Luis Scola: "La NBA no me vuelve loco"




CORDOBA (Por Cristian Helou).- Es el nene del equipo. Rubén Magnano le guardó un lugar cuando todavía era juvenil, lo llevó a Indianápolis y hoy es, sin dudas, un número puesto en cualquier cita importante de la selección Argentina de básquet. Se trata de Luis Scola, el pivote del TAU Cerámica, con claro destino de NBA.

Hace tiempo se habla de un traspaso a San Antonio Spurs, para que sea compañero de "Manu" Ginóbili y, de hecho, hace un par de semanas se comentó que su incorporación al elenco de Gregg Popovich era inminente. No fue así, arreglaron Carlos Delfino con Detroit y el "Chapu" Nocioni con Chicago, pero "Luisito" lo dejó para más adelante.

¿Te quedaste con las ganas de ir a la NBA?

- No, la verdad que no. Estoy muy bien en mi club (TAU Cerámica), que juega una gran liga (ACB de España) y no me vuelvo loco. Se que hubo posibilidades, pero siempre me lo tomé con calma.

Pero es un objetivo a futuro.

- Si, por supuesto. Me importa y más ahora con todos los chicos que se fueron, pero en este momento no me convenía y estoy muy cómodo en el TAU.

¿Se venía el cuarteto y hasta el quinteto si arreglaba Oberto (casi firma con Sacramento)?

- Es verdad, pero hay que pensar en lo que le conviene a cada uno y para mí, en este momento, era mucho mejor quedarme en España, donde todavía tengo cuatro años de contrato.

"Luisito" es uno de los que más duerme en el plantel argentino. Cas siempre llega último a la merienda y además, nada de zapatillas extravagantes para tomar el café. Las pantuflas Adidas son un clásico y el pelo apenas acomodado con las manos, también. Así habló con Río Negro y también se refirió a la selección.

¿En que etapa de preparación están?

- Estamos muy tranquilos, nos tomamos estos partidos como lo que son, amistosos que sirven para ajustar detalles en la preparación hacia los Juegos Olímpicos.

¿Crees que está bien encarar las competencias con equipos completamente distintos?

Sí, totalmente. No es la primera vez que Rubén (Magnano) lo hace y los resultados están a la vista. Es una buena chance para preparar a los jugadores para las selecciones que se vienen.

¿Les alcanza con estos partidos previos para llegar de la mejor forma a Atenas?

Sí, son diez amistosos y con muy buenas medidas. Es una cantidad interesante y adem·s la mayoría venimos con ritmo de competencia.

¿También es clave que el plantel mundialista se conoce desde hace mucho tiempo?

Puede ser, pero a veces eso es relativo. Hay muchas selecciones que siempre llegan con los mismos nombres y después no rinden.

Notas asociadas: Se recuperó ante España Doble calentura de Magnano  

Notas asociadas: Se recuperó ante España Doble calentura de Magnano  


Comentarios


Luis Scola: "La NBA no me vuelve loco"