Piratas somalíes secuestran otro mercante griego

Se trata de un barco mercante griego con bandera de San Vicente que fue capturado en el Golfo de Adén.

Piratas somalíes secuestraron el martes un carguero griego y demostraron que los recientes operativos de rescate llevados a cabo por las Armadas de Francia y Estados Unidos, en los que perdieron la vida cinco de los suyos, no hacen mella en su determinación.

Los piratas se apoderaron del «MV Irene», un barco mercante griego con bandera de San Vicente y Granadinas, en lo que probablemente es al menos el noveno caso de una embarcación capturada en el Golfo de Adén y el Océano Indico desde principios de abril.

«Es un barco griego, fue capturado hoy temprano», declaró a la AFP Andrew Mwangura, del Programa de Ayuda a los Navegantes en Africa Oriental, con sede en Kenia. Este buque de carga a granel de 35.000 toneladas fue secuestrado en el Golfo de Adén, indicó la misión naval de la Unión Europea (UE) en esa región. Se cree que sus 22 tripulantes filipinos están bien.

El lunes, el jefe del grupo que secuestró al barco norteamericano «Maersk Alabama» juró venganza por la muerte de los tres piratas en la operación militar que rescató a un capitán estadounidense retenido como rehén en un bote salvavidas el pasado fin de semana.

«Los mentirosos norteamericanos mataron a nuestros amigos después de que ellos accedieron a liberar al rehén sin rescate (…), esta cuestión conducirá a represalias y nosotros cazaremos sobre todo a los ciudadanos estadounidenses que naveguen en nuestras aguas», dijo Abdi Garad por teléfono desde Eyl, la guarida de los piratas.

«Intensificaremos nuestros ataques aunque lleguemos muy lejos de las aguas somalíes, y la próxima vez que capturemos a ciudadanos norteamericanos (…) ellos no deberán esperar piedad alguna de nuestra parte», amenazó.

El capitán del barco norteamericano fue salvado por la intervención de la marina de su país, que disparó tres tiros, uno por cada pirata, poniendo fin así a un drama que condujo al presidente Barack Obama a pedir un incremento de los esfuerzos contra la piratería.

De acuerdo con fuentes vinculadas a los piratas, los barcos franceses también son un objetivo privilegiado después la operación de rescate del yate «Tanit» en la cual un rehén perdió la vida, junto con al menos dos piratas.

Los comandos franceses ya habían lanzado operaciones de rescate en dos casos anteriores en 2008, matando y capturando a piratas. Hasta ahora, los piratas somalíes jamás ejecutaron a sus rehenes y trataban de poner en libertad a las embarcaciones a cambio del pago de un rescate.

Las últimas liberaciones y secuestros llevan a por lo menos 17 el número de barcos secuestrados por piratas somalíes y a más de 250 personas el número de tripulantes tomados como rehenes. El sábado fue capturado un remolcador italiano con 16 personas a bordo, el «Buccaneer» que está anclado desde el lunes frente a las costas de Lasqorey, en la autoproclamada región autónoma de Puntland (noreste de Somalia).

Luego de un incremento de los ataques en 2008, cuando cerca de 50 embarcaciones fueron secuestradas y se pagaron millones de dólares de rescate, las potencias navales reforzaron su presencia en la zona.

AFP


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora