Llegaron al CPE con sus reclamos

Son los padres y docentes de la única escuela primaria de Las Perlas, que viajaron a Cinco Saltos para pedir una solución definitiva al problema de la luz y para tener noticias de la prometida escuela secundaria. De todos modos las respuestas que consiguieron del organismo no fueron claras.

CIPOLLETTI (AC).- Más de 50 padres y docentes de la única escuela primaria del paraje Las Perlas reclamaron ayer con bombos y redoblantes ante el Consejo Provincial de Educación (CPE), ubicado en Cinco Saltos, por la falta de luz que hay en el establecimiento y por el esperado nivel medio que no llega. Se fueron del lugar con una respuesta poco clara, una reunión pendiente y las clases sin comenzar.

El pasado miércoles, Calf quitó el medidor de la institución por falta de pago y los chicos quedaron sin clases.

Ante la falta de solución y respuesta por parte del CPE, los padres y docentes decidieron acercarse ayer a las oficinas del Consejo ubicadas en Cinco Saltos.

"Logramos que nos dieran una carta firmada por el ministro (César Barbeito) en la que se comprometieron a pagar la deuda con Calf (cooperativa que distribuye energía en el paraje), de unos 6.300 pesos, dentro de los 15 días. Además, acordamos para el sábado 8 de abril una reunión en la escuela junto a las autoridades del Consejo y los padres, para tratar el tema de la secundaria y la escuela de adultos", describió Fernando Russo, director de la institución.

 

Primero el pago

Pero parece que la carta no sirvió de mucho. "En Calf nos dijeron que para hacer la reconexión necesitan una copia del pago y no una carta de intensión, pero que iban a ver la posibilidad de conectarnos de todas formas. Tenemos que esperar entonces", aseguró el directivo.

Sin una respuesta clara, los manifestantes volvieron a sus hogares. "El lunes no hay clases, y hasta que no conecten la luz de nuevo seguiremos igual. Fue una decisión de los padres", dijo Russo.

Con una torta en la mano, porque la escuela cumplió ayer 31 años, los manifestantes empapelaron las paredes del CPE pidiendo tres deseos: que vuelva la luz; que empiece la secundaria; que abran las primaria de adultos. "Para Las Perlas siempre quedan las migajas", se expresó indignada una de las madres.

Todos buscaban a la delegada regional, Ana María Marinozzi, con quien nunca pudieron hablar. "LLegamos y no estaba. Nos atendió Héctor Segovia (subdelegado regional) con quien acordamos la reunión y quien nos dio la carta", describió el director.

Con una reunión pendiente para tratar los otros reclamos, y sin una confirmación segura de reconexión de la luz, las clases aún no se reanudan en Las Perlas.


Comentarios


Llegaron al CPE con sus reclamos