La “amenaza y/o extorsión” de Macri: por qué Weretilneck piensa como CFK, pero no saldrá a decirlo

El senador y gobernador electo de Río Negro tiene postura sobre los dichos del expresidente, quien le pidió colaborar "para que no nombren a jueces militantes".

La “amenaza y/o extorsión” hacia Alberto Weretilneck que vio Cristina Fernández de Kirchner en el reciente mensaje televisivo del expresidente, Mauricio Macri, no está muy lejos de la interpretación que hacen por estas horas cerca del senador y gobernador electo de Río Negro.

“Y… lo estamos viendo como un apriete”, comentó esta mañana un dirigente de Juntos Somos Río Negro que conoce bien el pensamiento de Weretilneck.

De todas maneras, la línea que bajó el presidente del partido provincial a todos los protagonistas de la campaña electoral es que eviten alimentar el tema con nuevas declaraciones, para que no se corra el eje del mensaje que buscan transmitir a los rionegrinos rumbo a las PASO.

Ese posicionamiento se encuentra precisamente equidistante de los expresidentes, para exhibir a JSRN como una fuerza que está fuera de la grieta y que puede ir de un lado a otro con sus votos en el Congreso, porque su prioridad es la defensa de los intereses de la provincia.

El oficialismo rionegrino llega a los comicios del domingo con una boleta corta, sin precandidatos presidenciales que traccionen votos, un desafío que llevó a Weretilneck a tomar el protagonismo casi central de la campaña, con mensajes en medios de comunicación y en redes sociales que alientan el corte de boleta.

Dentro de esa estrategia, coincidir públicamente con Cristina Kirchner con respecto a los dichos de Macri hubiese significado correr el eje del mensaje provincialista del senador, porque desde Juntos por el Cambio le recordarían rápido todas las votaciones en las que aportó a la mayoría kirchnerista en el Congreso.

Pero, por otra parte, convalidar a la vicepresidenta hubiese expuesto al gobernador a una contradicción, porque apenas días atrás dijo en entrevistas que no estaba de acuerdo con la continuidad de la camarista federal Ana María Figueroa, integrante de la sala que debe decidir sobre la realización del juicio en la causa Hotesur-Los Sauces.

Weretilneck dejó de atender el teléfono al kirchnerismo, quien pretende su presencia para tener quórum, sesionar y tratar pliegos de designación o de continuidad dentro de la Justicia Federal.

Desde el entorno del senador explican que el silencio prudente ante las palabras de Macri es una decisión vinculada a evitar confusiones, con palabras que sean interpretadas como un guiño al kirchnerismo, cuando el senador busca que no lo emparenten con el oficialismo ni con la principal coalición opositora nacional.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios