Polémica por uso de fondos que hizo la Corte



La Corte Suprema de Justicia rechazó darle un fin social a los más de tres millones de pesos decomisados a la ex funcionaria menemista María Julia Alsogaray, condenada por enriquecimiento ilícito en el 2004. Así lo informó el Centro de Investigación y Prevención de la Criminalidad Económica, la ONG que fue “amiga” (amicus curiae) del tribunal que sustanció la investigación y que denunció que, ahora, con esta resolución la Corte Suprema “ha decidido darle la espalda” a la sociedad. En un comunicado, CIPCE remarcó que “este caso representó el primer recupero de activos en hechos de corrupción en Argentina, a través del remate del petit hotel que tenía la ex funcionaria para luego decomisar más de tres millones de pesos”. En varias oportunidades la ONG solicitó que se entregara el dinero con fines sociales y propuso “al Hospital Garrahan como destino posible”. Pero la Corte desestimó este planteo y en el 2010 se presentó un “recurso de reconsideración, explicando la importancia de que ese dinero fuera aplicado a un fin social específico, para visibilizar los efectos de la corrupción y reparar el daño social causado”. La Corte rechazó el pedido y cerró el caso. (DyN)


Comentarios


Polémica por uso de fondos que hizo la Corte