“Pobreza extrema vs. fractura hidráulica”



Quienes somos exagentes de YPF, con la experiencia que obtuvimos trabajando en esa gloriosa empresa, vimos cómo se la descuartizó y malvendió en una enajenación bochornosa. Hoy estamos preocupados al ver cómo se pretende repetir la historia con promesas totalmente falsas; el gobierno nacional quiere imponer una práctica que es una clara expropiación de una decisión que tiene que ser de todos y no de nadie en particular. El senador Pichetto, en una entrevista por la FM Alas, para fundamentar el acuerdo de Chevron-YPF dijo: “La pobreza extrema es más contaminante y destructiva”. Sostener una postura de esta magnitud es como mínimo desafortunado. La pobreza extrema es vergonzosa, humillante y denigrante para las personas que la padecen y el senador debería percibir que ese estado de situación tiene responsables y los distintos gobiernos nacionales, provinciales y municipales tienen obligaciones ineludibles. El senador, en la oportunidad, inauguró el Indec energético dando una cifra de 7.000 millones de dólares de importación de energía, cuando la proyección indicaría una cantidad muy próxima al doble de esa apreciación. Cuando se refirió a la explotación del yacimiento Vaca Muerta cometió el infortunio de confundir pobreza con prácticas que sí contaminan. Para entender mejor esta temática habría que clasificarla en los distintos módulos que la componen: uno referido al contrato, otro a la parte técnica y otro a lo económico. El contrato da el marco jurídico y garantiza a las partes un equilibrio moderando sus pretensiones; crea las responsabilidades y obligaciones a las que las partes se someten y para el caso de controversias fija las formas para dirimirlas. La parte técnica está orientada a que especialistas en la materia se aboquen a llevar a buen término un proyecto. En el caso que nos ocupa serán los ingenieros en petróleo, ingenieros en reservorios, doctores en geología e ingenieros o técnicos especializados en cuestiones ambientales y de remediación. La parte económica será la encargada de suministrar al proyecto los recursos suficientes y necesarios a los requerimientos de la parte técnica, así como de conseguir financiamiento e inversionistas para el logro del fin propuesto. ¿Qué es lo que quiero introducir para el análisis? El senador Pichetto comete un acto de introspección y no está en las mejores condiciones de debatir un tema que requiere de avanzados conocimientos en técnicas extractivas, así como experiencia en su desarrollo y sus consecuencias. Simplificando, no es lo mismo tararear una canción que conocer la letra. Como siempre ocurre en estos temas tan relevantes, juega un papel protagónico el botón de muestra. Es saludable recordarle al senador que cogestionaron Repsol-YPF, el gobierno debía controlar y fiscalizar y así nos fue: pérdida de reservas y de producción, falta de inversión y descapitalización. Una recomendación: si estos bienes, como decía un entrañable presidente, que la divina providencia nos ha prodigado los dejamos en manos de quienes provocaron semejante desmadre, corremos el riesgo de hipotecar el futuro de las generaciones venideras y si permitimos que las empresas multinacionales echen mano a estos recursos sin controles rigurosos seguro nos dirán que el agua que inyectan a presión tiene un grado de toxicidad que al contacto con la roca madre se vuelve inocuo y que después se vuelca a los ríos subterráneos y napas acuíferas como agua mineral lista para el consumo humano. Conclusión: ¿se debe realizar el desarrollo productivo del yacimiento de Vaca Muerta? Por supuesto que sí, pero sometiendo su implementación a un amplio debate de expertos, ingenieros, doctores en geología, centros de estudios petroleros, universidades y ambientalistas y luego ir al Congreso de la Nación para que todos los representantes de los partidos políticos lo discutan en un amplio debate. Agustín Ricardo Molina DNI 8.635.983 Catriel

Agustín Ricardo Molina DNI 8.635.983 Catriel


Comentarios


“Pobreza extrema vs. fractura hidráulica”