Pichetto y Urtubey tras el voto antikirchnerista de Neuquén

Ambos candidatos a vicepresidente por Juntos por el Cambio yConsenso Federal respectivamente arribaron a la región como parte de la campaña de cara a las PASO de agosto. El rionegrino defendió el gobierno de Macri, del que fuera opositor. El salteño dijo que las reglas de juego poco claras afectan el desarrollo de Vaca Muerta.



¿Qué tienen en común Miguel Ángel Pichetto y Juan Manuel Urtubey? Ambos integraron el frustrado proyecto político de Alternativa Federal, los dos son candidatos a vicepresidente por otros espacios y también ambos eligieron Neuquén para hacer campaña ayer a poco más de dos semanas de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO).

Los integrantes de las fórmulas presidenciales de Juntos por el Cambio y Consenso Federal, respectivamente, brindaron conferencias de prensa y mantuvieron encuentros con el gobernador Omar Gutiérrez en un intento por convencer al electorado “anti grieta” o “anti kirchnerista” en las elecciones del 11 de agosto.

Pichetto participó de un encuentro con empresarios y dirigentes en el casino de la ciudad y luego se trasladó a la vecina Cipolletti para mantener una reunión con productores en un restaurante. “En Río Negro hemos hecho un acuerdo donde Juntos por el Cambio no lleva candidatos a senadores y hemos decidido respaldar la candidatura de Alberto Weretilneck. En el caso de Neuquén, llevamos candidatos de jerarquía y trayectoria así que vamos a trabajar por el triunfo de Juntos por el Cambio para tener mayoría en el Senado, espacio clave de los acuerdos federales”, diferenció ayer el senador sobre las características de la campaña en cada provincia.

Quizás lo que ha faltado en el gobierno es más difusión y comunicación. No todo ha sido tan malo".

Migue Pichetto, senador del PJ y ahora candidato a vicepresidente de Mauricio Macri.

Ayer defendió el acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea por entender que abre “un panorama extraordinario” para la exportación de fruta y defendió otras medidas del gobierno nacional, del que era opositor, como el mantenimiento del 40% de zona patagónica o la propuesta de reforma laboral. “Tiene mala prensa”, consideró.

Para el rionegrino, “quizás lo que ha faltado es más difusión y comunicación” de las acciones del presidente Mauricio Macri, pues evaluó que “no todo ha sido tan malo”. “Tengan mucho cuidado con aquellos que dicen que piensan en los pobres. Es lo que decía también (Nicolás) Maduro en Venezuela”, planteó.

Ofrecemos una alternativa para poder elegir y sacar a los argentinos de la opción mediocre de optar por el mal menor".

Juan Manuel Urtubey, compañero de fórmula de Roberto Lavagna.

Pichetto estuvo acompañado del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, a quien le cedió la pregunta que hizo este diario respecto de la paralización de obras nacionales en la región y el aporte que debieron hacer las provincias para sostener aquellas que eran de financiamiento compartido.

“Hemos hecho una revolución en obra pública en la Argentina y en términos de distribución territorial estamos muy orgullosos”, aseguró el funcionario, quien reconoció que “por supuesto siempre hay problemas” y sugirió que, en algunos casos, hubo retrasos por la situación de crisis económica pero también por “el tema de los cuadernos que afectó a algunas empresas contratistas”. “En algunas situaciones, las provincias nos han ayudado a que alguna obra no se caiga y está bien que así sea, todos tenemos que compartir el mismo objetivo”, afirmó. A la tarde tenía en agenda una reunión “de gestión” con Gutiérrez para evaluar el avance de los proyectos en Neuquén.

La presencia de Pichetto reunificó al espacio macrista local, con algunas divisiones internas producto de las alianzas que tejió el candidato a intendente de la capital por ese espacio, Marcelo Bermúdez. En el salón del casino estuvo junto a los postulantes a senadores, Horacio Quiroga y Lucila Crexell, y el candidato a diputado, Francisco Sánchez.

"Hay que estimular el agregado de valor en origen para los recursos"

El gobernador de Salta y candidato a vicepresidente de la Nación por Consenso Federal, Juan Manuel Urtubey, hizo campaña en Neuquén sin dejar pasar la chance de reunirse con su par Omar Gutiérrez, con quien dijo mantener “una correcta relación institucional y de afecto personal”. El salteño brindó luego una conferencia de prensa junto a los representantes locales de la alianza Gabriel Romero y Jesús Escobar y no descartó una visita del candidato a presidente, Roberto Lavagna, antes de las generales de octubre.
“Ofrecemos una alternativa para poder elegir, para sacar a los argentinos de la opción mediocre de optar por el mal menor: entre un gobierno que no ha podido satisfacer las demandas ciudadanas y otro que quiere volver sin explicar muchas cosas de su gestión”, afirmó.
Sobre la política energética, evaluó que “Vaca Muerta genera una enorme potencia para Neuquén y la Argentina, pero la inestabilidad en las reglas de juego es lo que hace es realentizar los procesos de inversión” y pidió “estimular el agregado de valor en origen” para los recursos.


Comentarios


Pichetto y Urtubey tras el voto antikirchnerista de Neuquén