Tierra arrasada: era un pujante aserradero de Roca, se llevaron hasta los techos y ahora volvieron a ocuparlo

Nuevo capítulo en la historia del predio que años atrás albergó al Aserradero Zinelli. El desalojo ordenado por la Justicia nunca se concretó.

Una sentencia firme del Superior Tribunal de Justicia, emitida hace cuatro años, ordenando el desalojo. Ausencia de habilitación municipal. Baja desde el Registro de Cooperativas, por falta de documentación mínima respaldatoria. Y desde hace un mes, la denuncia de los dueños del inmueble sobre la progresiva desaparición de bienes. Las advertencias fueron numerosas, pero ninguna alcanzó para evitar el peor final: el predio que alguna vez albergó al pujante Aserradero Zinelli, en Roca, se convirtió definitivamente en tierra arrasada, sin máquinas, sin instalaciones eléctricas y hasta sin techos. 

Como si fuera poco con la imagen desoladora del espacio, ubicado en calle Alsina al 2.900, sobre el acceso oeste a la ciudad, la CTA Autónoma montó esta semana una nueva ocupación, denunciando un supuesto “ataque violento de patotas” contra la Cooperativa 1 de Mayo. 

“Las oficinas administrativas de la Cooperativa 1° de mayo de General Roca amanecieron con cambios de cerradura y puertas rotas y la presencia de agentes de la Policía de Río Negro junto a otros de seguridad privada”, aseguraron desde la central, que asiste al grupo denunciado por usurpación. 

La CTA sostiene que el supuesto ataque “ocurre en pleno proceso de acuerdo judicial con el dueño de la empresa», una negociación de la que también participan el municipio roquense y el Gobierno de la Provincia. 

Hay que recordar que el proceso de diálogo comenzó hace casi dos años, cuando se ratificó la orden de desalojo por parte de la Justicia provincial, pero desde el Poder Ejecutivo se informó que no se contaba con los medios suficientes para llevar adelante un procedimiento. 

Surgió allí la posibilidad de un traslado a otro predio, pero ese camino también quedó empantanado por las exigencias que tenían los miembros de la cooperativa. La CTA recordó que el último fallo de la jueza Agustina Nafa, del 15 de febrero de 2024, había ratificado que, sin cumplimiento del acuerdo de traslado, no podría haber desalojo. 

Desde el sector privado, afectado por no poder hacer uso del inmueble desde hace años, cuentan una versión diferente de la historia. 

“Desde hace un mes venimos denunciando ante la Justicia el robo, el desguace del aserradero”, advirtió uno de los afectados. 

“Hoy, a simple vista, pasando por frente al aserradero, calle Alsina, se observa que se han llevado todas las máquinas, desmontado las chapas de los techos, etcétera”, agregó. 

Por eso se preguntó cuál es el verdadero interés detrás del conflicto y de la nueva ocupación del predio, ya que «no hay más fuente de trabajo ni gente trabajando”. 


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora