Neuquén tiene un nuevo Registro Civil, especial para casamientos

Reciclaron la esquina donde estaba emplazada la Dirección de Rentas

NEUQUEN (AN) – Una amplia sala con capacidad para medio centenar de personas, sobriamente decorada, con equipo de sonido y la intimidad que la situación requiere para la ocasión, será destinada para celebrar los casamientos en el nuevo edificio que tendrá, en pocas semanas más, el Registro Civil de Neuquén. Las refacciones en la propiedad de la céntrica equina de Carlos H. Rodríguez y bulevar Alvear están en pleno desarrollo y apuntan a «cambiarle la cara» a una oficina que por años no ha tenido en cuenta el valor que para muchos encierran actos como los enlaces y los nacimientos.

«Pero no se agota en cambiar el concepto que se ha acuñado de un Registro Civil gris, estrecho y sin la mínimas comodidades, sino también en dotarlo de los elementos técnicos que jerarquicen al personal del área y la función que se cumple. No se trata de un lugar donde sólo se hace trámite administrativo, sino que para actos como un casamiento, el Registro Civil encierra una significación muy especial», dijo Raúl Barahona, director provincial de Seguridad Ciudadana, área que impulsa las obras.

Barahona explicó que desde hace dos meses se viene trabajando en el característico edificio que por mucho tiempo albergó a la dirección Provincial de Rentas, para dotarlo de la infraestructura necesaria. En el lugar se concentrarán ahora los registros que vienen funcionando en las calles Salta, Mitre y Santiago del Estero. Por estos días de hacen tareas de amoblamiento, separación de ambientes, iluminación y pintura, entre otras y se calcula que para fin de agosto o principios de setiembre estará habilitado.

Y lo de anotarse para ser de los primeros en casarse en el nuevo Registro Civil no es del todo una broma. «Ya no están consultando sobre la fecha de inauguración para fijar la fecha de la boda», dijo Barahona. Añadió que la sala de casamiento será independiente del resto y tendrá acceso por Alvear.

Las ventajas no sólo serán de comodidades en la infraestructura, sino también en la ampliación de los horarios de atención. «Se extenderá a horas vespertinas, para facilitar todo tipo de trámites», dijo el funcionario. Y también tiene un costado económico el cambio: el edificio en cuestión es del Estado y los que se utilizan actualmente son alquilados, por montos que rondan entre los 1.200 y 1.500 pesos. «Desde principios de año planificamos las cosas en dos direcciones principales: priorizar la atención al público y bajar costos. En alquileres se ha reducido la cifra en unos 15.000 pesos mensuales», dijo Barahona.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios