Lavín busca planificar el crecimiento

El intendente de Fernández Oro cumplió un año de gestión. Recordó las dificultades presupuestarias al asumir el cargo y dijo que una de las prioridades es finalizar la obra para el suministro propio de agua potable. Elabora un plan de ordenamiento territorial.



La herencia del gobierno anterior y el conflicto con el Concejo Deliberante (ver aparte) fueron las dos piedras en los zapatos de Mariano Lavín durante el primer año de gestión como intendente de Fernández Oro. El déficit de 8 millones de pesos está casi saldado, pero la puja de poder en el órgano legislativo seguirá, al menos, durante el año 2017.

Lavín, del partido Todos Somos Oro, dice estar conforme con su primer año: “El balance es positivo”, sostiene. Algunas obras comenzaron y hay varios proyectos que apuntan sobre todo a mejorar la organización urbanística de una ciudad que creció de golpe y sin planificación. El gran anhelo del intendente para 2017 es que finalice la obra para el suministro propio de agua potable.

“Fue un comienzo duro, nos encontramos con una muchas deudas. El principal objetivo fue abonar los salarios de los trabajadores que son el sostén del municipio”, explicó Lavín.

“A pesar de esto, el balance es bueno. Quiero agradecer a todo el equipo por el esfuerzo que está haciendo para salir adelante”, remarcó. El exconcejal reveló que cuando asumió el municipio, tras la gestión de Juan Reggioni (FpV), tenía “180 mil pesos” en las cuentas municipales. Sobre las obras de este año, el intendente remarcó las 100 viviendas de Techo Digno: se entregaron 50 con agua y luz (sin gas ni cloacas) y se están ejecutando las restantes. Según informó, están en un 30% de ejecución. Además “se terminaron otras nueve casas más”.

Lavín destacó la relación con la Provincia y la Nación y la necesidad de generar buenos vínculos para el desarrollo de la ciudad. Sobre los primeros logros puso énfasis en el plan de urbanización que se firmó en octubre y que en seis meses definirá cuál es la estrategia para una urbanización ordenada.

Para el año que viene tiene como principal objetivo la obra para contar con una red de agua potable propia, sin depender del riego, de Cipolletti y de Allen. Los trabajos se licitaron en 2009 y comenzaron un año más tarde, pero nunca finalizaron.

El dato

Datos

180.000
pesos había en las arcas municipales cuando asumió el intendente Mariano Lavín, tras la gestión de Juan Reggioni.

Comentarios


Lavín busca planificar el crecimiento