Trabajadoras eventuales discutirán la «baja» de los contratos del ministerio de Desarrollo Social en Neuquén

Aseguraron que a diferencia de los grupos convocados para la campaña del MPN, trabajaban por el mismo sueldo en las dependencias del ministerio.

“Sabiendo que estábamos caídas, nos hicieron trabajar todo abril”, dijo una de las mujeres que firmó un contrato “eventual” con el gobierno de la provincia de Neuquén y que aseguró que no es del sector contratado para hacer campaña política para el MPN, sino que realizaban contraprestaciones en dispositivos del ministerio de Desarrollo Social.

Explicaron que fueron despedidas la primera semana de mayo, con la indicación de que habían cesado en abril. Exigen el pago del mes trabajado, además de insistir en que sus contratos, fueron por 12 meses.

Según detallaron las voceras del grupo que comenzó integrado por unas 70 personas y actualmente son 12, por el sueldo contraprestaron como ayudantes terapéuticas, acompañantes de adultos mayores o diferentes tareas que realizaron hasta abril en el área de niñeces o en áreas de familia.

Según el abogado que las asesoró, Nahuel Urra, cada caso «tiene particularidades» (algunas tienen recibos de sueldos que datan de 6 meses o 10) pero en común, las “eventuales” fueron contratadas por el ministerio de Desarrollo Social con las retenciones legales (jubilación, obra social) y el aviso de despido llegó en mayo con el cese retroactivo a partir del 1 de abril, situación que evaluó como anómala además por la falta de preaviso.

“Ingresaron eventuales para distintos tipos de cosas: nosotras estabamos contraprestando, no estaba cobrando en la casa: tenían gente cobrando lo mismo que yo que hacía 8 horas, (otros) estaban en sus casas y en las sombrillas haciendo panfleteadas”, dijo Laura Villar, una de las voceras del grupo.

En su opinión, el gobernador Omar Gutiérrez, debería “revisar la baja” de todos los cesados en mayo para distinguir entre quienes realizaban tareas de proselitismo y quienes cumplían labores en ministerio. “Hay gente -de los contratados- que no se preocupa, porque estaban cobrando en sus casas, pero nosotras, contraprestamos”, insistió.

Agregó que fueron convocadas en noviembre (hay otros casos de meses antes) por el ministerio de Desarrollo Social. En su opinión “los despidos no fueron porque se pierde una gestión, porque con esa resolución -que dataría de enero y que habla de contratos cuatrimestrales- nos dejan sin trabajo antes de que se votara, hay otro trasfondo” en las bajas, sostuvo.

Las mujeres estaban indignadas con las declaraciones que hizo el diputado provincial electo del MPN Claudio Domínguez (actual concejal) de que se contrataron casi 1.500 personas para la campaña, en condición de eventuales y que cesaron tras el resultado adverso del 16 de abril para el MPN, a fin de no generar problemas al futuro gobierno de Rolando Figueroa (Comunidad).

Insistieron en que la figura de eventuales no sólo abarcó las contrataciones partidarias para campaña sino en tareas de acompañamiento en diferentes dispositivos del ministerio y que les dieron de baja antes de que finalice el contrato, sin pagarles el último mes de tareas.

“Nunca firmamos por 4 meses, no comencé en la administración pública con una sombrilla repartiendo panfletos, no hay contratos por 4 ó 6 meses como dice Domínguez; hay gente que no protesta porque ellos mismos te dicen que era por campaña y otros que ni firmaron: nosotros empezamos como 70 a protestar y quedamos 12”, ejemplificó.

Dijo que hubo aportes temporales para desactivar la protesta que se llevó a cabo en Casa de Gobierno y frente a Desarrollo Social los primeros días de mayo.

El lunes próximo, presentarán un escrito para que les entreguen copias de sus contratos y puedan ver sus legajos, en tanto en los diferentes grupos, ya se habla de una marcha de los eventuales para comenzar la semana.

Entre los recibos de sueldo y resúmenes bancarios de los “eventuales”, el abogado detectó pagos irregulares: se hicieron las retenciones de ley de la mensualidad y además se les depositó menos de lo que correspondería.

“Vamos a requerir la información que se les está negando, como el acceso a sus contratos y los legajos”, sostuvo el abogado del grupo de contratadas que pugna por volver al ministerio.

Laura Villar y Ana, dos contratadas eventuales en los dispositivos de Desarrollo Social que exigen el cumplimiento de un año de contrato (foto Matías Subat)

Desde el ministerio de Desarrollo Social no hubo respuestas luego de que el concejal Claudio Domínguez reconociera la existencia de pagos gubernamentales a personas que trabajaron para la campaña proselitista del MPN.

Domínguez dijo conocer el entramado del reclamo de los contratados, cifró en más de 1400 los acuerdos eventuales que se firmaron en la oficina de Recursos Humanos del ministerio de Desarrollo Social e insistió en que los acuerdos fueron cortos (4 a 6 meses) y cesaron para no trasladar ese incremento de personal a la gestión que asumirá el 10 de diciembre.

Desde el gobierno, la única mención a la protesta de los contratados temporales el 4 de mayo pasado, fue indicar que no habían sido despedidos sino que habían cesado sus contrataciones.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios