Ley de medios: un paralelismo con Venezuela

Experto del país caribeño analizó el modelo chavista. "Hablan de democratizar pero cierran medios".



BUENOS AIRES (ABA).- El Coordinador de la ONG Provea, Marino Betancourt, estuvo en vano recorriendo despachos oficiales para ser atendido en su campaña de concientización por el continente, a raíz de lo que juzga “atropellos” del presidente Chávez con medios comunicación periodistas de Venezuela.

“Teníamos agendadas varias reuniones con legisladores del kirchnerismo, pero no nos recibieron”, comentó a este diario.

Uno que desairó a la delegación de Derechos Civiles fue el presidente de la Comisión de Derechos Humanos en el parlamento, Remo Carlotto, quien se excusó por el tratamiento de la ley de medios locales.

Precisamente una de las preocupaciones que tiene la oposición es la copia que puede haber del gobierno de Cristina del modelo venezolano de comunicación.

– ¿Cómo caracteriza al sistema de medios venezolano?

– En Venezuela, la libertad de expresión está restringida. A través de medidas administrativas y judiciales , con cierres de medios, como el caso de 32 emisoras de radio y dos frecuencias regionales. Recientemente se clausuraron 28 emisoras mas y hubo 240 procedimientos administrativos. El gobierno hace todo bajo el argumento de la “democratización” de los medios. Contradicción que se refleja en pensar que cerrando medios, habrá más democracia. En realidad debería propiciar el estado mayor apertura, como abrir radios comunitarias o privadas. Van, en cambio, hacia un modelo de monopolización estatal.

– ¿Cuáles son las presiones más evidentes?

– Hay tres aspectos. En primer lugar, un discurso permanente de hostigamiento, hacia medios independientes. Esto produce riesgos permanentes en los periodistas , ya que este discurso combativo es asimilado por simpatizantes chavistas que producen muchas agresiones a trabajadores de prensa. Hay un total de 800 incidentes registrados. En Globo Visión , hay permanentes versiones de cierre. También hay inspecciones de toda naturaleza , entre ellas la impositiva , similar a la que sufrió el Grupo Clarín. Que se controle la evasión corresponde, pero lo dudoso son las intenciones, cuando se acompaña de hostigamiento y la criminalización de la actividad periodística.

En Venezuela siempre se ejecutan, estos mega operativos, a medios opositores. Esos actos se acompañan con discursos intolerantes hacia las críticas del periodismo. Tenemos contabilizadas aproximadamente 64 querellas a periodistas que habían denunciado corrupción de funcionarios públicos. Se incrementaron las sanciones por desacato. Así se hace imposible investigar a el oficialismo.

Finalmente, el presidente habla constantemente a través de cadenas nacionales. Chávez tiene una política comunicacional muy agresiva. Sólo realiza conferencias de prensa con corresponsales extranjeros. Luego se comunica a través de su programa semanal Aló presidente.


Comentarios


Ley de medios: un paralelismo con Venezuela