes y acompaña con su programación la estadía de la gente, completan la oferta de uno de los sectores más populares de la costa.

2ª bajada: La mejor postal

Mantiene el perfil familiar de la bajada anterior, y evidencia la magia del sistema de mareas, que depara dos bajamares y dos pleamares diarias.

Por las características de su costa (al igual que en la Primera y en parte de la Tercera) cuándo el mar está en su punto más alto el agua lo cubre todo, y los turistas se quedan sin playa. La arena vuelve a estar visible con marea baja, y rápidamente se puebla del trajín de chicos y grandes que improvisan partidos de tejo, paleta, o eternas rondas de mate. Sobre la Costanera, hay varios bares y restaurantes con vista a esta playa, que permiten degustar de algo rico con una increíble postal de fondo.

3ª bajada: la de los deportes naúticos

Aquí mandan los deportes náuticos, y la diversión está asegurada. Desde alquiler de kayaks (con la opción de sumarle un instructor para que aporte tips de navegación) hasta la increíble posibilidad que brinda el buceo y el vértigo que despliegan los paseos en las clásicas bananas.

Todo es posible en este espacio que es el favorito de los que buscan sumarle intensidad a su estadía en la playa. También de los que sólo apuestan al relax, pero disfrutan de las piruetas que dibujan en el agua los que se animan a más, e interactúan con las olas de una manera distinta. Sobre la Costanera de este sector, cada verano se instala una ambulancia que recibe las consultas de los que se acercan con pequeñas dolencias. El puesto de Prefectura y un inmenso cartel que consigna cotidianamente los horarios en los que se registrarán la bajamar y la pleamar completan los servicios a los que se accede desde el sector.

4ª bajada: Cool y con WiFi libre

La música suena con esos temas que nos seguirán remitiendo al verano, y los colores y accesorios que son tendencia se hacen visibles aquí, en esta playa que no abandona su matiz popular pero en la que cada año ganan terreno los jóvenes y su movida. El parador del sector también sigue esta tendencia, y cada verano incorpora más detalles de confort, generando espacios de encuentro y distensión al borde del mar, para que la estadía al aire libre tenga la onda que buscan los que llegan. Durante la noche, la buena música y el ambiente distendido invitan a desconectarse, y disfrutar en pareja o con amigos.

Es la única que dispone de wifi libre.

Durante esta temporada, además, el Club Río Negro estará presente en el parador Costa Bella de esta bajada, con acciones promocionales y una entretenida agenda de actividades coordinadas por Paul Dani, que estarán orientadas para toda la familia.

5ª bajada: Con espíritu joven

Amigos, diversión, y miradas que se cruzan entre los adolescentes y jóvenes que se concentran en este punto, como guiados por un imán. Ése es el escenario que propone esta playa, que se moviliza con los típicos deportes playeros, como los vibrantes encuentros de beach vóley, que se improvisan en segundos poniéndole energía a las tardes. La espectacular barra de tragos es otro de sus encantos. Sin alcohol, para que los disfruten todos, o con el toque justo de alguna bebida intensa que los más grandes comparten mirando la puesta, mientras la fiesta sigue a pleno al borde del agua.

Durante la noche, es uno de los lugares donde se concentra la movida joven, y nunca faltan bandas en vivo que invitan a bailar hasta la madrugada.

6ª bajada: Invitación al relax

Alejándose de la intensa movida de los paradores más cercanos, la Sexta bajada es la favorita de aquellos que buscan aislarse un poco de los sitios más concurridos, para compartir una estadía tranquila, interactuando en la calma del mar y la arena.

Parejas, familias y caminantes solitarios que avanzan mirando fascinados el mar y se pierden en dirección a las playas del sur, ése es el paisaje que devuelve este encantador rincón de la costa rionegrina.

Aquí, la serenidad y el relax son los que mandan, y la gente que a diario frecuenta el sector preserva ese perfil calmo que lo destaca del resto.

7ª bajada: a pura diversión

La tranquilidad y la diversión conviven sin problemas en este sector. Es el lugar que eligen los que quieren intensificar su contacto con el paisaje, y prefieren intimidad para disfrutar de la jornada de playa, sin las aglomeraciones de las bajadas más céntricas. Los chicos también aman este rincón, que cuenta con un divertido tobogán de agua, y, un poco más lejos, una serie de juegos para gozar en familia, como los clásicos botecitos chocadores. El parador, que se renovó el año pasado, se destaca por su colorida ambientación, y es famoso por sus imperdibles mojitos, el refrescante trago que combina la dosis justa de menta y ron. Ideal para volver después del día de playa, y compartir una noche distendida comiendo y bebiendo algo rico en compañía de amigos.

Novedades

Entre las novedades con las que cuenta Las Grutas este verano figura la posibilidad de consultar la tabla de mareas desde cualquier teléfono inteligente. Para contar con esta aplicación (que permitirá saber el horario en el que diariamente se registran la bajamar y la pleamar sin estar siquiera conectado a internet) hay que buscarla en la Google Play Store, identificándola como tabla de mareas de las grutas o desde el enlace: *https://play.google.com/store/apps/details?id=org.jfv.simpletabs. La posibilidad se concretó a través del técnico en sistemas local Juan Villarroel, que consiguió el respaldo de las autoridades para efectuar el aporte que le permitió alojar la aplicación en Google. En el caso del Wi-fi, este año no ocurrirá como en 2014, que durante el verano hubo conexión libre desde la mayoría de las bajadas. Hasta ahora, sólo la 4° Bajada les ofrece esa posibilidad a los que visiten el sector, que podrán navegar sin problemas desde sus dispositivos móviles.

Agencia San Antonio
Fotos: Martín Brunella


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora