Los zapatistas muestran su fuerza

Militantes de base zapatistas empezaron ayer a agruparse en pueblos del sureño estado mexicano de Chiapas, para despedir una marcha de jefes rebeldes que partirá hoy hacia la capital del país para promover los derechos indígenas. El "Subcomandante Marcos", saldrá por primera vez de su escondite selvático.



San Cristóbal de las Ca-sas , México (EFE).- La movilización zapatista sin precedentes que comenzará hoy en demanda del recono- cimiento de los derechos indígenas, permitirá al “subcomandante Marcos” medir la fuerza del EZLN frente al Gobierno de México.

El líder del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) encabezará la caravana acompañado de 23 comandantes de la guerrilla y arropado por simpatizantes mexicanos y extranjeros, y cientos de periodistas.

Por primera vez de forma oficial desde el levantamiento armado, el 1 de enero de 1994, “Marcos” abandonará la selva Lacandona para viajar a la capital mexicana, cumpliendo, en parte, una de las proclamas que lanzó el EZLN cuando estalló el conflicto, llegar al Distrito Federal “venciendo al Ejército”.

Siete años después de aquella amenaza, “Marcos” se dirige a la capital de México, desarmado y en son de paz, para exigir a los legisladores el reconocimiento constitucional de los derechos de los pueblos indígenas.

La marcha, sin precedentes en la historia de los movimientos armados en México, comienza en el momento de mayor tensión y distanciamiento entre el gobierno de Vicente Fox y los zapatistas, que en los últimos días se intercambiaron acusaciones y descalificaciones porque la Cruz Roja Internacional no acompañará a la caravana.

Para el escritor y analista Carlos Montemayor, la iniciativa zapatista dará un idea de las simpatías con las que cuenta la guerrilla en el país. “A Vicente Fox le gustan las estadísticas y a “Marcos” le gustan las marchas para medir sus fuerzas”, apuntó Montemayor, para quien está claro que el “sub” tiene las de ganar en este pulso con el gobierno.

El éxito de la movilización zapatista podría dar a la guerrilla la legitimidad necesaria para exigir a los legisladores y al gobierno el cumplimiento de sus demandas, mientras que un eventual fracaso de la convocatoria sería un golpe mortal para el EZLN.

De momento, el “sub” anunció que el apoyo recibido ha superado todas las expectativas, y parece que no teme que las campañas por la paz organizadas paralelamente, como la promovida por las dos principales empresas de televisión de México, “Televisa” y “TV Azteca”, resten protagonismo al ya denominado “zapatour”.

Los dos imperios de televisión han organizado un macroconcierto para el 3 de marzo y una campaña nacional para que los mexicanos firmen por la paz y depositen sus escritos en grandes almacenes, hipermercados y oficinas.

El gran “espectáculo” zapatista comenzará en la madrugada del sábado, cuando los comandantes entregarán “simbólicamente” sus armas a los indígenas de sus comunidades y partirán de cuatro poblados insurgentes -La Realidad, La Garrucha, Moisés Gandhi y Oventic- para reunirse en San Cristóbal de las Casas, escenario del levantamiento armado de 1994.

Un fuerte operativo de vigilancia

México (Reuters).- El gobierno del estado mexicano de Chiapas anunció ayer que destinará 1.600 agentes para un dispositivo que resguarde la seguridad de una marcha de jefes zapatistas que parte hoy hacia la ciudad de México para promover derechos indígenas.

Pablo Salazar, gobernador del empobrecido estado, dijo que movilizará elementos de la policía municipal, estatal y de tránsito, así como cuerpos de rescate y bomberos, mientras los rebeldes se desplacen por Chiapas.

En una conferencia de prensa, Salazar, gobernador del Chiapas por una coalición de partidos de izquierda y derecha, dijo que optó por establecer el dispositivo a raíz de que la Cruz Roja Internacional decidió no acompañar a los zapatistas en su caravana. “Preocupados por la negativa de la Cruz Roja a participar, el gobierno del estado decidió este operativo sin pretender sustituir al organismo internacional”, dijo Salazar.

El martes pasado, la Cruz Roja Internacional decidió no acompañar a los zapatistas durante su marcha, que pisará 12 estados del país durante 15 días. La decisión del organismo internacional desató tensión entre el EZLN y el gobierno del presidente Vicente Fox.

El gobierno liberará a otros 20 rebeldes

San Cristóbal de las Casas, México (EFE).- El fiscal de Justicia de Chiapas (sureste de México), Mariano Herrán, anunció ayer la liberación de 20 presos del EZLN, a menos de 24 horas de la marcha zapatista.

Herrán, ex responsable de la lucha contra el narcotráfico en México, explicó que los miembros del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) serán excarcelados hoy en pequeños grupos.

El anuncio de las nuevas liberaciones se produce a menos de dos días de que una delegación de 24 comandantes zapatistas emprenda una marcha que atravesará doce estados de México hasta llegar el 11 de marzo a la capital del país.

Con estas excarcelaciones ascenderá a 58 el número de prisioneros del EZLN puestos en libertad desde que Vicente Fox asumió la Presidencia de México, en diciembre pasado.

La liberación de los presos zapatistas, un centenar, es una de las tres condiciones impuestas por la guerrilla para reanudar el diálogo de paz con el Gobierno, congelado desde 1996.

Además, el EZLN exige la salida del Ejército de siete retenes de la zona de conflicto (ya se replegaron cuatro) y la aprobación de una Ley de Derechos y Cultura Indígena que Fox envió al Congreso para su análisis.

Pese al anuncio de Herrán, medio centenar de miembros de la Voz de Cerro Hueco de Chiapas, organización penitenciaria de apoyo al EZLN, se declaró en huelga de hambre ante “la falta de cumplimiento del gobierno por reanudar el diálogo”, afirmó un portavoz del grupo.

La huelga de hambre es en apoyo a la marcha y en protesta por la actitud de Fox, “que pretende con demagogias hacer creer al pueblo que existe un cambio democrático”, agregó.


Comentarios


Los zapatistas muestran su fuerza