El PT bajó a Lula y formalizó a Haddad como su candidato en Brasil

A pesar de los muchos intentos en la Justicia, reconoció finalmente que el expresidente no podrá estar en la boleta para las elecciones del 7 de octubre. Lula cumple una condena de 12 años de prisión por corrupción y venía encabezando las encuestas en el último año. Pero la Corte electoral vetó su candidatura.

12 sep 2018 - 00:00

El Partido de los Trabajadores de Brasil reemplazó al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva como su candidato para las elecciones presidenciales del 7 de octubre.

Después de una reunión con representantes del PT en la ciudad sureña de Curitiba –donde Lula está preso– funcionarios del partido dijeron en Twitter que el ex alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, es el nuevo candidato. Su compañero de fórmula será Manuela D’Avila, del Partido Comunista de Brasil.

“Fernando Haddad y Manuela D’Avila están listos para luchar por la democracia. ¿Y tú?”, escribió el congresista y vicepresidente del Partido de los Trabajadores, Paulo Teixeira.

Se esperaba una conferencia de prensa y un anuncio formal más tarde. Aunque esperado desde hacía tiempo, el anuncio fue un reconocimiento de que el partido no logró que Lula estuviera en la boleta electoral a pesar de los numerosos intentos en los tribunales.

El PT trató de aprovechar la decisión de un comité de derechos humanos nombrado por la ONU que dijo que se debería permitir que Lula se postule. Y en los últimos meses, varias figuras internacionales, como el ex candidato presidencial estadounidense, Bernie Sanders, dijeron que el caso contra Lula era cuestionable y que debería permitírsele estar en la boleta electoral.

El ex presidente está cumpliendo una condena de 12 años por intercambiar favores con la empresa constructora Grupo OAS a cambio de un departamento frente a una playa. Lula niega haber actuado mal y argumenta que el caso en su contra buscaba impedir que buscara la presidencia.

El hombre que dirigió Brasil de 2003 a 2010 ha encabezado las encuestas por más de un año, pero el máximo tribunal electoral del país vetó su candidatura.

Las encuestas recientes muestran a Haddad muy atrás, pero el PT espera que ahora se levante con el respaldo de Lula. “A Haddad le espera una tarea inmensa, es correr un sprint cuesta arriba. A Haddad se lo conoce muy poco fuera de lo que es el sudeste. Naturalmente el problema de Haddad ahora es quitarle votos a Ciro Gomes, que se viene consolidando como candidato de izquierda en el nordeste, que es el tercer colegio electoral del país”, dijo el analista Matías Spektor, profesor de la Fundación Getúlio Vargas (FGV).

El Tribunal Superior Electoral (TSE) invalidó el 1º de septiembre la candidatura de Lula, de 72 años, a causa de su situación judicial, y emplazó al PT a designarle un reemplazante antes de ayer a las 19 locales, a riesgo de quedar excluido de los comicios.

Las encuestas recientes muestran a Haddad muy atrás, pero el PT espera que su candidatura ahora se levante con el respaldo de Lula.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.