Macarena Montovi: música para despertar

La cantante y compositora valletana publicó “Despierta”, su esperado disco debut, grabado a fines de 2019. En esta nota, habla de lo que fue y de lo que vendrá.

Una voz, una guitarrista, una poetisa, la dulzura y la fuerza en melodías. Es un placer siempre escuchar a Macarena Montovi y su disco “Despierta” que, desde el el viernes pasado, está disponible en todas las plataformas streaming.
Un poco de historia: con más de una docena de composiciones listas, Macarena decidió llevarlas al estudio para dar a luz a su primer disco. En los últimos días del 2019 comenzó la grabación en estudios Sonorámica, de la Traslasierra cordobesa. Junto a ella, viajó una delegación de músicos regionales, quienes participaron de la grabación. Ellos fueron Rafo Grin en guitarra, Marcos Archetti en bajo, Pablo Venegas en percusión, y Daniela Amondaraín en coros, todos ellos músicos de gran trayectoria. El disco, en el que también hay una participación especial de Mariano Tiki Cantero, (Aca Seca Trío).


Su primer adelanto, “La Marea”, cuenta con un videoclip que fue lanzado en marzo de 2020 y homenajea la lucha por los derechos de las Mujeres. Era el comienzo de una serie de acciones, que culminarían con la presentación oficial del disco, pero la pandemia lo cambió absolutamente todo. Tras reacomodar los planes, el álbum, con nueve canciones, vio la luz hace unos días.
En dialogo con RÍO NEGRO, Macarena habló del disco,, de cómo todo cambió a partir de la pandemia y qué sigue de ahora en más.

P: ¿Cuánto tiempo demandó el proceso de grabación de “Despierta”?
R: El disco “Despierta” comenzó a grabarse en el Estudio Sonorámica el 26 de diciembre de 2019 y ocupamos cuatro extensas jornadas en registrar la mayoría de la instrumentación de cada canción. Fue un desafío enorme y el vértigo de producir música de esa manera tuvo sus grandes aprendizajes, incluso de aquellas cosas que salieron distintas a las esperadas. Cuando comenzamos a trabajar en la mezcla nos fuimos reformulando ideas en algunas canciones, e incluso decidí volver a grabar la voz principal de una canción, ya que el cansancio era notorio y mi interpretación no me convenció. La grabé en el Estudio Quintuco con Lautaro Labrín. Así también surgió la idea de invitarlo a Mariano Tiki Cantero (La Plata) a grabar la batería y percusión de “Lloro como una baguala”, a Juan Sardí (Mar del Plata) en el charango para el mismo tema, y a Emiliano Navazo (La Plata) en algunos arreglos percusivos en “Malos deseos” y “La sal”. Las intervenciones de estos grandes músicos se dieron durante el aislamiento, por lo que trabajamos a distancia y cada uno grabó en su ciudad. Todo el proceso de grabación del disco fue apasionante también en este aspecto: debimos ser pacientes y adaptarnos a lo que las circunstancias nos iban presentando, pero al mismo tiempo perseverantes en la búsqueda de lo que realmente queríamos plasmar en cada música. Puede decirse al final que la grabación de “Despierta” se extendió a lo largo del 2020.

Postales de Sonorámica. Macarena Montovi, durante la grabación del disco en diciembre de 2019.

P: ¿Estás conforme con el resultado? Supongo que te sentís identificada con el contenido
R: Por supuesto, cada letra me identifica y mi sentir sigue vigente en tanto la lucha feminista y la exigencia de justicia son pilares que me sostienen día a día. Pero no sólo eso: el resultado superó, finalmente, mis expectativas. Cuando me planteé la idea de grabar el disco, desconocía muchas cosas que fui aprendiendo durante el proceso que se inició con la mezcla de los temas y la escucha muy detallada de cada música. La ventaja de haberle dedicado tanto tiempo a la posproducción y trabajar en ella con profesionales como Marcos Archetti (producción musical) y Sebastián Ruiz (Ingeniería de audio) es que hoy siento que sacamos lo mejor de lo que fue plasmado.

P: ¿Qué tal la fusión con músicos nuevos de diferentes latitudes?
R: Siempre es enriquecedor compartir con otros. Poder hacer música con personas que admiro y con quienes no es usual compartir por la distancia, es muy desafiante y un placer enorme. Creo que cada experiencia que una vive de manera consciente enriquece cada paso y en este caso lo que sumó fue muy importante tanto en el proceso de creación y composición como en la forma en que encaré la producción de este segundo disco. Incluso tuvo mucho que ver con mi planteo experimental acerca de la forma en que está siendo grabado, ya que también lo estamos registrando en el estudio Sonorámica pero en varias etapas, y comencé grabando las guitarras, el cuatro, el bajo y las voces de las canciones, e iremos instrumentando cada música a lo largo del año, dándonos permiso a jugar con diferentes sonoridades hasta que cada canción consiga decir todo lo que tenga para expresar, lírica y musicalmente.

P: Al disco lo grabaron hace poco más de un año, ¿Cómo lo escuchas hoy?
R: Si bien fue grabado meses antes, trabajé mucho sobre este disco durante el aislamiento, y al tiempo fue aprendiendo más sobre mezcla y posproducción directamente sobre sus músicas, por lo que no siento del todo que sea anterior o separado de este tiempo tan particular que nos tocó vivir. Creo que, como todo, terminó siendo lo que debía ser y aunque tardó más de un año desde el inicio de las grabaciones hasta que finalmente lo lanzamos, en retrospectiva puedo vivirlo hoy como un proceso que se inició con la grabación del primer acorde, pero que atravesó toda la cuarentena y ésta impactó también en su resultado.

P: ¿Cómo viene el segundo disco?
R: La mayor parte de las canciones del segundo disco nacieron durante el aislamiento y esto tiene todo que ver tanto con las letras como con lo compositivo. La introspección ineludible, lo vincular en estas circunstancias tan extremas y al mismo tiempo la imposibilidad de compartir en presencia con otros músicos marcó la creación y elección de las músicas del segundo disco. Mientras en “Despierta” hay una expresión y un sentir más unido con lo colectivo, en este otro disco me permito ahondar en mí de una manera más íntima, aunque no menos profunda. Además, la cuarentena fue para mí un proceso de plena dedicación al estudio, la práctica y exploración con diversos instrumentos. Esto me llevó incluso a probar ritmos distintos, con ciertos guiños más modernos e incluso más desafiantes respecto de mi propia ejecución con la guitarra, por ejemplo. También la pandemia terminó de afianzar en mí el nuevo rumbo de mi vida laboral. Poco antes de grabar “Despierta” había decidido dedicarme a la música de lleno en todos los aspectos, incluso desde la gestión cultural. La fragilidad a la que nos expuso esta experiencia mundial me cambió muchísimo y reafirmé lo imprescindible y expansivo que es, a cada paso, hacer lo que a una realmente le moviliza el alma.

P: Me habías contado de un libro ¿Cómo viene eso?
R: El libro, que es una compilación de poesía que incluye creaciones anteriores y muchas escritas durante la cuarentena, también será editado en los próximos meses, un poco después de lo que me planteé en un principio. Soy muy inquieta y suelo hacer varias cosas al mismo tiempo, pero esto requiere de mí cierto ejercicio de paciencia y adaptación a las posibilidades que se presentan. En este momento se están concretando tantos proyectos importantes al mismo tiempo que tengo que ordenarme para vivir cada uno con el disfrute y la conciencia que se merecen.


Temas

Música
Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora