Neuquén podría ser pionero en el arte contemporáneo

La Legislatura aprobó la ley que crea el Centro Neuquino de Arte Contemporáneo un espacio dedicado a esa corriente artística que incluye no sólo lugares de exposición sino también, y fundamentalmente, espacios de creación. Oscar Smoljan, el autor del proyecto, habló con “Río Negro”.



El histórico edificio municipal sería el lugar ideal para Oscar Smoljan, gestor del proyecto.

El histórico edificio municipal sería el lugar ideal para Oscar Smoljan, gestor del proyecto.

Desde hace algunos años, Neuquén, y sobre todo la capital, se está consolidando como polo cultural de la Patagonia, luchando por asomarse entre las plazas a nivel nacional.

La creación y sostenimiento de la primera sede descentralizada del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) es prueba de ello. También lo es la ley que establece la creación de un museo de arte regional en Zapala, aunque el proyecto aún no haya avanzado en todo este tiempo.

Ahora el desafío se amplía. La Legislatura provincial sancionó, por unanimidad, la ley que crea el Centro Neuquino de Arte Contemporáneo en la ciudad de Neuquén, una institución que también podrá tener subsedes al interior de la provincia.

“Es una institución fundamental, nos pondríamos a la vanguardia junto con otras regiones en la discusión de lo contemporáneo”,

Oscar Smoljan

¿De qué se trata? Básicamente es un centro para la producción de arte, aunque también, por supuesto, tendrá su lugar para la exposición.

Es que el arte contemporáneo en su concepción misma está basado en el debate de ideas, en la experimentación y en el hacer. Es así que a diferencia de un museo tradicional este centro vendría a satisfacer una demanda específica de ese tipo de arte.

“Tenemos lo nacional -con el MNBA-, lo regional -con el futuro museo de Zapala- y faltaba lo contemporáneo. De eso se trata este centro de arte que tiene que ver con un espacio abierto, democrático, inclusivo que permita convocar a las distintas disciplinas, porque el arte moderno tiene que ver con la vida misma”, señaló el diputado Oscar Smoljan, autor del proyecto de ley que comenzó a abrirse camino en los pasillos legislativos hace 3 años.

“El fundamento y el requerimiento por el cual en abril de 2016 presenté este proyecto fue la necesidad que tenía la provincia de Neuquén y la ciudad de Neuquén en especial, por el desarrollo artístico y cultural que tuvo en los últimos años, de aggiornarse y de incorporar las instituciones y la infraestructura cultural que permita canalizar lo que es el arte contemporáneo que tiene que ver, fundamentalmente, con las ideas”, confió Smoljan sobre el puntapié inicial del proyecto.

La ley establece que el centro artístico será financiado por el gobierno provincial y que funcionará bajo la órbita del Ministerio de las Culturas. El organismo tendrá un directorio integrado por tres personas que permanecerán en el cargo por cinco años.

El lugar donde funcionará también lo deberá definir el ejecutivo provincial. La ventaja, en este punto, es que al no ser un museo tradicional no necesita ser un espacio especialmente construido o acondicionado para tal fin.

El diputado provincial ya tiene el lugar soñado para el Centro Neuquino de Arte Contemporáneo: el actual edificio de la municipalidad. Es que él piensa que el proyecto de trasladar la municipalidad al oeste sobrevivirá al cambio de signo político del gobierno municipal. “Sería maravilloso que sea en el edificio municipal”, indicó Smoljan tras señalar que es un lugar central en el desarrollo de la vida cultural de la ciudad.

Los plazos son inciertos, pero el diputado de la Unión Cívica Radical que termina su mandato el 10 de diciembre confía en que el centro podría hacerse realidad en un plazo relativamente corto. “Si está la decisión política, se resuelve muy rápido”, sentenció él.

Con este centro en marcha, el MNBA podría redigir la brújula al objetivo principal con el que fue creado: acercar el mejor arte internacional a los neuquinos.

“Cuando creamos el museo abarcamos aspectos de lo contemporáneo porque no existía la institución específica de eso. Ahora, para lo que tenga que ver con lo contemporáneo, el ámbito será éste y el museo podrá profundizar su línea de acción en cuanto al arte internacional y nacional de los maestros”, cerró Smoljan.

¿Y el museo de Zapala?

A fines de 2016 se aprobó por unanimidad la ley provincial 3.031 que creó el Museo Provincial de Artes Visuales de la ciudad de Zapala, un espacio de calidad para que los artistas regionales puedan exhibir su quehacer.

Tres años después el museo aún es un anhelo. El galpón que se había destinado para montarlo, sigue en las mismas condiciones.

El proyecto es de un lugar de 400 metros cuadrados cubiertos que contará con una sala de exposición, un depósito. y una explanada para otras actividades.

El museo zapalino fue incluido en el Plan Quinquenal y, el año pasado, Provincia había prometido un aporte de un millón y medio de pesos para ejecutar parte de la obra y que la institución pudiera abrir sus puertas a mediados de este año.


Comentarios


Neuquén podría ser pionero en el arte contemporáneo