Los artesanos volvieron a sus puestos de la feria

Se habilitó el paseo de la calle Moreno y Villegas, en Bariloche. Por ahora hay unos 25 emprendedores que ofrecen sus productos de diversas técnicas al público local.





Brenda volvió a su puesto de artesanías de la feria de Bariloche, con producción 10% de cuarentena. Foto: Alfredo Leiva

Brenda volvió a su puesto de artesanías de la feria de Bariloche, con producción 10% de cuarentena. Foto: Alfredo Leiva

Brenda de algún modo se reinventó durante la cuarentena. De artesana experimentada en anillos pasó a crear “árboles de la vida” sobre trozos de madera que trae el lago a la costa, y ayer con entusiasmo volvió a la feria de artesanos de Bariloche que reabrió después de 120 días.

El puesto de Brenda lucía con su nueva producción y la mujer venezolana, que desde hace poco más de un año y medio forma parte de la feria, integró el grupo de los primeros 20 artesanos que instalaron nuevamente sus puestos a pesar de que también son un sector que depende casi exclusivamente del turismo.

Estoy contenta después de tanto tiempo encerrada, en un principio no quería salir y cuando llegué a la feria me entusiasmé”, dijo Brenda mientras saludaba efusiva del otro lado de su puesto a otra feriante que llegaba.

Para Agustina volver “es recuperar la dignidad del trabajo y una necesidad para mantener la feria”. Con una trayectoria de diez años en la feria de Moreno y Villegas, esta artesana ayer de apoco colocaba sus brujas y atrapa sueños para exhibir al público, después de tres meses de haber levantado todo de su puesto. Enfrente María se había anticipado en acomodar y era la única de toda la feria que pasadas las 11 tenía todos sus vitraux coloridos ordenados y exhibidos.

Este colectivo de artesanos forma parte de un grupo más grande. En total son 70 en este tradicional paseo que durante el aislamiento cumplió 30 años de historia pero hay alrededor de 20 feriantes que no pudieron regresar porque integran grupos de riesgo ante la covid-19, y otros tantos no creen conveniente la vuelta al puesto por ahora.

Por eso, al quedar espacio disponible se accedió a que instalen sus puestos en la feria otros artesanos de la globa de productores de la calle Urquiza, que permanece cerrada.

En estos casi cuatro meses muchos de los artesanos no cobraron el IFE ni ninguna otra ayuda, a excepción de los módulos alimentarios, por lo que la situación se hizo cuesta arriba. “Fue muy duro, tuvimos que levantar todo de un día para otro y no teníamos otro sustento”, relató uno de los artesanos mientras acomodaba sus creaciones en plata.

La feria artesanal de Moreno y Villegas, es un clásico para los turistas pero esta vez disfrutarán los barilochenses. Foto: Alfredo Leiva

Ayer el movimiento era moderado, recién a las 11 algunos artesanos comenzaban a llegar, limpiar cada puesto y preparar la exhibición.

Para mantener distancia, los artesanos decidieron no ocupar puestos continuos pero sí se extendieron por todo el paseo a pesar que originalmente no era la idea del municipio. El alcohol en gel o la solución del alcohol al 70% y el uso de tapabocas son las premisas para poder atender al público, además de la limpieza y desinfección de todo el espacio.

En esta primera etapa, la feria estará abierta al público de lunes a sábados de 11 a 18.

Se puede encontrar artesanías en plata, alpaca, vitraux, madera, tejidos, telar, porcelana fría, engarces de piedras preciosas, soldadura criolla, entre otros.

Agustina, la creadora de brujas, acomodaba ayer su puesto en la feria de artesanos de Bariloche, luego de más de 120 días cerrada. Foto: Alfredo Leiva

Por ahora la expectativa es moderada porque no es un paseo habitual de compra para los locales aunque esperan tener un movimiento de ingresos para transitar la crisis.

“Vamos a trabajar con la gente de Bariloche, sabemos que va a estar raro pero acá estamos”, señaló Agustina, la creadora de brujas. Como conocedora de los locales, esta artesana tiene la teoría de que muchos residentes nunca visitaron la feria, a pesar de que hace tres décadas está en la transitada esquina de Moreno y Villegas.


El acuerdo con el municipio


Los artesanos coincidieron ayer que fue difícil la pelea con el municipio porque no quería la reapertura de la feria, pero finalmente se llegó al consenso y luego de una capacitación con medidas de prevención, se pudo habilitar.

Para los artesanos era una decisión contradictoria la del municipio que hace casi dos meses autorizó los comercios no esenciales, entre ellos regalerías, y no permitía la feria de la cual viven unas 70 familias.

Un artesano acomoda los anillos de su creación para la reapertura de la feria de artesanos de Bariloche. Foto: Alfredo Leiva

Al parecer la comuna no estaba convencida de habilitar un espacio que podría generar aglomeración de personas. Ahora el espacio en forma de “T” quedó amplio porque se redujo a un tercio la cantidad de artesanos que montaron sus puestos.

La municipalidad informó que la apertura de esta feria de artesanos se pudo realizar debido a que la ciudad está en fase 3 de la cuarentena. Para esto, técnicos del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) capacitaron a los artesanos con información minuciosa sobre los distintos protocolos y procesos a implementar para garantizar su seguridad y la de sus clientes.

La feria artesanal es un espacio que depende de la Subsecretaría de Cultura de la Municipalidad. El titular del área, Joaquín De Bento, valoró “la generosa iniciativa que tuvieron con sus compañeros de la globa de Ecosureños y otros artesanos a quienes, como las condiciones no les permitían a ellos abrir, les ofrecieron el espacio para compartirlo y hoy son muchos los que podrán ofrecer sus productos artesanales a la comunidad en condiciones de seguridad para todos”.

Alcohol y barbijos, los aliados de la feria de artesanos en esta nueva etapa. Foto: Alfredo Leiva

Por ahora, las dos globas de emprendedores, una ubicada en la calle Urquiza, detrás del Centro Cívico, y otra sobre San Martín, frente a la Intendencia del parque Nahuel Huapi, permanecen inhabilitadas.

“Queremos invitar a todas aquellas personas que quieran apoyar el arte local a acercarse, se van a encontrar con productos muy diversos y que recorren diferentes técnicas”, destacó el subsecretario.


Comentarios


Los artesanos volvieron a sus puestos de la feria