Los fitosanitarios y el uso de los elementos de protección

El correcto uso de los Equipos de Protección Personal (EPP), es la principal medida preventiva en la seguridad. No existen Fitosanitarios seguros, si no formas seguras de utilizarlos.



Por Horacio Alberto Pallao - Técnico Sup. en Seguridad e Higiene Laboral (INTA)

La Organización mundial de la salud define a los fitosanitarios como aquella sustancia o mezcla de sustancias destinadas a prevenir la acción de insectos (insecticidas), ácaros (acaricidas), moluscos (molusquicidas), roedores (rodenticidas), hongos (fungicidas), malas hierbas (herbicidas), bacterias (antibióticos y bactericidas) y otras formas de vida animal o vegetal.
En muchas ocasiones el uso de fitosanitarios en la producción agropecuaria es necesario por razones técnicas-productivas, económicas-comerciales y sociales.
Desde hace un tiempo atrás y con mayor intensidad en la actualidad los consumidores de productos agropecuarios y la sociedad en general, se encuentra preocupada y sensibilizada con respecto a la utilización de los diferentes productos fitosanitarios y su impacto respecto a factores ambientales, inocuidad de los alimentos, salud integral de las personas y riesgos laborales entre otros aspectos.
Por otro lado, los mercados del mundo establecen pautas claras sobre la producción de alimentos denominados “seguros o con seguridad”: esto implica seguridad para los consumidores, los trabajadores y, seguridad para el medio ambiente. Esta característica del mercado global ha colocado a los fitosanitarios en un papel preponderante a la hora de definir la calidad de un producto agroalimentario y el riesgo de una utilización responsable.
Este aborda la importancia que tiene el uso de los elementos de protección personal (EPP) como principal medida preventiva en la seguridad de los trabajadores que aplican fitosanitarios. Es importante saber que se denomina EPP a todo elemento o conjunto de elementos utilizados por el trabajador y que tiene como finalidad protegerlo de los peligros que amenacen su seguridad o su salud en el ambiente de trabajo.

“Es necesario recordar que no existen fitosanitarios seguros, sino formas seguras de utilizarlos”

Horacio Alberto Pallao - Técnico Sup. en Seguridad e Higiene Laboral (INTA)


El tipo de ropa de protección a utilizar cuando se aplica un fitosanitario es en función de la toxicidad del producto, su formulación y nivel de absorción, y duración de la exposición. Toda persona debe utilizar el EPP siempre que manipula un fitosanitario, en la carga y descarga, preparación del caldo, durante la aplicación y al ingresar a un campo recién aplicado.
Las máscaras son un claro ejemplo. Existen diferentes tipos de máscara y su uso es fundamental para evitar la inhalación de polvos, gases y vapores tóxicos, ya que protege al sistema respiratorio. Poseen filtros específicos, que deben sustituirse con regularidad debido a que su duración es limitada por saturación del material filtrante.
La higiene y seguridad permite mejorar las condiciones de trabajo, además de capacitar para el mismo e instruir para evitar las enfermedades y los accidentes laborales. Se debe ser conscientes que no existen fitosanitarios seguros, sino formas seguras de utilizarlos y que un mal uso de estos químicos puede atentar en primera instancia contra la integridad física de los trabajadores, los potenciales consumidores y el medio ambiente.
Es importante conocer que se debe realizar con los desechos de plásticos vacíos que genera la continua utilización de fitosanitarios en los sistemas agropecuarios.
A partir del programa nacional “Agrolimpio” de la Cámara de sanidad agropecuaria y fertilizantes (CASAFE), acompañado y ejecutado por la provincia de Río Negro, INTA, IDEVI, municipios y escuelas agropecuarias, se lleva adelante desde el año 2016 la campaña de recepción de envases de agroquímicos con la técnica del “Triple lavado”.
El objetivo de este programa es promover la devolución de los envases con dicha técnica y ademas perforado para evitar su reutilización y proceder con una adecuada disposición final. Se contribuye así a una solución ambiental no solo por sacar de circulación estos envases sino también por la transformación de éstos en elementos útiles aprobados solo para usos agrícolas (varillas, postes, protección para los cultivos contra roedores).
La cuarta campaña consecutiva de recepción de envases será a partir del 22 de Julio hasta el 02 de agosto del corriente año y el centro de acopio transitorio en el Valle Inferior será el INTA.

En números

$6.500
El costo mínimo de un Equipo de Protección Personal (EPP) para un aplicador de fitosanitarios.

Comentarios


Los fitosanitarios y el uso de los elementos de protección