Piden llevar el boleto a 94 pesos en Bariloche

La empresa Mi Bus pretende que en la revisión de sus costos, el pasaje suba 110%





La concesionaria del transporte urbano presentó al municipio un pedido de recomposición de tarifa del 110%, acompañado de un informe sobre sus costos que despertó numerosos interrogantes entre los concejales que integran la comisión de seguimiento de ese servicio. Tanto Gerardo del Río (PUL) como Marcelo Casas (Frente de Todos) consideraron a priori que un boleto de 94 pesos sería inviable y quieren saber por qué y cómo Mi Bus llegó a ese número. Ambos encargaron a sus asesorías contables un estudio sobre las razones económicas expuestas por la empresa.

La prestadora busca recuperarse de lo que considera un atraso tarifario, agudizado durante la pandemia. La última vez que el municipio aprobó aumentos en el boleto de colectivo fue en octubre de 2019. Aquella vez resolvió llevar la tarifa plana a 35 pesos (el valor que rigió durante todo 2020) y en la misma resolución había establecido una segunda suba a 41 pesos, que es el precio vigente desde el último 1 de enero. Pero la inflación acumulada desde aquellos aumentos está muy por debajo de la corrección pretendida por Mi Bus.

La puesta en marcha de un nuevo proceso de revisión requerirá el correspondiente análisis técnico por parte del área de Transporte del municipio y la realización de una audiencia pública. La palabra final la tendrá el intendente Gustavo Gennuso.

Los concejales de oposición sospechan que la empresa presiona con un aumento muy difícil de llevar a la práctica con la intención de que ese monto, si no lo paga el pasajero, sea compensado por el Estado con mayores subsidios.

Uno de los argumentos de las empresas prestadoras ha sido siempre que el valor del boleto promedio histórico es el equivalente a un dólar.Casas dijo que revisó la propuesta con algún detalle y que hay varias cosas que le generan dudas. “La empresa presenta un montón de facturas de sus gastos, pero yo entiendo que eso tendría que estar reflejado en un balance anual, que no lo recibimos -explicó-. Por eso le pedí al contador que elabore un informe”.

Más allá de la discusión sobre los costos, el concejal del FdT observó que el contexto es complejo porque “hay un tira y afloje constante entre el municipio y la empresa” y entendió que el actual es “un camino sin salida”. Dijo que hay muchas cosas en juego, en razón de que “la rescisión del contrato tendría un alto costo para el municipio. Y la empresa, si se retira en forma voluntaria, se iría sin nada”.

Según Casas, una cuestión hasta ahora no abordada, que podría fortalecer la posición municipal son los eventuales incumplimientos de contrato y las sanciones que podría merecer Mi Bus. “Nosotros presentamos un pedido de informes por unidades que retiraron del servicio y todavía no tuvimos respuesta”, aseguró. 

Del Río también dijo que solicitó un estudio contable “para tener un panorama más claro en cuanto a lo técnico”. Consultado sobre la posibilidad de que los usuarios acepten la tarifa de 94 pesos y se mantenga el actual nivel de venta de boletos, fue terminante: “olvidate”, dijo del Río.

Ante las polémicas surgidas en anteriores procesos de revisión tarifaria, el bloque del FdT presentó un proyecto de ordenanza para que el municipio encargue el estudio de los costos presentados por Mi Bus a especialistas de la UNRN o de la UNC. Casas dijo que hasta ahora no consiguieron avanzar porque el oficialismo les plantea de dónde saldrá el dinero para plagar esas consultorías.“Esta semana presentamos un texto reformulado en el que proponemos que el costo se cubra con la partida reservada en el presupuesto como ‘crédito adicional’. Esperamos que se trate la semana que viene”, dijo Casas.


Comentarios


Seguí Leyendo

Piden llevar el boleto a 94 pesos en Bariloche