Los contratados políticos son tantos como los incorporados en Policía y Salud

La Legislatura rionegrina ya tiene más de 800 agentes.

VIEDMA (AV).- El número de designaciones de contratados en la Legislatura y de funcionarios en el Poder Ejecutivo sólo es comparable con las incorporaciones en la policía y en Salud.

Estos nombramientos vuelven a constituirse en análisis ante la reactualización de la escasez presupuestaria en Río Negro.

En realidad, el debate de fondo se corresponde con el fuerte incremento de la masa salarial y las proyecciones de los gastos en algunas áreas del Estado. Esa situación derivó en un alerta en Hacienda. Los próximos días serán decisivos en decisiones sobre las posibilidades y las erogaciones futuras para la provincia. Al mismo tiempo, la justicia está reclamando más recursos (ver página 11).

Además de la revisión presupuestaria, la evolución del personal ya arroja una realidad irrefutable: las inclusiones de «asesores» en la Legislatura y en el personal político del Ejecutivo sólo son superadas por los nombramientos de agentes para la Policía y para Salud.

Por caso, la Legislatura ya creció por encima de los 800 agentes, un 22% mayor al plantel que existía en noviembre de 2003. Por su parte la estructura política del Ejecutivo está en casi 330 funcionarios.

Esas incorporaciones en los primeros 16 meses de la nueva gestión suman 288 designaciones: 148 nombramientos en la Legislatura y 140 funcionarios en el Ejecutivo. En igual período, la policía incorporó 159 efectivos y en Salud ingresaron 154 profesionales.

Pero las designaciones en la Legislatura y funcionarios en el Ejecutivo sigue en plena suba. Una proyección permite advertir que si se mantiene esa tendencia la Legislatura -que conduce Mario De Rege- superará los 1.000 agentes antes de concluir su mandato, a fines de 2007. Para entonces, el gobernador Miguel Saiz superaría el medio millar de funcionarios.

Este análisis no incluye a los contratos de profesionales y técnicos, de los que la Legislatura tiene una veintena, mientras que el Ejecutivo sigue formalizando incorporaciones.

Según un repaso en el Boletín Oficial, sólo en marzo Saiz formalizó -por medio de decretos- 18 contratos.

Esas referencias exponen ciertamente que la actual gestión provincial recompone la estructura política tras la crisis nacional desatada a fines de 2001. Poco a poco, la gestión de Saiz rearmó y transparentó el esquema del poder del oficialismo. Y la Legislatura también hizo lo propio.

Asimismo, el Poder Judicial se liberó de ataduras y sumó personal -que bien ya ronda el 10% de los últimos años- pero tiene un buen argumento: el crecimiento de las estructuras

judiciales creadas en toda la provincia.

Mientras tanto, los docentes, la policía y el personal de salud mantienen alzas permanentes tras el fuerte reacomodamiento del segundo gobierno de Pablo Verani.

Por caso, la planta docente sufrió un golpe dramático con el arribo de Verani -bajo la gestión de Raúl Otero- con la eliminación de Ciclo Básico Unificado. Entonces, en el ciclo 1997 los cargos docentes oscilaron de 12.200 a 12.700. En el 2000 rotaron entre 13.000 y 14.000 «designaciones docentes» (siempre con horas cátedra), mientras que en marzo del 2003 se registraron 14.739 docentes.

Ahora volvieron los temores de los técnicos por el manejo en Educación. Ocurre que el plantel docente osciló el año pasado entre 15.000 y 16.000 cargos. En febrero último, la planta llegó a las 16.330 designaciones, lo que equivale a 1.600 cargos nuevos, es decir una suba de casi el 11% en su comparación con dos años atrás. No hay muchas razones ni resultados para ese crecimiento, dicen en el entorno del primer mandatario.

En cuanto al alza en el número de los efectivos policiales, se estabilizó. En los últimos años se concretó una fuerte suba, pasando de 3.200 hombres en 1996 a cerca de 4.250 a fines del 2003, lo que significa que en esos siete años, el plantel subió en más de 1.000 hombres, casi un tercio. El número actual ronda los 4.400 efectivos (casi un 4% superior) y al asumir la semana pasada, el flamante jefe, comisario Jorge Ucha reiteró un compromiso para incorporar nuevos agentes.

En salud, a mediados de 2003, los profesionales rondaban los 1.300 mientras que ya se aproximan a los 1.500 cargos, representando 200 designaciones, es decir más de un 15%.

Nota asociada: Subsecretario con subsidio La Legislatura tiene casi 150 personas más  

Nota asociada: Subsecretario con subsidio La Legislatura tiene casi 150 personas más  


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios