Prisión preventiva al líder de una banda acusado de estafar con licencia de remís y lotes en Bariloche

Estiman que el valor de las estafas asciende a 50 millones de pesos. Norberto Gutiérrez fue acusado de seis defraudaciones y brindar falso testimonio por alojar a un evadido del Penal 3 en su casa.





En una extensa alocución, el fiscal Tomás Soto detalló el modus operandi de Norberto Gutiérrez, acusado de estafar a seis personas en Bariloche, a través del compromiso de la venta de una licencia de remís y lotes. También se lo acusó de falso testimonio por haber alojado en su casa a Fabio Bonefoi cuando se escapó del Penal 3.

La investigación se lleva a cabo desde hace seis meses y durante los últimos 90 días, incluyó varias escuchas telefónicas. Fuentes de Gendarmería Nacional dieron cuenta de un allanamiento en dos celdas del Penal 3 de Bariloche, desde donde operaba la banda. Luego, allanó diez domicilios y se procedió a la detención de Gutiérrez -aunque habría otras diez personas involucradas-.

El juez Sergio Pichetto dio por formulados los cargos por siete hechos contra Gutiérrez y otorgó un plazo de investigación de 4 meses que vence el 23 de octubre. También dispuso la prisión preventiva del imputado en el Penal 3, ante el peligro de fuga y entorpecimiento de la investigación. «Necesitamos garantizar que los testigos puedan acudir al estrado con la posibilidad de poder declarar«, dijo el magistrado.

El primer hecho que detallaron desde la fiscalía es de 2021, cuando Gutiérrez ofreció a la denunciante una licencia de remís, a cambio de 500.000 pesos. «Gutiérrez le manifiesta que para dar de alta la licencia, debía contar con un vehículo inscripto a su nombre. La mujer no lo tenía y por la pandemia, era algo imposible. Gutiérrez le aportó documentación falsa», relató Soto.

La mujer abonó, en primer lugar, 2000 dólares, luego, 1800 dólares, seguidos de otros 3000 dólares y finalmente 47.000 pesos.

Cuando la denunciante concurrió a la Municipalidad de Bariloche para regularizar el trámite, relató Soto, al exhibir la documentación, el director de Tránsito, Carlos Catini, le advirtió que no era su firma ni el sello del Municipio. «Mediante el engaño, la denunciante pagó 541.000 pesos. Pero, además, en este caso hubo falsificación de documentos», mencionó el fiscal.

El segundo hecho habría ocurrido entre junio y julio del 2020 cuando Gutiérrez ofreció la venta de un terreno en la calle Tronador. Dijo ser el propietario del lote y acordó con el denunciante, el pago de 7.000 dólares y la entrega de un auto Mercedes Benz. «Se suscribió el boleto de cesión de derechos bajo la promesa de escriturar después. Pero apareció el verdadero propietario del terreno que aseguró que nunca había suscripto ningún documento con Gutiérrez y se percataron de que habían sido engañados», continuó Soto.

Otro hecho es de noviembre del 2019 cuando las víctimas contactaron a Gutiérrez para adquirir un lote en el barrio Entre Cerros, por 1.200.000 pesos. El acuerdo fue abonar 630.000 pesos al firmar el documento de cesión de derechos y luego, se pagaría el saldo, en 28 cuotas. «Se cumplieron 26 cuotas y los damnificados descubren que el lote no pertenecía a Gutiérrez. Transcurren los días y le exigen la entrega de documentación. Lo denuncian por estafa«, dijo.

El «legajo 4», continuó, da cuenta de «otra puesta en escena». Gutiérrez ofrece un terreno en el barrio Entre Cerros por 4.000.000 pesos. Cuando las partes suscribieron el boleto de cesión de derechos, el imputado recibió un adelanto de 500.000 pesos. La víctima se topó con el verdadero titular del predio y «cayó en la cuenta de que había sido engañada».

En una quinta denuncia, Gutiérrez ofreció la venta de un terreno en Villa Lago Gutiérrez a cambio de 900.000 pesos. «Cuando la víctima toma posesión y realiza las tareas de desmalezamiento, fue anoticiado de que estaba usurpando un terreno. En este caso, el escribano Santander denunció que no había suscripto la escritura presentada. Y denunció la sustracción de uno de sus sellos. Dijo que habían ensayado su firma, pero era muy grosera», expresó Soto.

El último legajo por estafa involucra un lote en avenida Bustillo. Al presentarse en la Dirección de Catastro, la víctima tomó conocimiento de que el terreno estaba a nombre de otra persona y también realizó la denuncia penal.

«Estoy viendo muchos hechos que, de haber ocurrido de la manera en que el fiscal describe, constituyen un delito. No hay dudas. En todos los hechos, hay un ardid hacia quien termina entregando dinero, creyendo estar realizando un negocio con el imputado», sentenció Pichetto, poco antes de que finalizara la audiencia que se extendió por más de dos horas.

Añadió que «se utilizó información falsa con la firma de un escribano que denunció el robo de su sello. Se ofreció la venta de lotes que no eran propios. Todo esto resulta sufciente para dar por acreditados los hechos».

Al justificar el pedido de prisión preventiva, Soto se refirió la sumatoria de hechos y al perjuicio patrimonial con multiplicidad de víctimas. «Todos manifestaron haber sido amenazados al denunciar la estafa. Leonardo Sánchez se mudó a El Bolsón porque dijo temer por su vida. Otro dos dijeron haber recibido mensajes intimidantes en el que decían que sabían quiénes son y dónde viven. Les debemos brindar protección», señaló Soto.

Agregó que Gutiérrez no tiene un domicilio fijo ya que en los últimos tres meses, cambió de casa en tres ocasiones. «El domicilio que dio no se condice con el que habitaba. Estafó a muchísima gente, es el principal responsable de maniobras vinculadas al IPPV con multiplicidad de personas involucradas. Ha falsificado escrituras públicas para cometer delitos. ¿Qué podemos esperar de Gutiérrez?», planteó.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Prisión preventiva al líder de una banda acusado de estafar con licencia de remís y lotes en Bariloche