Desbaratan una banda de estafadores que operaba desde la cárcel de Bariloche

La información la suministró Gendarmería Nacional, cuyos efectivos realizaron los allanamientos.





Una banda que realizaba estafas con ventas fraudulentas de terrenos y de planes de viviendas desde Bariloche hacia toda la provincia y buena parte del país, fue desbarata por la Gendarmería Nacional. Allanaron hasta dos celdas del Penal 3 de Bariloche, desde donde operaba la banda. Hay un detenido.

En los allanamientos secuestraron un vehículo, 20 teléfonos celulares, tarjetas bancarias, documentos de las víctimas y cédulas de identidad.  

Un auto fue secuestrado durante los allanamientos (Foto: Archivo)

Se «registraron 12 inmuebles, entre ellos, dos celdas de la Unidad Penal de Bariloche. Se presume que la banda realizaba estafas simultáneas a nivel nacional y tendría conexiones con el tráfico de estupefacientes», señala el comunicado de la fuerza federal. «Hay un detenido y diez involucrados supeditados a la causa», se añadió.

La información, que no pudo ser confirmada aún desde las fiscalías del Poder Judicial rionegrino, indica que la Unidad de Investigaciones de Delitos Complejos y Procedimientos Judiciales “Bariloche” de Gendarmería allanó diez domicilios de la ciudad «a fines de dar con el paradero de los miembros de una asociación ilícita dedicada a la venta fraudulenta de terrenos, planes de viviendas y otras estafas telefónicas llevadas a cabo dentro y fuera de la provincia de Río Negro».

«Los gendarmes realizaron la requisa de dos celdas de la Unidad Penal de la ciudad de Bariloche desde las cuales operaban algunos de los eslabones de la cadena delictual», añade la información.

Los gendarmes «lograron dar con el principal investigado, que por orientación del Juzgado de Garantías de Bariloche fue detenido». Hay diez «involucrados que quedaron supeditados a la causa».


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Desbaratan una banda de estafadores que operaba desde la cárcel de Bariloche