Llegan a Vaca Muerta las arenas de cercanía

La empresa NRG Argentina está montando una planta de arenas donde se procesarán por primera vez áridos de Río Negro. Apuntan a abaratar los costos del insumo clave del shale.




"Hay muchos mineros que se volcaron a las arenas para el petróleo, nosotros somos petroleros trabajando para petroleros”. Así es como define César Güercio, el CEO de NRG Argentina el espíritu de esta nueva empresa que, pese al viento en contra de la crisis, busca desembarcar en Vaca Muerta en febrero del año que viene con uno de los avances más esperados: las arenas de cercanías.

La firma fue fundada por Güercio junto al Damián Strier, actual CCO, y operará con el apoyo de inversores canadienses como Kara Resources, Dwayne Warkentin y Ken Broadhurst para montar no solo una planta de arenas en General Roca y un laboratorio de calidad en Cipolletti, sino también una cantera en Río Negro.

Si bien este predio se ubica a unos 90 kilómetros de Vaca Muerta, sobre la costa del río Negro entre General Roca y Villa Regina, se tratará de las primeras arenas prácticamente in-basin que llegarán a Vaca Muerta en un claro y reclamado intento por bajar el costo de un insumo clave para las fracturas.

Güercio explicó que la firma utilizará esta arena rionegrina como parte de su oferta, aunque advirtió que por su calidad “no puede ser usada únicamente sino como una parte”. Y para ello se utilizará también arena proveniente de Entre Ríos, uno de los destinos tradicionales de las arenas de fracturas de la formación no convencional.

“Teniendo esa combinación de arena de Entre Ríos y de la zona, damos a la industria la posibilidad de elegir la calidad de recurso, porque hay compañías dispuestas a inyectar otra calidad de arena”, indicó Güercio y enfatizó que “las empresas ahora van a tener la opción de elegir la calidad de la arena que es algo que no pasaba”.

Güercio aseguró que ya negocian con varias operadoras.


Güercio explicó que “hicimos un trabajo muy fino investigando en Permian con sus proveedores, con gente de la industria que nos contaron qué iban usando y descartando y así llegamos a este diseño con tecnología probada en Estados Unidos de donde trajimos la planta de secado y de Irlanda de donde viene la planta de lavado”.

El diseño contempla además un laboratorio que funcionará en Cipolletti en donde se generaron 10 puestos de trabajos dedicados a analizar la calidad de las arenas que se tratan en la planta.

La planta en sí ya comenzó a ser construida en el Parque Industrial 2 de General Roca. En el enorme predio la firma está iniciando las obras civiles para una planta que tendrá capacidad para procesar hasta 70.000 toneladas mensuales de arenas de fractura y que acopiará 12.000 toneladas listas para ser cargadas.

En números

70.000
toneladas mensuales es la capacidad de procesamiento de la planta de arenas que prevé poder ser ampliada.


En el actual proceso de construcción de la planta están participando cuatro empresas locales que dan empleo a 200 personas, pero la firma estima que una vez en operaciones serán 500 las personas que trabajarán en forma estable en General Roca y otras 100 en las oficinas de la compañía en Buenos Aires.

“Analizando toda la industria nos dimos cuenta de cuáles son los lugares más sensibles como la logística y por eso escogimos desarrollar nuestra propia compañía logística”, contó Güercio y detalló que “tenemos 100 camiones propios que vamos a operar para mover nuestra propia arena y para los clientes que lo pidan también haremos el servicio de última milla hasta el pozo”.

En este caso, el sistema seleccionado es el de silos móviles, dado que Güercio remarcó que “es mucho más eficiente que los sistemas de cajas y el de bolsas porque las tolvas descargan por gravedad, reduciendo el polvo en suspenso y cada camión puede llevar 35 toneladas garantizando sin ningún problema el abastecimiento para realizar 11 etapas de fractura en un día”.

Hay un ahorro importante en lo que hace a viajes, que hace que la carga en camiones sea más eficiente que estar moviendo los kilos y kilos que pesan las cajas, pero además porque con el sistema de silos, que tenemos la representación en Argentina, se reduce la impronta en la locación y es más seguro para los operarios”, señaló el CEO de la firma.

El objetivo de NRG Argentina es poner en marcha la planta procesadora de arenas el 15 de febrero y si las empresas que han manifestado su interés avanzan ese mismo día podrían estar saliendo las primeras cargas y llevando las primeras arenas in-basin a los pozos de Vaca Muerta.

Utilizar otros caminos y reducir la huella de carbono

César Güercio y Damián Strier tienen un especial afecto por Río Negro, el primero por ser oriundo de Cipolletti y el segundo por haber estudiado en Bariloche. Como parte de ese cariño desde la firma también apuntan a brindar un servicio más amigable con el medio ambiente y también con las comunidades cercanas.

Es por esto que NRG Argentina escogió una ruta diferente para llegar a Vaca Muerta. “Vamos a utilizar la ruta provincial 6 norte desde Roca, descompromiendo el tránsito en las rutas 22 y 151 que hoy están saturadas”, explicó Güercio.

El dato

100
camiones adquirió la empresa para hacerse cargo de la logística de sus arenas y del servicio de última milla.

Pero además desde la firma apuestan a colaborar con la reducción de la huella de carbono de la actividad. “Cada tonelada de arena que ofrecemos en la última milla tendrá un 85% menos de huella de carbono que la demás”, indicó el CEO de la firma.

Y explicó que entre los cuidados especiales que la firma incorporará se encuentra el uso de aguas recicladas de otros procesos industriales para realizar el lavado de las arenas.

Es por esto que Güercio enfatizó que “nuestro esquema es de triple impacto: que sea rentable, que cuide el ambiente y tenga impacto social por la generación de empleo”.


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


Llegan a Vaca Muerta las arenas de cercanía