Neuquén, la ciudad que crece con contrastes

En el este se están construyendo 107 edificios de primer nivel. En el oeste existen 46 asentamientos que no cuentan con los servicios esenciales. En 10 meses se instalaron más de 2.000 personas.

14 feb 2018 - 00:00

Neuquén es una ciudad de contrastes. No sólo geográficos. Mientras el municipio asegura que actualmente hay 107 edificios de mediana y gran magnitud –tres pisos o más– que se están construyendo en el centro-este de la capital, hacia el oeste se amontonan los asentamientos, que según el relevamiento hecho por organizaciones sociales y avalado por Nación, suman 46.

En Alta Barda viven 2.683 personas de las 231.198 que habitan la ciudad, de acuerdo al último censo poblacional. Las casas son anchas, pintorescas, casi todas tienen un pequeño jardín delantero. El barrio es un ir y venir de flores. Detrás de la esquina de las calles Los Aromos y Las Azaleas hay un camino de tierra y escombros que es el acceso principal a la vivienda de Rodrigo, un hombre de 43 años que viajó 16 horas desde Santiago, Chile, con su familia para radicarse en la provincia. La capital es un imán: en diez meses del año pasado se instalaron 2.068 personas. El número abarca sólo los cambios de domicilios hechos en el Registro Civil.

Llegar a la casa no es fácil, hay que ver por dónde se pisa. Muchos usan las inmediaciones de la vivienda como basural. Desde lejos se ve un colchón afuera. Uno de los chicos está durmiendo bajo un improvisado toldo. Las chapas y el nylon no dan tregua. Mientras Margarita, la pareja de Rodrigo, lo levanta, nos acercan sillas y vasos de agua con hielo. La calidez no se finge. Carecen de servicios regularizados y están viendo cómo se calefaccionarán en invierno.

“Hay muchas cosas que gustan: la tranquilidad, me gusta esta vista envidiable, me gustan las tormentas repentinas, el viento, la naturaleza. Somos cristianos, estamos buscando alguna iglesia donde congregarnos. Nuestro gran sueño es tener un comedor donde podamos no sólo asistir las necesidades de los chicos sino asistir las necesidades de los padres”, afirma Rodrigo.

Cuenta que apenas llegó se dedicó a caminar, entre cuatro a cinco horas diarias, para conocer la ciudad. “En el Paseo de la Costa la mayoría de las personas tomando el sol, se nota que son de una buena posición económica y parece que no se juntan con las personas que están del otro lado del río, que le gusta darse unos chapuzones y nadar”, arriesga sobre las diferencias.

A poco más de 5 kilómetros de allí está Cuenca XV. “Tenemos los mismos derechos que los que viven en la Leloir como cualquier ciudadano, porque también votamos, también tenemos necesidades, pero bueno últimamente parece que es mejor poner los recursos en otro lado y no acá. Estuve charlando con algunos funcionarios en los cuales dicen que acá hacen obras pero que el vecino no las cuida, con esa mentalidad jamás vamos a hacer obras”, sostiene Juan Leguizamón, presidente de la vecinal, mientras fuma cigarrillos Imparciales, los de la etiqueta dorada.

Bajo su órbita tiene sectores postergados como las tomas 7 y 2 de mayo. Menciona que han logrado acreditar la tenencia, demorada casi una década. Precisa: “acá al costado viene un camión, a veces hay 100, 150 personas haciendo fila para rescatar una garrafa, lo mejor es que la gente tenga su servicio indispensable.”

En las antípodas
7.507
son las familias que viven en los asentamientos de la capital y fueron relevadas por organizaciones sociales.
315.300
metros cuadrados se registraron en la Municipalidad en el 2017. El promedio general era de 250.000 metros cuadrados.
“Siempre que nos sentamos a charlar con los funcionarios les decimos que nosotros no somos ciudadanos de cuarta, o de quinta”,
dijo Juan Leguizamón, presidente de la vecinal de Cuenca XV.
Radiografía
social
Un total de 5.822 personas se radicaron en la provincia sólo de enero a octubre de 2017. El 35% se instaló en la capital. Los datos surgen de los cambios de domicilios solicitados al Registro Civil.
El porcentaje de asalariados que no cuentan con aportes jubilatorios, lo que se denomina empleo informal o no registrado, fue de 19,2% en el tercer trimestre de 2017, en el conglomerado Neuquén-Plottier, de acuerdo al último informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos, Indec. Supera al de la región patagónica que es de 18,3%.
La tasa de desocupación en el primer trimestre de 2017 fue de 5% en el conglomerado Neuquén-Plottier, mientras que en el segundo saltó a 7,5%. El tercer trimestre cerró con una desocupación del 6,2%.
“Nuestro gran sueño es tener un comedor donde podamos no sólo asistir las necesidades de los chicos, sino también las de los padres”,
aseguró Rodrigo, quien vive en un asentamiento lindante a Alta Barda.
Afluencia
550.000
viajes diarios se realizan a las ciudades de la Confluencia y 193.000 terminan en la zona administrativa de la capital.
La tasa de desocupación del primer trimestre del 2017 fue de 5%, mientras que en el segundo saltó a 7,5%.
En el tercer trimestre subió al 6,2%.
Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.