Preocupa en Las Grutas la baja afluencia turística

Los dueños de departamentos culpan al efecto pandemia. Se impone el turismo de fin de semana, por dos o tres días.

El movimiento en el balneario es mucho más bajo que en años anteriores.

Bajo nivel de turistas y una temporada signada por la incertidumbre que hace difícil prever si los niveles de ocupación superarán el 30% que se da hasta ahora, con picos de arribos que suelen registrarse los fines de semana.

En esta temporada, la característica principal es que los viajeros pernoctan menos días. Se impone el turismo de fin de semana. Llegan en la tarde del viernes y se vuelven el domingo a última hora.

La situación no es alentadora para el balneario. Los últimos datos oficiales registraron que en lo que va del verano muestra un 75% menos de turistas que en la temporada pasada.

Si bien la caída de la ocupación de plazas afecta a todas las ciudades turísticas de la región al comparar con el año pasado, en Bariloche y las ciudades de la cordillera neuquina los números son más favorables. (Ver recuadro)

“Enero siempre fue un mes de turismo masivo. Y hay una franja que esta vez, por efecto de la pandemia, no se hizo presente. Esa franja está compuesta en gran parte por público más joven, que con las restricciones nocturnas optaron, en su mayoría, por no viajar hacia aquí. Y otra, la de aquellos que venían a los cámpings, que este año no funcionan porque las autoridades de salud consideraron que no podrían manejarse con buenos protocolos” analizó Carlos Rivas, de la asociación de extrahoteleros.


Con destino asegurado, los turistas pueden viajar durante la madrugada, cuando rige el "toque de queda sanitario"


“Eso es sólo una parte de lo que repercute. También está la situación económica de la gente, que este año viene golpeada por la pérdida de poder adquisitivo de sus salarios. Y la confusión que se les generó con los anuncios de lo que iban a necesitar para vacacionar. Todo incidió”, opinó el comerciante, que integra la entidad que nuclea a los dueños de departamentos y complejos, que son los que más camas le aportan al sector.

El duro panorama provocó que muchos comerciantes decidieran bajar el precio de sus alojamientos un 20%. O optaran por cobrar lo mismo que durante la temporada anterior.

En el caso de los prestadores de excursiones y experiencias recreativas, la situación no es mucho mejor. “Estamos trabajando un 50% menos que el verano pasado” dijo Claudio Barbieri, que tiene una firma que opera en el rubro.

Por otra parte, los operadores contaron que en muchos casos la gente se manifiesta temerosa de compartir actividades que impliquen el contacto con grupos, pese a que existen protocolos y se extreman los cuidados.

“Nos está pasando que muchos nos contratan los paseos y no quieren viajar en el vehículo que ponemos para el traslado. Optan por ir en su propio auto, siguiendo a la empresa” relató Walter Zonco, que también posee una empresa del rubro.

Pero el panorama no es del todo desolador. “Hay consultas y reservas para fines de semana claves, como el feriado de carnaval, que será en febrero” contó Barbieri.

“Es una temporada impredecible pero el interés de la gente está. Lo que ocurre es que el que viaja reserva sobre la marcha, y por eso todo se va desarrollando día a día, sin poder planificar mucho” sintetizó Zonco.


La cordillera neuquina registra una ocupación del 80%


La primera quincena de enero cerró con el movimiento turístico en alza en Neuquén, pese a los números altos de contagios por Covid-19. Esperan una segunda quincena similar o con una ligera suba en las estadísticas.

Neuquén registró del 1 de enero al 15 un 80% de ocupación en los principales destinos de la cordillera. Esto significó para la Provincia ingresos totales por 1.100 millones de pesos. Durante los fines de semana se contabilizó un mayor ingresos de turistas, la ocupación de camas rondó el 80% en tanto de lunes a jueves fue del 72% en promedio.

El ministerio de Turismo de Provincia, informó que según los movimientos registrados mediante los permisos otorgados a través de la App Cuidar, las localidades más visitadas fueron San Martín de los Andes, Villa La Angostura, Villa Pehuenia-Moquehue, Junín de los Andes, Traful, Aluminé y Neuquén Capital, donde el promedio de estadía es de sólo 2 o 3 días. Estos centros turísticos recibieron entre casi 30.000 y 9.000 visitantes. San Martín y La Angostura fueron los de mayor afluencia, el promedio se mantuvo en Pehuenia y el resto de las localidades regstraron los números más bajos de turistas.

El norte neuquino con Chos Malal, Las Ovejas y Huinganco como ejes recibió 1.400 turistas.

“De acuerdo a los permisos otorgados y a los registros hasta al fecha, se espera que estos números se superen en los próximos días”, informaron desde Turismo.

Para la segunda quincena de enero, Pehuenia-Moquehue tiene una expectativa de ocupación del 90%, tomando como base que hasta el día de ayer su estado de reserva de alojamiento y de permisos otorgados era del 75%. San Martín de los Andes y Traful esperan contar con un 80% de ocupación de plazas.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Preocupa en Las Grutas la baja afluencia turística