Playas del sur de Las Grutas: más turistas, poca inversión

Son cada vez más elegidas, pero hay deficiencias en los accesos y la seguridad, no hay guardavidas y la señalización es escasa. Aun así, la belleza de este tramo de la costa rionegrina atrae cada vez más visitantes que buscan alejarse del bullicio del centro.



1
#

Aguas claras, playas de fina arena. Así son las postales que se encuentran al sur de Las Grutas.

2
#

En la zona no hay servicios. Parte de la franja estuvo en litigio. Hace siete años el tema se resolvió.

3
#

Las construcciones crecieron en la informalidad. Hoy, el Municipio podría regularizar el área.

4
#

De arena y ripio. Así son los accesos.

La primera playa que aparece al sur es Piedras Coloradas, a 15 km de Las Grutas. Luego siguen Morella, Los Chañares, El Buque y El Sótano.

La traza se empantana en el caso de lluvia, o se bloquea por la acumulación de material que el viento produce.

El dato

Falta de mantenimiento en los caminos, que provoca que los autos se empantanen y se generen problemas para circular. Señalización inexistente y problemas de seguridad, porque se registran robos en los autos que quedan estacionados. Ése es el lado B de las playas ubicadas al sur de este balneario, que cada vez son más visitadas por los turistas.

La tendencia viene registrándose desde hace unos años y se consolida. Es que ese corredor, de lugares casi vírgenes y sin ningún tipo de servicios, posee una belleza única que es un imán para la gente. Que busca establecer un contacto real con la naturaleza, y se aleja de las aglomeraciones de las bajadas céntricas.

Además, Piedras Coloradas, el tradicional balneario ubicado a 15 km del centro en dirección al sur, ya cuenta con el mismo público masivo y fue adquiriendo un perfil más bullicioso que el que la supo caracterizar. Debido a esto, los que optaban por este sitio están buscando otros rincones que les deparen descanso y soledad.

Pero, ¿cuáles son estas playas que generan tanto interés? Son las que se extienden luego de Coloradas. Se conocen por nombres que a través del tiempo les fueron imponiendo los propios vecinos, surgidos de referencias o de características del lugar. Fueron “bautizadas” como Morella, Los Chañares, El Buque y El Sótano… y a ellas se suman una sucesión de rincones costeros que se encuentran entre los puntos que las separan. Que son sitios calmos y encantadores.

Esta extensa costa y sus playas corresponden al sector de Las Grutas que creció en la informalidad, porque se despliega en gran parte de las tierras (260 hectáreas) que, en 2005, en el marco de un litigio judicial fueron reclamadas como propias por una familia de esta ciudad, de apellido Tarruella. Luego, en 2012, se llegó a un acuerdo extrajudicial. Pero, aunque ya está en potestad de hacerlo el Estado no avanza en la regularización del área.

Hoy, esos sectores costeros son ofrecidos entre la diversidad de atractivos que ofrece la secretaría de turismo, para ampliar los puntos de interés que los visitantes poseen para recorrer dentro de la región. Pero, sin embargo, al dirigirse a compartir una jornada de playa los turistas se encuentran con una serie de problemas que no les fueron informados con antelación.

La falta de mantenimiento de los caminos abiertos en plena arena es el tema principal. Y las quejas se repiten entre los que llegan y los vecinos que residen de manera permanente.

Esa traza se empantana en el caso de lluvia, o se bloquea por la acumulación de material que el viento produce. Y las máquinas viales que podrían realizar un mantenimiento, según expresaron los residentes, “brillan por su ausencia”. Por eso, los veraneantes que se aventuran sin contar con móviles adecuados difícilmente llegan a destino.

Por otra parte, en plena temporada estival, la seguridad es un punto clave. Y el operativo desplegado no llega a cubrir este sector, tan alejado del centro. Los cuatriciclos que posee la fuerza y otros móviles de mayor porte sólo llegan, y con escasa frecuencia, a Piedras Coloradas. Pero el resto de las playas quedan sin resguardo. Y, en lo que va del verano, varios vehículos fueron violentados para sustraer equipaje y artículos personales. Aprovechando la distracción de la gente que deja estacionado su auto y acampa un poco más lejos.

La falta de guardavidas es otro aspecto para mencionar. Si bien esto se les indica a los turistas, una vez en el lugar nadie alerta a los bañistas en momentos en los que el mar es considerado peligroso o existen variaciones climáticas. Y el difícil acceso al sector puede complicar un posible rescate.

Más allá de esto, la enorme belleza de la zona atrae a los viajeros. Que, debido a la ausencia de servicios, se equipan de todo lo necesario para pasar el día al aire libre, dispuestos a disfrutar de lugares únicos, donde la naturaleza reina.

Datos

La primera playa que aparece al sur es Piedras Coloradas, a 15 km de Las Grutas. Luego siguen Morella, Los Chañares, El Buque y El Sótano.
La traza se empantana en el caso de lluvia, o se bloquea por la acumulación de material que el viento produce.
18
años estuvo en litigio la zona. En el 2012, tras un acuerdo extrajudicial, 160 hectáreas quedaron para el Municipio y 88 para la famila Tarruella.

Comentarios

Playas del sur de Las Grutas: más turistas, poca inversión