Otro que cae



Científicos alemanes dicen que esperan que los pedazos de un satélite en desuso ingresen a la atmósfera este fin de semana, antes de que sus restos puedan caer a tierra. El centro dice que pedazos del satélite, del tamaño de una camioneta tipo van, se incinerarán al reingreso a la atmósfera, pero que unos 30 fragmentos con un peso total de 1,7 toneladas métricas pudieran chocar con la Tierra a una velocidad de hasta 450 kilómetros por hora. El satélite de uso científico de 2,4 toneladas métricas (2,69 toneladas) fue lanzado en 1990 y retirado en 1999, tras ser utilizado para investigar los agujeros negros. (AP)


Comentarios


Otro que cae