El PT se aferra a Lula a pesar de que invalidaron su candidatura

A 36 días de las presidenciales, el exmandatario brasileño se enfrenta a unos plazos estrictos para nombrar un sustituto, mientras su agrupación insiste en que recurrirá la sentencia. A pesar de encabezar las encuestas, no podrá presentarse como candidato.

03 sep 2018 - 00:00

El Partido de los Trabajadores (PT) se aferra a la figura de su líder histórico, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, al presentarlo como figura central de su campaña televisiva a pesar que la justicia electoral brasileña invalidara su candidatura.

Tras una maratónica sesión que terminó la madrugada del sábado, el Tribunal Superior Electoral rechazó la candidatura de Lula, que cumple una condena de más de 12 años de prisión por corrupción y lavado de dinero.

Los jueces del TSE adoptaron esa decisión por mayoría, pocas horas antes del inicio de la campaña por televisión, que puede ser determinante para aclarar el panorama de la elección más incierta de las últimas décadas.

El TSE dio plazo al PT hasta el 12 de septiembre para encontrarle un reemplazante al líder, prohibió realizar actos de campaña por Lula y ordenó retirar su nombre de urnas electrónicas.

Pero con imágenes de entrevista grabadas y de su presencia en actos de la agrupación, el PT insistió en el video de campaña transmitido el sábado en que “entrará con todos los recursos para garantizar el derecho de Lula a ser candidato” a las elecciones del 7 de octubre.

“Vamos a mantener una posición política, moral en torno al liderazgo de Lula y al deseo de más del 50% de los brasileños”, declaró Fernando Haddad, su compañero de fórmula.

Los nuevos escenarios
En caso de que el vice de Lula, Fernando Haddad, de 55 años, sea designado candidato, su compañera de fórmula será Manuela D’Avila, del Partido Comunista do Brasil (PCdoB), según un acuerdo previo entre ambos partidos.
Por su parte, el resto de los candidatos ven ahora un panorama más claro e intentarán ganar terreno.
Lula, de 72 años, es favorito en las encuestas.
En el último sondeo de Datafolha amasa 39% de las intenciones de voto, 20 puntos más que el ultraderechista Jair Bolsonaro, su más inmediato seguidor. El estudio indica, además, que Lula derrotaría a cualquier adversario en una segunda vuelta.
En su ausencia, Bolsonaro iría a un segundo turno con la ecologista Marina Silva, una exministra de Lula.
Silva sostuvo que “a partir de la decisión del TSE, el proceso electoral podrá seguir por sus cauces legales”.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.