Exclusivo Suscriptores

El Plan Castello ya pagó 61,4 millones de dólares y no achicó la deuda

Con la segunda cuota de 2022, la provincia habrá liquidado desde 2018 el equivalente al 21% del capital emitido hace cinco años en el programa de financiamiento de un plan de infraestructura que está llegando a su fin.

Cuando la semana que viene logre que el Banco Central le cambie pesos por dólares, la provincia de Río Negro pagará una nueva cuota de los intereses del Plan Castello, el programa de financiamiento de obras que ya le costó 61.400.000 dólares al Estado sin haber achicado ni un centavo el capital de la deuda.
Son, al valor del dólar oficial, casi 9.000 millones de pesos, equivalente a lo que se gasta por mes en el pago de los salarios de todos los trabajadores del Estado.

Hasta ahora, Río Negro pagó intereses equivalentes al 21% del capital colocado, a razón de 4,2% por año transcurrido desde la colocación de los bonos en dólares, a finales de 2017.

De todos modos, hubo un período, prácticamente todo 2020, que la provincia no realizó pagos de intereses, antes de refinanciar el programa.


Un mensaje a la Bolsa



Adrián Chebeir, secretario de Financiamiento y Deuda Pública de la provincia, ya le envió a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires la comunicación sobre el pago de los 7.805.194 dólares correspondientes a la segunda cuota de intereses de este año. Ese depósito se hará efectivo el jueves que viene.

En la refinanciación de este programa de deuda, la tasa de interés aplicable en 2022 es del 4,875% anual.
El ministro de Economía de la provincia, Luis Vaisberg, explicó que con 48 o 72 horas de anticipación le pedirán al Banco Central los dólares que, a la cotización oficial, comprará la provincia para cumplir con los intereses de esta deuda.

Son 1.139 millones de pesos, de acuerdo con la cotización de ayer.

Los dólares deben ser transferidos al US Bank National Association de Nueva York.

Vaisberg informó además que el miércoles se reunieron en Buenos Aires con directivos de VR Advisory Services Ltd, la consultora que representa a los tenedores de esos bonos, emitidos originalmente en 2017.
No trascendió el contenido de esas conversaciones, de las que participó también el secretario Chebeir.
Al Plan Castello, que se constituyó con 300 millones de dólares para financiar un programa de obras de infraestructura, desde plantas de tratamiento de líquidos cloacales hasta rutas, le quedan sólo 131.000 dólares, aunque miles de millones de depósitos, bonos, letras y títulos expresados en pesos.

En la primera mitad del año (de enero a junio), el fondo fiduciario que administra los fondos, que administra el banco Patagonia, transfirió para obras públicas 1.200.434.767 pesos y pagó 8.961.603 en comisiones bancarias y liquidó 801.983.683 en intereses (ver aparte).


Año por año



El Plan Castello comenzó a pagar intereses en 2018, con la idea de cancelar capital algunos años más tarde.

El esquema original fue una tasa del 7,6% anual, pero luego de que en 2020 la provincia (y casi todas las que durante el gobierno de Mauricio Macri se endeudaron en dólares y bajo ley extranjera) entrara en default, se renegociaron plazos e intereses con los tenedores.

El acuerdo con los inversionistas que tienen los bonos fue extender el plazo de inicio del pago del capital hasta 2024 y aplicar una tasa de interés del 4,875% anual este año; de 6,625% el año que viene; y desde entonces del 6,873%.

Cuando el próximo gobierno esté transitando su primer año de gestión, habrá que pagar los primeros 100 millones de dólares del capital (14.600 millones de pesos, a valores de hoy). Lo más probable es que los plazos vuelvan a diferirse, lo que generará otra vez millones en intereses.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora