Gastronómicos protestaron en las Mil Millas hasta que los notificaron de la conciliación obligatoria

El sindicato que representa a los trabajadores del sector reclamó en el Centro Cívico de Bariloche, en la antesala de la largada de la tradicional carrera de los autos clásicos. El Ministerio de Trabajo de la provincia intervino y obligó a cesar la manifestación.





El Ministerio de Trabajo de la provincia dictó esta tarde de miércoles la conciliación obligatoria en el conflicto de los trabajadores gastronómicos, que reclaman desde hace semana la equiparación de los básicos salariales en los hoteles de cuatro y cinco estrellas y habían montado una ruidosa protesta en el Centro Cívico.

El piquete gremial, con banderas, bombos y bocinas interrumpió durante casi una hora los preparativos de la carrera 1.000 Millas Sport, que ya tiene la rampa lista y anunció la largada simbólica para las 18. Los vistosos autos deportivos y sus pilotos rodeaban ya la plaza principal de la ciudad, a la espera de pasar por la rampa.

El asesor de la Uthgra Bariloche Ovidio Zúñiga explicó que los salarios básicos que pagan los hoteles en Bariloche son más bajos que los de Buenos Aires y piden la equiparación, lo cual significaría una mejora automática de unos 20 mil pesos en promedio para cada trabajador, que se sumaría a los aumentos obtenidos en paritarias.

Dijo que la protesta está dirigida en primer término al hotel Llao Llao, que es epicentro de la tradicional carrera y alojamiento de todos los competidores, y pertenece a la firma Irsa Galerías Pacífico SA, propietaria de otros dos hoteles en capital federal donde abona los salarios “que se niega a extender a Bariloche”.

La misma exigencia plantea la Uthgra ante otra decena de hoteles locales, entre ellos el Panamericano, el Inacayal, el Alma del Lago, El Casco y el Edelweiss, agrupados todos en la cámara AHT.

Los manifestantes cruzaron dos camionetas y bloquearon la calle demarcada con vallas por la que debían circular los autos. Mientras las bombas de estruendo y las bengalas se hacían notar en la plaza, Zúñiga mantuvo un diálogo cara a cara con los organizadores de la carrera, a quienes les explicó que hicieron “lo imposible” para evitar el conflicto, pero no tuvieron alternativa ante la “intransigencia” de los hoteles.

“Es inconcebible con lo que facturan que tengan estos salarios. Facturan más que en Buenos Aires y vienen a bastardear a los trabajadores -denunció-. Les pido disculpas, pero no fue nuestra intención llegar a esto”.

El sindicato gastronómico hizo el reclamo para equiparar los salarios básicos que perciben los trabajadores de los hoteles «vip» de Bariloche con los que abonan en Buenos Aires. (foto Alfredo Leiva)

"No somos hoteleros"


Daniel Claramont, uno de los responsables de la carrera, se quejó por la irrupción, que puso en riesgo la actividad programada para la tarde de hoy y que también podía entorpecer la de mañana, porque el gremio ya había anunciado que se concentraría desde temprano en Llao Llao. “Esto no es algo que podamos resolver, tienen razón pero no somos hoteleros -argumentó Claramont-. Busquen otra forma, para nosotros es un año de laburo tirado al lago”.

Instantes antes de ser notificados de la conciliación y cuando la tensión crecía, Zúñiga le dijo a este medio que el ministerio de Trabajo de la provincia debía “asumir su responsabilidad” ante el conflicto, porque “el poder político no puede pasar desapercibido ni agachado en esto”.

Los bombos sonaron sin parar durante una hora y una mensaje grabado repetía una y otra vez que los hoteles de cuatro y cinco estrellas de Bariloche “tienen tarifas dolarizadas” y ya no enfentan bajas temporadas, por lo cual deberían reconocer el atraso en los salarios, que en muchos casos “están por debajo de la línea de pobreza”.

Poco antes de las 17 llegó a la plaza la delegada de Trabajo en Bariloche, Yanina Sánchez, con las actas de la conciliación obligatoria y un llamado a audiencia de partes para mañana a las 9. Les advirtió que la intervención de Trabajo se extenderá por diez días hábiles y que los obliga a “cesar con las medidas de acción directa en forma inmediata”.

La funcionaria aclaró que la medida por ahora sólo involucra a la Uthgra y a la firma Irsa Galerías Pacífico (titular del hotel Llao Llao) pero anticipó que mañana, después de la audiencia, la extenderá a la filial local de AHT.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Gastronómicos protestaron en las Mil Millas hasta que los notificaron de la conciliación obligatoria