Frustrado camino por la montaña hacia el lago Escondido: el relato de una mujer que caminó 60 kilómetros

Sandra Contreras, dirigente de ATE y CTA Autónoma de El Bolsón relató a RÍO NEGRO su experiencia. La columna que transitaba el sendero de montaña debió regresar porque el camino es inaccesible. Las organizaciones reafirman que el ingreso es por Tacuifí.

Los 24 caminantes de la columna “Juana Azurduy” que pretendían llegar al lago Escondido, al pie de la mansión del magnate inglés Joe Lewis, vieron frustrada su misión por las malas condiciones de la senda de montaña que los obligó a regresar al punto de inicio, en Mallín Ahogado, una semana después de comenzar la travesía con el mensaje de la “defensa de la soberanía nacional”.

La bandera argentina con la consigna “La patria no se vende” logró ser desplegada en el lago Soberanía, un espejo de agua ubicado a unos kilómetros del Escondido, donde el recorrido se paralizó.

Quedó demostrado que no hay camino de acceso al lago Escondido, la senda de montaña es de altísima exigencia e intransitable”, señaló Sandra Contreras, secretaria general de ATE y de la CTA Autónoma en El Bolsón, la única referente de la región que participó de la columna integrada por 24 personas, referentes y militantes de distintas organizaciones sociales del país, luego de prepararse físicamente durante un año y tres meses, con entrenamientos cinco veces por semana, para cargar una mochila con 30 kilos de equipamiento e insumos durante varios días en la montaña, con el objetivo de llegar al lago Escondido.

Contreras dijo a Diario RÍO NEGRO que lo ocurrido es un “hecho político” y puso énfasis en el “contexto nacional de entrega de la soberanía nacional del gobierno de Javier Milei”. También apuntó sus críticas a la Justicia y al Gobierno de Río Negro por no garantizar el libre acceso al lago Escondido a través del camino vehicular de Tacuifí, cuyo derrotero judicial iniciado en 2005 está ahora en la Corte Suprema de Justicia.

Sandra Contreras (primera en la fila), referente de ATE y CTA Autónoma de El Bolsón fue la única integrante regional de la columna que intentó llegar al lago Escondido. Foto: Gentileza

La columna “Juana Azurduy” inició la travesía el lunes 5 de febrero desde el puesto Wharton, en Mallín Ahogado. Pasaron por varios senderos que en verano tiene gran cantidad de público porque por ese sector se llega a los refugios Cajón del Azul, El Retamal, entre otros muy visitados. La primera noche durmieron en el área del refugio Las Horquetas, donde confluyen los ríos Azul y Rayado; el martes descansaron en Los Laguitos, el último del circuito de refugios de El Bolsón y desde allí el miércoles emprendieron hacia el lago Soberanía. En total caminaron unos 30 kilómetros.

Una vez en el lago Soberanía, Contreras relató que intentaron “visibilizar en sendero pero no existía, la vegetación está avanzada sobre el camino y como es un área protegida no se puede tocar”. Con equipos de seguridad como cuerdas, crampones, entre otros, llegaron unos metros antes del la zona llamada “el derrumbe” que es un accidente geográfico complejo y se decidió emprender el regreso.

En total 24 personas de distintas organizaciones sociales del país integraron la columna que intentó llegar al lago Escondido por la montaña. Foto: Gentileza

Este año tampoco optaron por continuar en botes a través del lago Soberanía, como ocurrió el año pasado. “No teníamos garantías que no esté patota del otro lado esperándonos. Era un riesgo”, admitió la dirigente al referirse a personal de seguridad y pobladores que protagonizaron con los caminantes altercados y situaciones violentas los años anteriores.

El viernes comenzó el recorrido a la inversa, volvieron a transitar los 30 kilómetros y llegaron a Mallín Ahogado el domingo cerca de las 19.

“Hay que lanzar una convocatoria a funcionarios del Estado provincial, legisladores, jueces y fiscales para que realmente se calcen los borceguíes de montaña, carguen una mochila de 30 kilos y comprueben ellos mismos que no se garantiza el libre acceso al lago Escondido”, enfatizó Contreras y aludió al fallo del STJ que rechazó la opción del camino Tacuifí como alternativa para llegar al espejo de agua y ratificó que el sendero es por la montaña.

Integrantes de la columna que caminó la senda de montaña para llegar al lago Escondido. Foto: Gentileza

Durante la travesía tuvimos mucho apoyo de la gente que nos cruzamos cada vez que extendíamos la bandera por la ‘soberanía’ o la que dice ‘la patria no se vende’. Hago un llamado a que El Bolsón entienda que es estratégico lo de lago Escondido porque es la avanzada para el extractivismo y la extranjerización en la zona”, afirmó la dirigente gremial admitiendo cierta apatía en su propia comunidad.

Ahora queda la manifestación e intento de ingreso al lago Escondido a través del camino vecinal Tacuifí, en la zona de El Foyel, que el miércoles 14 emprenderán las organizaciones sociales encabezadas por la CTA Autónoma y el dirigente de ATE Nacional, Rodolfo Aguiar. Ese día, en la Justicia vence el plazo de investigación en la causa por las agresiones que el año pasado sufrieron manifestantes que ingresaron al camino y fueron atacados por pobladores.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios