Plantón para el equipo de Violencia Familiar

La comisión de Desarrollo Social sigue sin escuchar a los trabajadores.



NEUQUEN (AN).- La Comisión de Desarrollo Humano y Social, que controla la emepenista Alicia Castoldi, sigue sin definir el rumbo. Ayer, los diputados que concurrieron a la reunión semanal se encontraron con la sorpresa de que la agenda se había cambiado y anulado la convocatoria a los trabajadores del equipo de Violencia Familiar que depende del ministerio de Acción Social, a cargo de la diputada nacional electa María Oscos.

Los legisladores habían acordado citar a los profesionales para conocer los detalles de la denuncia sobre un eventual desmantelamiento del servicio por parte de las autoridades de la cartera social de la provincia. Tampoco asistieron los funcionarios responsables de llevar adelante el programa creado por la ley 2.212, en vigencia desde 1997, que habían sido llamados por los diputados la semana pasada.

El tratamiento de la problemática de ese sector está sin definición desde septiembre pasado, es decir, antes de que la Cámara se paralice como consecuencia de las elecciones de octubre.

Castoldi presentó ayer un informe de la subsecretaría de Acción Social que contiene los lineamientos del programa de desarrollo integral de la familia que se aplica en los 25 centros de acción social y asesoramiento de los barrios de esta capital.

Defendió la descentralización del programa de Violencia Familiar porque busca un contacto directo en el barrio con la problemática de la gente.

Los diputados de la oposición no quedaron conformes con el informe. Tampoco algunos legisladores del MPN. Castoldi recalcó que el nuevo diseño del programa es mejor y les advirtió a los críticos que "si no acuerdan, tienen una mentalidad burguesista (sic), porque acá hay una cuestión ideológica".


Comentarios


Plantón para el equipo de Violencia Familiar