Las voces de las mujeres neuquinas que empujaron la historia

Pertenecen al movimiento feminista y de mujeres. Estuvieron en el acampe verde por la legalización del aborto. Dicen que la ley saldrá gracias a la lucha en la calle.

15 jun 2018 - 22:55

La media sanción al proyecto que legaliza el aborto en Argentina se logró en el recinto de la Cámara de Diputados por una alianza política impensada –abarcó izquierda, peronismo, radicalismo, PRO, progresismo– que fue traccionada por el movimiento feminista y de mujeres movilizado en las calles. Una ola, marea, espuma que interpela de manera transversal e intergeneracional.

“Mi primera marcha fue en 2015, en Ni Una Menos y vine a acompañar a mi mamá”, dijo Jazmín Albornoz, que hoy tiene 15 años. Es una auténtica “feminacida”, como llamó en su voto a las pibas la diputada Araceli Ferreyra (Peronismo para la Victoria) de Corrientes. Es fácil encontrarla entre las jóvenes de la organización Mumalá. Es una bajita que la gasta con el megáfono.

“Yo me considero feminista porque lucho por los derechos de las mujeres y reclamo por todas las injusticias que nos pasan”, explicó. A sus espaldas avanzaba la movilización que partió desde el monumento a San Martín de Neuquén capital en respaldo a la aprobación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo.

En muchos tramos del debate legislativo se subestimó el rol de las niñas y adolescentes que piden el derecho al aborto. Ellas no están desinformadas: hicieron de este movimiento su pago, comarca y lo llenaron de glitter verde y violeta.

“Ya a los 16 años podemos votar, nos otorgan el derecho a votar, pero les parece mal que nosotras tomemos una decisión política. Político no es solamente lo partidario, político es el feminismo, es la lucha social, la lucha para el pueblo. Y me parece que está mal que nos tilden así cuando todos tenemos derecho a reclamar, tenemos derecho a demostrar lo que nos molesta y hacernos notar”, planteó Jazmín.

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto presentó este año por séptima vez la iniciativa. Una senda que marcaron las pioneras, a las que la diputada Silvia Lospennato del PRO recordó en su discurso de cierre. “Las mujeres que con su lucha nos trajeron hasta aquí”, lanzó (ver aparte).

Para Jazmín: “hace trece años que las feministas, ahora yo también, venimos luchando por este derecho, reclamando para que nos dejen decidir sobre nuestros cuerpos, decidir si queremos ser madres o no, luchando por una educación sexual necesaria, por anticonceptivos. Y que nos escuchen, que la lucha sirve, que por fin se esté dando este debate histórico por primera vez en el Congreso”.

Aseguró que en lo que va del secundario nunca recibió Educación Sexual Integral, consagrada por ley 26.150 desde 2006. “Voy a tercer año, solamente dos talleres que ni siquiera nos hablaron de educación sexual, solamente nos hablaron de la violencia en el noviazgo y el amor romántico, pero educación sexual casi nada”, afirmó.

Natalia Parodi de 32 años estuvo en el acampe que se montó en el gimnasio de la Escuela de Enfermería en el Parque Central. Llevaba en brazos a su hijo de dos meses. “Estoy a favor de la despenalización del aborto, de la legalización, porque entiendo que mueren muchas mujeres abortando en la clandestinidad y además porque es un derecho nuestro a elegir por sobre nuestros cuerpos”, contó.

Piensa que la maternidad debe ser deseada y no forzada. Manifestó que quienes se oponen privilegian “sus puntos de vista religiosos que nada tienen que ver.” La joven señaló que no milita en ninguna organización, pero se siente parte de esta oleada que promete y lleva. Cree que el proyecto será ley: “siii, somos muchas”.

Al acampe Soledad Dinamarca vino con guardapolvo. Es maestra de primaria y tiene 28 años. Apoya sus manos sobre la panza para la foto: está embarazada de cinco meses. Relata que su historia familiar “está atravesada por un aborto clandestino” y es “algo sentido.” Milita en un partido de izquierda y se considera parte del movimiento de mujeres. “Ya hace algunos años que participo en los Encuentros Nacionales de Mujeres y la verdad que para todo ese encuentro de mujeres que vinimos año a año peleándola y llevando este reclamo adelante la verdad que hoy es un día histórico (por el jueves). Lloré todo el día cada vez que escuchaba alguna intervención de los diputados”, mencionó.

Algunos legisladores plantearon en sus intervenciones que los embarazos debían llevarse a término de cualquier modo y entregar a los niños en adopción. “Calculo que el cuerpo de la mujer es el único que puede decidir sobre eso. Si es un embarazo no deseado no tiene que haber ninguna mujer obligada a ser gestante”, indicó la joven.

La tradición feminista se engarza con el movimiento LGBTI en la frase que enunció la activista Marta Dillon en Diputados: “al closet de la clandestinidad no volvemos nunca más”. “Vengo de una generación que de esto ni siquiera se podía hablar, donde ya el hecho de usar la píldora anticonceptiva era clandestino y terrible, así que me conmueve ver tanta gente joven, el futuro está en todas estas niñas”, dijo Mercedes Trebino de 64 años. Su pelo blanco y largo sobresale en la multitud. “Siendo yo una mujer grande el primer caso de aborto que conocí fue cuando estaba en el primario, una niña de doce años, imaginate los años atrás que fue esto, que era tapado, negado, un escándalo. Eso tiene que cambiar”, dijo.

Cronología
129
votos a favor obtuvo el proyecto que legaliza el aborto en la Cámara de Diputados, 125 en contra y 1 abstención.
738
expositores disertaron en las 15 audiencias que hubo en el plenario de comisiones.
3
meses duró el proceso en Diputados. El proyecto de la Campaña Nacional ingresó por séptima vez el 6 de marzo y se aprobó el 14 de junio.
Pioneras en la lucha por el aborto legal
Las voces de las mujeres neuquinas que empujaron la historia

Marta Alanis es feminista fundadora de Católicas por el Derecho a Decidir, un movimiento de personas católicas comprometido con la defensa de los derechos de las mujeres, especialmente los que se refieren a la sexualidad y a una vida libre de violencias.

Image

Diana Maffia es feminista y doctora en Filosofía. En su exposición en Diputados tuvo una frase memorable.

Planteó que los sectores antiderechos “tienen su ícono en un feto gigante que tomó el espacio público (y en pequeños fetos en primorosas cajitas obsequiados a los legisladores). Allí nos dicen qué somos para ellos las mujeres: nada. Un feto de nadie, con un cordón umbilical que no lo conecta a ningún cuerpo ni persona humana, un feto wifi”.

Las voces de las mujeres neuquinas que empujaron la historia

Soledad Deza integra Católicas por el Derecho a Decir. Como abogada feminista fue defensora de Belén, una joven tucumana condenada a 8 años de prisión, acusada de practicarse un aborto. Estuvo presa 2 años hasta que la Corte Suprema de su provincia la absolvió.

Image

Dora Coledesky abogada de tradición trotskista, abrazó el feminismo durante su exilio en Francia. Volvió a Argentina e impulsó el debate por el aborto. Murió en el 2009.

Image

Lohana Berkins activista feminista travesti. Referente de la lucha por la identidad de género y la legalización del aborto. Murió en el 2016.

En el debate en el Congreso, algunos diputados plantearon que los embarazos debían llevarse a término y entregar los niños en adopción.
Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.