Nacieron octillizos y el último fue de sorpresa

Es el segundo caso de octillizos nacidos vivos en EE.UU. y el tercero del que se tenga registro en el mundo. Médicos no informaron si la madre hizo tratamiento de fertilización.



#

Según informaron los profesionales de Bellflower, los bebés están estables y pesan entre 680 gramos y 1,47 kilos.

LOS ANGELES, EE.UU. (Télam, AP, DPA).- Una mujer dio a luz a ocho bebés en el sur del estado de California en un parto por cesárea que duró cinco minutos y que fue asistido por un equipo de 46 profesionales que estaban preparados para recibir sólo a siete de los chicos.

La madre, que no quiso ser identificada, tuvo seis varones y dos nenas en el Centro Médico Kaiser Permanente de Bellflower, cerca de Los Angeles y los bebés pesaron entre 680 gramos y 1,47 kilos. Harold Henry, médico del hospital de Bellflower, aseguró que “todos los bebés están bien, igual que su madre”. El primer bebé fue un niño que nació a las 10:43 del lunes (hora local) y luego se sucedieron uno tras otro, en un lapso de cinco minutos.

La sorpresa de los 46 médicos y asistentes fue cuando en vez de siete bebés descubrieron en el parto que había un octavo. “Mis ojos estaban abiertos, del tamaño de un plato”, dijo la ginecóloga Karen Maples al diario Los Angeles Times, cuando describió su reacción ante el bebé sorpresivo. “Ahí cuando seguimos adelante y atendimos a todos los bebés”.

Los octillizos están en una condición estable de salud y probablemente permanecerán en el hospital al menos dos meses, pero la madre podría ser dada de alta en una semana. Dos de los recién nacidos requirieron inicialmente respiradores mecánicos, pero les fueron retirados a las pocas horas.

Los médicos tuvieron tiempo suficiente para prepararse para el parto, debido a que la madre estuvo bajo su cuidado desde la semana 23 del embarazo. La mujer padecía fuerte dolores de espalda y pasó los últimos días en la cama hasta la cesárea prevista en la semana 30. A la hora de llegar al parto, los bebés pesaban juntos en la panza de la mamá unos 11 kilos. A partir de las ecografías, los médicos partían de la existencia de siete bebés, pero Henry aclaró que “es muy fácil no ver a uno cuando ya hay siete”.

Los médicos se rehusaron a informar si la madre se sometió a un tratamiento hormonal o de fertilización asistida, para quedar embarazada. El especialista Mandhir Gupta destacó que “el primer bebé salió, gritó y pataleó de inmediato, lo que fue una muy buena señal que hizo que desaparecieran las mayores preocupaciones”. Añadió que la primera semana es “el tiempo más crítico” para los bebés, pero dijo que sus señales de vida, su presión sanguínea y su pulso son actualmente “muy buenos”. Los niños permanecen en incubadoras y con asistencia médica permanente.

En 1998, una mujer tuvo en Texas por primera vez octillizos en Estados Unidos, de los cuales hoy viven siete.

El primer nacimiento de octillizos vivos del que se tenga registro en el mundo se produjo en marzo de 1967 en Ciudad de México, pero a las 14 horas todos murieron.


Comentarios


Nacieron octillizos y el último fue de sorpresa