Lucio Balduini vuelve a Roca para un concierto de lujo junto a Pipi Piazzolla

El guitarrista roquense, uno de los más destacados de la escena del jazz argentino, se presenta este martes en Casa de la Cultura con un cuarteto que completan Jesús Fernández y Andrés Fuhr para presentar para presentar sus discos.





Lucio Balduini, roquense del 79, partió, con 17 años rumbo a Buenos Aires, a mediados de los 90, para formarse como músico, algo que ya había comenzado en su ciudad de la mano de Andrés Fuhr. Becado por la Escuela de Buenos Aires, se desarrolló como guitarrista de jazz. Más de veinte años después de aquel viaje, es hoy uno de los más destacados músicos de la escena argentina de este tiempo.


Balduini, radicado desde entonces en Buenos Aires, siempre está volviendo a su Roca natal, pero quizás nunca lo haya hecho como esta vez porque, por primera vez, coincidirá con la visita de su viejo compañero y amigo, el baterista Daniel Pipi Piazzolla, con quien grabó dos de sus tres discos y con quien comparte desde hace años proyectos propios y ajenos, ensayos y escenarios.
El motivo de la coincidencia de ambos en la ciudad es que, por un lado, Lucio, como docente del IUPA, dará sus clases de guitarra y dirección de ensamble de manera presencial aprovechando la visita de Piazzolla, quien, en el marco de la Licenciatura en Música Popular y de la Cátedra libre Astor Piazzolla, dictará el seminario “La batería en el tango moderno”.


Por lo que, esta vez, Lucio y Pipi compartirán el escenario de Sala 2 de Casa de la Cultura de Roca, este martes, a las 20:30 (ver aparte). Claro que no estarán solos, ya que completarán el cuarteto Andrés Fuhr en contrabajo y el también roquense Jesús Fernández, otro viejo compañero de escena porteña de Balduini y Piazzolla, en piano.
El cuarteto dará un concierto en el cual, por primera vez, Balduini podrá presentar en su ciudad sus tres discos, pero sobre todo el segundo y el tercero de ellos. ¿Por qué? Porque por primera vez podrán reunirse los músicos originales de aquellas grabaciones. “Viento divino”, segundo trabajo del roquense editado en 2012, contó con las participaciones de Pipi en batería y de Jesús Fernández, quien por entonces vivía en Buenos Aires, en piano.

En 2018, Balduini ganó, junto a Esteban Sehinkman, Mariano Sívori y Pipi Piazzolla, el premio Gardel al Mejor disco de jazz por «El bosque brillante».


“El bosque brillante”, disco de 2017 con el que Balduini, en 2018, ganó el Premio Gardel al Mejor Disco de Jazz, fue grabado con Piazzolla en batería, Mariano Sívori en contrabajo y Esteban Sehinkman en lugar de Fernández, quien ya se había vuelto a Roca. Por todo esto, porque Lucio, Pipi y Jesús se reencuentran en Roca es la razón por la que la de este martes será una noche muy especial para el guitarrista.
Antes de viajar, Balduini habló con Río Negro sobre este concierto y sus nuevos discos por venir, uno de ellos nada menos que de versiones solo de guitarra acústica de canciones de Luis Alberto Spinetta.
“Vamos a presentar la música de mi último disco”, cuenta Lucio sobre el show del martes. También vamos a aprovechar para tocar músicas nuevas, y de mis músicas del segundo disco ‘Viento Divino’. Con Jesús y Pipi grabamos ese disco y es una gran oportunidad para tocarlo allá”.


Sobre la oportunidad de tocar con Piazzolla en Roca, Balduini recuerda que “con Pipi grabamos ‘El bosque brillante’ y va a ser una gran oportunidad también para presentarlo en Roca, ya que nunca lo hice. Al mismo tiempo va a ser una oportunidad para juntarlos a todos ellos sobre el escenario que son como familia para mí”.
Cuando Lucio dice a todos ellos, también incluye a Andrés Fuhr, quien, si bien no participó en ninguna de sus grabaciones, es una persona muy importante en su vida musical: “Andrés fue mi primer profe de guitarra y toco con él desde siempre, pero nunca pudimos coincidir en una grabación. Él ha tocado esta música en otros contextos, con otras formaciones, pero nunca con el grupo original por así decirlo. Es una oportunidad linda tenerlo tocando con nosotros”.
Respecto de uno de sus discos próximos a editar, junto a sus actuales compañeros Pipi Piazzolla y el contrabajista Mariano Sívori, se trata de composiciones que ya están y que Balduini planea grabar a comienzos del próximo año. Que las composiciones (casi) estén listas con tanta anticipación es algo muy poco habitual en Balduini y solo puede explicarse con dos palabras: pandemia y cuarentena.

La formación más reciente de Lucio Balduini, con Esteban Sehinkman en piano, Mariano Sívori en contrabajo y Pipi Piazzolla en batería.


“Este disco ya está listo, es la primera vez que me pasa que antes de hacer siquiera el primer ensayo ya tenga toda la música que vamos a grabar. La pandemia tuvo todo que ver para que eso suceda. A diferencia de nuestra forma habitual de trabajar que es tocar mucho en vivo y de esa manera ir encontrando las músicas nuevas, las pruebas de sonido, ensayos aislados… de ahí deviene un repertorio que en algún momento vemos que es un disco. En este caso, como la pandemia no nos permitió tocar, tuve la oportunidad de sentarme, vivenciarlo y desarrollarlo, grabar las maquetas, algo que generalmente no hago, pero que en este caso hice por esa necesidad de escuchar la música sonando. Grababa las guitarras, se lo mandaba a Pipi y me devolvía con las grabaciones de batería. Lo mismo con Mariano y el contrabajo. De esa forma fuimos escuchando las músicas, teniendo las maquetas definidas. Más allá de todas las dificultades que nos generó la pandemia, me permitió meterme con mayor profundidad en lo que estaba componiendo”.


A diferencia de “El bosque brillante, que fue grabado con un cuarteto que completó Esteban Sehinkman en piano, este nuevo disco será en formato trio, sin pianos ni sintetizadores. “Hay más síntesis, está más volcado a la canción, me parece, con formas más simples”, explica Balduini.
Una de las características más evidentes de su música es la presencia de Luis Alberto Spinetta. “Siempre está presente porque es una de las influencias más importante”, reconoce. “Siempre estoy tocando su música de alguna manera. Su música siempre está presente en mí y es evidente que se expresa a través de mi propia música”.
Esa influencia tendrá finalmente forma de disco ya que Balduini editará en los próximos días “Por venir”, un trabajo con ochos canciones de Spinetta tocadas solo con una guitarra acústica grabado a comienzos de este año. “Es un disco mucho más íntimo, más crudo, con una sola guitarra sin sobregrabaciones, sin ediciones, grabados solo con un micrófono”, adelanta.
Acerca del origen de este disco, Balduini revela que lo tenía dando vueltas en su cabeza desde hacía mucho tiempo y que justo antes de que se declarara la pandemia logró visualizarlo, que ya tenía una cantidad de temas arreglados y trabajados como para hacer ese disco.


“Para ir”, el disco de Balduini que toma su nombre de una canción de “Almendra II”, incluye versiones de “Hiedra al sol”, “Jabalíes y Conejines”, “Ekathe”, “Pequeño ángel”, “Por”, y el propio “Para ir”.
Sobre cómo estas canciones y no otras llegaron al disco, Balduini habla de intuición en el sentido de cuáles son los temas que quería tocar en la guitarra y con cuáles él quería vivir esta experiencia. “Cuando uno hace el trabajo de interpretar, también hace el trabajo de comprender cómo esa canción es. Si esa canción tiene muchas versiones ir a buscarlas y ver su raiz. A partir de ahí empiezo a vivir en esa canción, tocarla cada vez más hasta llegar a un punto en el que uno siente que ya encontró el punto de interpretación de esa canción. Decisiones que le hacen bien a la canción. Hay todo un proceso de adaptación para llegar a una conclusión musical que está en sintonía con la versión original. Pero el punto de partida es intuitivo respecto de qué canciones pueden atravesar todo este proceso”.


El disco con la música de Spinetta fue posible, asume Balduini, gracias a “dos milagros”. Uno de ellos tiene nombre y apellido y es el de Ernesto Snajer, el virtuoso guitarrista y productor que colaboró con Balduini en este proyecto. “Grabar solo parece algo simple, pero es muy complejo en realidad. Sacar un buen sonido a un instrumento acústico, lograr cierta intimidad no es fácil. Tuve la suerte de contar con Ernesto Snajer, quien me ayudó a darle forma, lo grabé en su estudio durante un mes de a dos temas por día, a veces uno solo. Fue espectacular contar con él y en ese ámbito”.
El otro milagro en torno a este disco también tiene nombre, pero no se trató de un músico, sino de un instrumento: una guitarra acústica Martin de 1936. Según el propio Balduini, la guitarra de sus sueños. “Es un instrumento que me permite riqueza rítmica, su entonación, su reverberación… es indescriptible (risas)”.

Lo que hay que sabe del concierto del martes

Lucio Balduini presenta “El bosque brillante” con la participación especial de Pipi Piazzolla en batería, Andres Fuhr en contrabajo y Jesús Fernandez en piano. Este martes, a las 20:30, en Sala 2 de Casa de la Cultura, de Roca.
Entradas: $600 anticipadas y para socios de Casa de la Cultura y $700 en puerta.
Puntos de venta: Midi Music (San Juan 1881), Decibelza (Mitre 343) y Casa de la Cultura(9 de Julio 1043).


Temas

Música

Comentarios


Seguí Leyendo

Lucio Balduini vuelve a Roca para un concierto de lujo junto a Pipi Piazzolla