Poemas hechos carne y alma de mujer

El próximo miércoles a las 20.30 se realizará en el auditorio de la municipalidad neuquina el recital de poesía "Mujeres", organizado por el grupo cultural Cobreazul. En el encuentro, actores, actrices, poetas, bailarines y un coro interpretarán poemas de los grandes poetas y poetisas del mundo de todos los tiempos. Un encuentro con las voces de Irma Cuña, Pizarnik, Tejada Gómez y Lima Quintana, entre otros autores. La entrada es gratuita.



NEUQUEN (AN).- “Bienvenida a bordo de mis manos, recostada a las palmas, recorrida de uñas, allí dirás todo lo que piensas y estuviste guardando para abrirlo cuando hubiese señal deliberada, vas a incendiar mi tacto, peregrina de aplausos”. El texto que pertenece al poeta uruguayo Roberto Bianchi se hará voz en el sentir de un grupo de poetisas neuquinas que este miércoles homenajearán a todas las mujeres en su día, con las voces femeninas más representativas de la literatura mundial.

El grupo cultural Cobreazul, integrado por las escritoras Lili Muñoz, Marita Molfese y Nancy Kohl, realizarán el próximo miércoles a las 20.30 un recital de poesía en el auditorio de la municipalidad de Neuquén.

El encuentro fue diseñado como un espectáculo en sí mismo, del que participarán poetas, cantantes, actores y actrices, artistas plásticos, bailarines y el Coro Grandes Cantores Neuquinos.

“El eje y objetivo es la memoración del día de la mujer, pero no sólo como una efemérides. Lo que se pretende es recrear la voz social, personal y amatoria y la tarea de la mujer dentro de la literatura. La idea no es ponerse del lado feminista a ultranza, pero sí destacar el lugar que ocupa la mujer y su sentir dentro de la literatura mundial y de todos los tiempos”, explicó Lili Muñoz, una de las organizadoras del encuentro.

En este recital se escucharán, recitarán y vivenciarán poemas de Tejada Gómez, Gustavo Adolfo Becquer, Hamlet Lima Quintana, Nina Reiss y Alejandra Pizarnik. Y también estarán las voces locales de Irma Cuña y Marta Ramos.

Quienes organizaron esta jornada literaria aseguran que la poesía no sólo se lee, sino que además debe ser recitada y actuada para encontrarle y transmitir las fibras más íntimas de quienes plasmaron en un papel su visión del mundo y su modo particular de sentir. Por esta razón, el recitado estará acompañado de pequeños actos de danzas a cargo de Violeta Britos y con canciones y poemas ladinos interpretados por Stella Salum y el Coro Grandes Cantores Neuquinos.

Pensado como espectáculo, no puede faltar tampoco la expresión a través de las artes plásticas. Por eso el encuentro se complementará con obras en cerámica, metales. acrílico y collagraph de Elva Elissetche, Liliana Montes Le Fort, Noel Messidor y Estella Maris Provecho.

La selección de poemas reúne a las más grandes exponentes de la literatura mundial y regional, aquellas mujeres que en diferentes épocas tuvieron el desenfreno y la osadía de liberar sus voces y el coraje necesario para desterrar los tiránicos dictámenes de un mundo que les limitaba sus espacios de expresiones.

“A lo largo de la historia, la trayectoria del hombre en la literatura siempre fue más fuerte en presencia y discurso que la de la mujer. La voz femenina parecería que estuvo más atada a lo referencial, a las vivencias personales, mientras que el hombre salía a cuestionar, interpretar y opinar sobre el mundo. Pero por supuesto hubieron excepciones como Santa Teresa o Teresa de Avila, Sor Juana Inés de la Cruz, Saffo en otra cultura, Pizarnik y Alfonsina en Argentina e Irma Cuña en la región. Todas ella mujeres que se animaron a liberar sus voces y por eso quisimos traerlas a este homenaje”, comentó Muñoz.

“Vienes y vas, y adoras al mar que te arrebata con su espuma y te quedas inmóvil, oyendo que te llamo en el abismo de la noche, y me besas lo mismo que una ola. Enigma fuiste. Enigma serás. No volarás conmigo. Aquí mujer, te dejo tu figura”, dijo una vez el escritor Gonzalo Rojas y se repetirá como un eco lejano en este recital de poesía.

Y Julio Cortázar dirá también “ahora escribo pájaros. No los veo venir, no los elijo, de golpe están ahí, son esto, una bandada de palabras posándose una a una en los alambres de la página, chirriando, picoteando, lluvia de alas, y yo sin pan que darles, solamente dejándolos venir. Tal vez sea eso un árbol o tal vez el amor”.

La entrada es libre y gratuita.


Comentarios


Poemas hechos carne y alma de mujer