Creció un 35% la demanda de ayuda social en Bariloche

El municipio recibe a diario pedidos ante la creciente crisis. Los programas sociales propios tienen un universo de 1.700 familias y hay un acotado stock extra de módulos alimentarios.

La aceleración de la crisis provocada por la devaluación del peso y otras decisiones del gobierno nacional ya se hace sentir en la primera línea de contención social del municipio de Bariloche, donde se multiplicó la demanda de módulos alimentarios y ayuda de emergencia.

El secretario de Capital Humano y Acción Social, Fabián Zúñiga, (asumido hace 12 días) dijo que la capacidad de cubrir esa necesidad es muy limitada porque se encontraron con “un municipio que no tiene plata”.

Reconoció que la demanda “sube sin pausa” porque hay menos dinero en la calle y los sueldos, jubilaciones y planes no alcanzan a cubrir lo básico. Aseguró que Bariloche siempre vive situaciones de mayor necesidad en los días previos a la temporada de verano “porque se agota el repunte económico del invierno”, pero esta vez es peor por la inflación.

Zúñiga señaló que la demanda de personas sin recursos que buscan ayuda en el municipio “creció entre un 30 y un 35%” en los últimos días y repercute en los Centros de Desarrollo Infantil y los Centros de Articulación Territorial.

Los programas sociales del municipio tienen un universo de beneficiarios bastante estable. Son alrededor de 1.700 personas que recibe dinero regularmente para compras de alimentos en una cuenta del banco Credicoop y la administran mediante una tarjeta de débito. Hasta ahora ese monto variaba según los casos entre 10 mil y 20 mil pesos.

Zúñiga dijo que ampliar ese monto no es posible por ahora “por falta de presupuesto”. Tampoco hay un mecanismo automático para integrar empadronados al programa, ya que “debe mediar un informe de asistente social”.

Pero para los casos más críticos el funcionario reconoció que tienen un pequeño stock de alimentos, y que la última compra se realizó la semana pasada, aunque está lejos de cubrir la demanda. Señaló que hay también bolsas navideñas que se distribuyen a las personas bajo programa y que ya estaban previstas, pero no se pueden ampliar.

A la gente le decimos la verdad: que no hay. No queremos crearles expectativas falsas. La situación económica del municipio es más grave de lo que creíamos”, afirmó.

Dijo que hoy no alcanza ninguna asistencia económica y que cualquier presupuesto resulta poco, “por el mayor costo de vida”. Zúñiga sostuvo también que otra de las motivaciones de la gente que se acerca al municipio es “el temor de perder los planes”.

Indicó que las herramientas de contención oficiales “ya están estipulados así” y es necesario “tiempo” para resolver si se modifican o no.


Críticas, preocupación y el funcionario que se tomó vacaciones


Justamente, en el Concejo Municipal surgieron críticas en los últimos días hacia el intendente Walter Cortés porque envió un proyecto de presupuesto 2024 con muchas falencias, que ya se comprometió a corregir.

El concejal de JSRN Juan Pablo Ferrari (quien integró el gobierno anterior justamente en el rol que hoy ocupa Zúñiga) dijo que “el contexto es muy difícil” y que propondrá que el Concejo se declare “en alerta” mientras dure la situación de emergencia, para evaluar medidas paliativas, convocar a comisiones y sesionar, de hacer falta, sin respetar los plazos de rigor.

Además de la demanda de alimentos y otra ayuda social, Ferrari dijo que también podría generarse una situación compleja dentro de pocos días con el transporte público, si el gobierno cumple en retirar los subsidios.

Lo preocupante es que cada medida que se toma es en contra de los que menos tienen -argumentó-. Estamos recién asumidos y el pueblo nos puso en este lugar para trabajar, no para irnos de vacaciones”.

Entre los concejales opositores no cayó bien que el Jefe de Gabinete, Héctor Leguizamón Pondal, se haya tomado diez días de licencia, a partir de hoy, cuando lleva menos de dos semanas en el cargo.

Aunque no está previsto eliminar el receso de enero, Ferrari opinó que el Concejo debería coordinarse para asegurar quorum a fin de sesionar, en caso de que haga falta.

“Hace falta presencia continua. Yo estuve en el Ejecutivo y sé que en estos casos se necesitan respuestas rápidas”, dijo Ferrari.

En principio, está previsto que el próximo miércoles se realicen las audiencias públicas del presupuesto y de las ordenanzas fiscal y tarifaria. El 2 de enero tendría lugar la reunión de comisión de donde saldría el dictamen, con la sesión para la eventual aprobación de los proyectos antes del 15 de enero.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora