El desmantelamiento del Enacom suprimirá controles en servicios de telefonía e internet

El organismo fiscalizador perderá presencia territorial y ya no habrá seguimiento de las empresas que brindan servicios de telefonía e internet. También corren riesgo las comunicaciones del aeropuerto.

A diferencia de lo que ocurre en otros organismos del Estado, el Ente Nacional de Comunicaciones no sufrió un recorte de personal sino un cierre liso y llano de todas sus delegaciones, según lo informó el gobierno. La desaparición de esa presencia territorial eliminará controles clave en servicios de telefonía, internet y en el uso de frecuencias radiales, alertaron sus trabajadores.

El achique recayó sobre trabajadores con antigüedad laboral de hasta 30 años. En la práctica significará que los usuarios de internet, telefonía fija y digital no tendrán dónde efectuar denuncias por abusos tarifarios o caídas del servicio.

Uno de los despedidos en la delegación Bariloche, Pablo Roque, dijo que además desaparecerán los controles de transmisión por radio VHF, que en la zona son muy usadas por camioneros chilenos. Tampoco habrá quién actúe ante la superposición de emisoras FM (en Bariloche hay más de 100) y sobre interferencias radiales que suelen afectan al aeropuerto.

La delegación local que fue formalmente cerrada desde el 1 de abril tenía siete empleados, entre técnicos y administrativos que tomaban denuncias. Roque lleva 18 años como empleado público, y se inició en la antigua Comisión Nacional de Comunicaciones. Dijo que una de sus compañeras, también cesanteada, tiene 32 años de antigüedad y es empleada de planta.

“Nuestro trabajo es importante, porque el ente se encarga de la regulación de las telecomunicaciones. Tenemos jurisdicción en la Línea Sur y en la comarca andina hasta Lago Puelo. Vamos de pueblo en pueblo, en la tarea de verificar que las empresas cumplan con la señal de 3G, o 4G que tienen acordada”, explicó.

También vigilan que los usuarios de radio VHF (por ejemplo los choferes de camiones chilenos, tengan autorizado el uso del espectro y paguen la licencia, “si no se les retira el equipo”.

Roque dijo que entre las funciones más importantes del Enacom en Bariloche está la de controlar que no haya interferencias radiales al aeropuerto. Señaló que la categoría de una aeropuerto depende entre otras cosas de la seguridad de sus comunicaciones. El de Bariloche es “internacional” y esa calificación podría correr riesgo si comienzan a tener problemas con el uso de la frecuencia asignada. Algo que requiere verificación permanente porque en Bariloche hay un gran tráfico de emisoras FM.

Roque señaló que “son más de 110 radios” las que funcionan en la ciudad y también suelen superponerse entre ellas, por lo cual reciben denuncias de las que tienen licencias y deben citar a las partes para buscar solución y llegado el caso “se infracciona y se decomisan equipos”.

El trabajador del Enacom subrayó que todas esas funciones quedarán suprimidas con la caída de las delegaciones, que son decenas en todo el país, y agrupan a unos 400 trabajadores, que hace unos días fueron despedidos. Subrayó que por esa razón la situación es distinta a la de otros organismos como Parques Nacionales o Vialidad, donde hubo raleo de personal, pero con continuidad operativa.

Primeras reacciones

La ofensiva del gobierno nacional sobre el Enacom repercutió también en ámbitos legislativos. La senadora Silvina García Larraburu (Unión por la Patria) presentó un proyecto de declaración en el que destaca el rol de control y fiscalización que realizan las delegaciones, así como la recepción de reclamos. Dijo que esas tareas “son esenciales para asegurar la calidad de los servicios prestados y reducir las disparidades en el acceso a las tecnologías de la información entre las diferentes regiones del país”.

Roque señaló a modo de ejemplo que Bariloche no tiene cobertura de internet en el 18% de su ejido. Existen barrios como Nahuel Malal con conflictos permanentes y sin el Enacom, las empresas prestadoras ya no tendrán seguimiento alguno, Lo mismo que con las tarifas.

Para Larraburu “la decisión de cerrar las delegaciones expresa una visión sesgada y centralista que atenta contra el objetivo de reducir las asimetrías regionales y deja sin ningún tipo de control a quienes están a cargo de brindar un servicio esencial como lo es la conectividad”.

También en el Concejo Municipal de Bariloche ingresó un proyecto de comunicación promovido por el bloque de Incluyendo Bariloche para “repudiar” la decisión de cerrar las delegaciones del Enacom. Los concejales reseñaron la tarea que realiza el organismo en esta ciudad y destacaron el ordenamiento realizado en el sistema VHF para los organismos que actúan en contexto de emergencia, como Defensa Civil, Splif, Parques Nacionales, Prefectura, Bomberos y Club Andino Bariloche, a fin de que puedan realizar un uso eficiente del espectro radial.

Solicitan en el texto dirigido al gobierno nacional que se garantice la continuidad del Enacom y de sus trabajadores “para resguardar los derechos de comunicación de todos los habitantes”.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora