Neuquén necesita obras por casi 112 millones para mejorar sistema de drenaje

Este monto es independiente de los 34 millones que demandará el plan de recuperación de la red vial, previsto en un plazo de 90 días.



#

Foto Leo Petricio (Agencia Neuquén)

TEMPORAL

El intendente de Neuquén Horacio Quiroga aseguró que la ciudad necesita obras por casi 112 millones de pesos para completar el plan maestro pluvioaluvional que permitirá mejorar el sistema de drenaje y escurrimiento.

“Estos 112 millones de pesos son independientes de los 34 millones que nos demandará el plan de recuperación de la red vial que pusimos en marcha el día miércoles”, dijo Quiroga, señalando que “se está trabajando en conjunto con el gobierno provincial en la búsqueda del financiamiento”.

El jefe comunal aclaró que “la ejecución de estas obras, aún si estaban todas realizadas, no iba a impedir que la ciudad se inundara pero sí permitirían que se desagotara más rápido”.

Los proyectos para los que se busca financiación incluye la ejecución de la cuenca pluvioaluvional en el asentamiento 7 de Mayo ($8,3 millones), defensas y azudes en Cuenca XIV Este ($3,5 millones), obras de tratamiento pluvioaluvional en Cuenca XV Oeste ($26,5 millones), la conducción pluvioaluvional del cañadon este de Cuenca XV en el tramo Racedo-Potente hasta la laguna San Lorenzo ($25,7 millones), los desagües pluviales de Belgrano entre Rufino Ortega y Violeta Parra ($1,9), de El Trébol desde Necochea al oeste (1,5 millones) y de Santamaría entre Juan B. Justo y San Martín ($625.000), el aliviadero pluvial del tramo San Martín-Independencia entre Salta y Miguel A. Camino ($22,3 millones), el mejoramiento del escurrimiento pluvial en el área Centro Sur que incluye la limpieza y el mejoramiento del desagüe de la Avenida Olascoaga entre Libertad y Edelman ($5 millones) y el desagüe de Tronador entre Riccheri y el arroyo Villa María, que incluye el mejoramiento desde Tronador hasta su desembocadura ($1,2 millones).

“Entre el año 2000 y el 2013 se ejecutaron obras de desagües y azudes por un monto -actualizado a fecha de hoy- de 306 millones, y estas obras, para las cuales hace tiempo venimos buscando financiamiento, son las que faltan para concluirlo. Esto nos permitirá mejorar la infraestructura aluvional de la ciudad, pero no podría haber evitado la inundación, porque estuvimos frente a un evento extraordinario, sólo habría generado un escurrimiento más rápido”, señaló el jefe comunal.

En ese marco, hizo hincapié en que los proyectos ejecutivos están hace tiempo en el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento o en Recursos Hídricos de provincia, pero ahora “con el gobernador Jorge Sapag hemos acordado conseguir financiamiento a través del Fondo Fiduciario Federal para poder contar con unos 100 millones de pesos que volcaremos en estas obras que necesita la ciudad”.

Acerca de las tareas que se están realizando en distintos sectores, Quiroga afirmó que “en términos generales la ciudad está escurriendo bien, las obras existentes funcionan de acuerdo a lo previsto y para lo que han sido ejecutadas en su momento” y precisó que “nos queda terminar de secar las calles, sacar el barro, reconstruir 167 kilómetros de calles y encarar las obras nuevas que necesita Neuquén”.

Actualmente las tareas se llevan a cabo sobre los corredores Godoy, Avenida del Trabajador, San Martín, Belgrano, Doctor Ramón entre Potente y Necochea, y en Novella y Casimiro Gómez, y Huechulafquen y Abraham”.

El mandatario decretó el pasado lunes la emergencia urbana durante 90 días y anunció el martes el comienzo de los trabajos de restauración de la ciudad por un monto superior a los 34 millones de pesos.

“Debemos recuperarnos de una catástrofe -señaló- que dejó el 80 por ciento de la ciudad inundada, hemos estado frente a una situación extraordinaria. Hoy el panorama es otro, salió el sol y confío en que el compromiso del gobierno Nacional y el Provincial, sumado el espíritu de los neuquinos, nos servirá para reconstruir la ciudad”.

Para el secretario de Obras Públicas, Guillermo Monzani, por su parte, “el talón de Aquiles ha sido el funcionamiento del arroyo Durán” y explicó que ” hay dos o tres obras importantes que ya tienen proyecto ejecutivo y deben hacerse: una es la cuenca aliviadora en la zona de las 127 hectáreas, otra es el dragado del arroyo y, por último, esta obra de emergencia -que va a ser definitiva- que es el vuelco del caudal del Canal V al Limay antes del inicio del Durán”.

El intendente manifestó que luego de la tormenta del pasado lunes, tanto Provincia -a través de Vialidad, el EPAS y Recursos Hídricos- como el municipio han trabajado sin parar en la recuperación de la red vial, la reparación de semáforos, veredas y limpieza de pavimento (sobre todo en las redes troncales para la normalización del transporte urbano) y, a su vez, “estamos en contacto con la gente de Vivienda porque estamos desarrollando un censo de la personas que han perdido sus casas para su reubicación en espacios sin peligros”.

rionegro.com.ar


Comentarios


Neuquén necesita obras por casi 112 millones para mejorar sistema de drenaje