Los ataques de perros no paran en Bariloche

Las estadísticas oficiales indican que cientos de personas sufren mordeduras en las calles. A pesar de las intensas campañas para concientizar a los dueños, el problema no cesa. Un relevamiento que el Municipio hizo estimó que hay unos 48.000 animales.



En Zoonosis del Municipio estiman que unos 20.000 perros, con o sin dueño, andan en las calles de esta ciudad. Foto: archivo

La problemática de personas que sufren mordeduras de perros es un constante en Bariloche. Los datos oficiales indican que el año pasado en el hospital Ramón Carrillo atendieron 516 personas por ataques de perros.

La información oficial señala que hasta el 18 de mayo pasado se atendieron 154 pacientes por ataques de perros en la guardia del hospital local. Ese dato permite inferir que todos los días una persona es mordida por un perro en esta ciudad. Y se desconoce las cifras de aquellos que buscaron atención médica en alguno de los sanatorios.

El viernes, una mujer sufrió un feroz ataque de un perro en la calle Las Palmas. El caso tomó relevancia pública y puso en debate otra vez el problema de los perros sueltos.

El titular de Zoonosis del municipio, Javier Fibiger, estimó que “hay alrededor de 20 mil perros en las calles con o sin dueño”. Y opinó que el 80 por ciento aproximadamente de esos animales sueltos es por responsabilidad de los propietarios. “Pasa por una cuestión de educación”, afirmó Fibiger.

Desde la Dirección General de Información y Tecnología del municipio informaron que se hicieron dos estudios para tratar de estimar la cantidad de perros que hay en la ciudad. El municipio hizo en 2017 uno de esos relevamientos; el otro, la Universidad Nacional del Comahue, en 2018.

Dato

154
pacientes fueron atendidos hasta el 18 de mayo pasado en la guardia del hospital local.

El estudio del municipio determinó un número total de perros estimado para la ciudad de 47.789. Mientras que los datos que obtuvo el muestreo de la Universidad indicó una población de alrededor de 57.000 animales.

Fibiger explicó que en Zoonosis reciben con frecuencia denuncias por ataques de perros. Pero señaló que no todas las personas que padecieron esa situación formulan la denuncia porque el procedimiento administrativo demanda tiempo.

“Hay que detectar el animal, hacer el control antirrábico, proceder con la infracción al dueño del perro, se requiere el certificado médico del hospital y además la víctima tiene que hacer la denuncia policial”, sostuvo.

Aseguró que vivimos en una zona “que no está libre de rabia”.

Las sanciones

Fibiger dijo que las multas van desde 850 hasta 10 mil pesos para los dueños de los perros. “Nosotros hacemos la infracción, pero la sanción la impone el Tribunal de Faltas”, aclaró.

Dijo que desde el municipio trabaja desde hace unos 3 años con las campañas de castraciones para mantener controlada la población canina, pero “no se ve reflejado todo ese esfuerzo”.

Informó que en 2017 se hicieron 4.030 castraciones; en 2018, 3.976 y en lo que va de este año “llevamos aproximadamente 300 por mes”. Aclaró que a esas castraciones se deben sumar las que hacen con el quirófano móvil del programa de Nación, que en 2017 sumaron unas 2.200.

La sensación es que aún no alcanza a pesar del esfuerzo que se hace. Carteros, vendedores, repartidores, peatones son los que están más expuestos a los ataques de perros en las calles de esta ciudad.

Se trata de una problemática que viene desde hace muchos años. Y que a pesar de que hubo campañas para concientizar a los dueños para que cuiden a sus animales, para prevenir dolores de cabeza, siempre hay noticias que ponen el tema en la agenda pública.

Los perros sueltos es una de las preocupaciones permanentes en los barrios de Bariloche.

Cómo se hizo el estudio

El relevamiento que la municipalidad hizo en 2017 fue a partir de una muestra probabilística por conglomerados de 767 hogares.

Desde la Dirección General de Información y Tecnología del municipio explicaron que seleccionaron en forma aleatoria conglomerados (radios censales) respetando su proporcionalidad según nivel socioeconómico y sector espacial de la ciudad.

“En el estudio se pudo identificar que el 62,1% de los hogares tiene perro. Esta proporción es similar a lo registrado en grandes ciudades argentinas en un estudio realizado por la consultora Millward Brown Argentina (2011).

“Al evaluar la relación de cantidad de personas por perro, vemos que en nuestra ciudad hay 2,67 personas por perro”, señalaron en ese estudio, que el municipio efectuó hace dos años.

Un descuido que le costó 400.000 pesos

El dueño de un perro, de raza fila brasileño, que se escapó a la calle y atacó a una mujer que pasaba por la vereda tuvo que pagar unos 400.000 pesos por los daños y perjuicios que sufrió la víctima.

El juez de primera instancia Cristian Tau Anzoátegui admitió la demanda que interpuso la mujer atacada y condenó a finales de septiembre pasado a Matías Carzalo, María Jazmín Fernández Murgic y Allianz Argentina Compañía de Seguros SA a pagar concurrentemente 237.792 pesos. La suma se incrementó a 405.000 pesos con los intereses moratorios y los honorarios de los abogados que intervinieron en el proceso judicial.

El ataque ocurrió la tarde del 12 de febrero de 2012 cuando la mujer caminaba con su perra –cruza de salchicha enano de tres años de edad con collar y bretal– por una vereda de la calle España de esta ciudad, consignó el fallo.

La mujer dijo en la demanda que antes de llegar al casino Worest, un perro salió del patio de un domicilio, ubicado en la vereda de enfrente, porque el portón estaba abierto y se dirigió hacia donde ella estaba. Su perra salió corriendo. Pero el animal atacó a la mujer y la mordió en el antebrazo izquierdo, con tanta fuerza, que la arrojó al suelo.

Sostuvo que pidió auxilio a los gritos, mientras el perro la mordía en otras partes del cuerpo. Un policía que cumplía tareas de seguridad en el casino observó la dramática escena y salió a auxiliarla. El hombre comenzó a gritar y patear al perro, que soltó el cuádriceps de la mujer, pero le mordió el tobillo izquierdo y la arrastró por el piso.

El policía sacó su arma y le dio un tiro en el cuarto trasero al perro, que soltó a la mujer, que estuvo varios días sin trabajar y con tratamiento prolongado.


Comentarios


Los ataques de perros no paran en Bariloche