Productores rionegrinos reclaman a Saiz



BUENOS AIRES (ABA).- “Que Saiz se ponga las pilas, porque si querían destruir al sector productivo tirando una bomba no les hubiera salido tan bien”. Así sintetizó un dirigente rural rionegrino su evaluación del encuentro que mantuvieron -junto a productores de otras provincias afectadas- con el secretario de Agricultura de la Nación, Carlos Cheppi, en la que éste informó sobre los alcances de la declaración de emergencia nacional agropecuaria.

“Nuestra provincia pareció ignorada (durante la exposición de Cheppi) tal vez por ser zona de desastre, pero no se la mencionó ni una sola vez”, afirmó el vicepresidente de la Sociedad Rural de Viedma y vocal de CRA, Víctor Hugo Ayestarán, quien asistió acompañado del presidente de la primera de dichas entidades, Luis Sacco, y del titular de la Sociedad Rural de Choele Choel , Marcelo Casagrande.

Por su parte, quien encabezó la delegación -el secretario de Producción de Río Negro, Daniel Lavayén- se retiró más optimista tras mantener una reunión posterior con Cheppi de la que participaron también sus pares de Chubut y Santa Cruz. “Cheppi aceptó considerar a la Patagonia como una región aparte, con la posibilidad de potenciar las áreas bajo riego”, destacó Lavayén, quien agregó que se habló con la Comisión de Emergencia sobre el pedido de extender más allá de marzo la declaración de la zona de desastre (los pronósticos climáticos son pesimistas).

Hoy habrá una gestión del propio Saiz y el ministro de la Producción provincial, Juan Accatino, y la jefa del área a nivel nacional, Débora Giorgi, aunque no existen demasiadas expectativas sobre los reclamos urgentes de los productores rionegrinos. El principal es que se declare la exención impositiva a los productores afectados. “La prórroga no alcanza”, coincidieron los ruralistas con Lavayén.

“Se puede bonificar la mitad de la venta del ganado y dar un plazo para pagar el otro 50% o hacer una condonación; la situación es desesperante y las vacas se van muriendo sin la menor rentabilidad, cuando no se mal vende el ganado”, señaló Ayestarán.

El mismo pidió un plan a mediano plazo, “no medidas que sólo sirvan para la coyuntura”.

Y sobre la cuestión impositiva subrayó que “la prórroga encorseta al productor que después de vender una vaca a 280 ó 300 pesos y después tiene que pagar los tributos”.

En la provincia de Río Negro están afectados 3.126 productores, un 50% en la línea sur y el resto en Choele Choel, Adolfo Alsina, Roca, entre otros departamentos. Cuando se haga la vacunación -subrayó un preocupado Ayestarán- se advertirá la magnitud de las pérdidas.

Lavayén también reclamará decisiones diferenciadas para las zonas con vacunación o libres de la misma. Y otra demanda de los productores es la reapertura de las exportaciones.


Comentarios


Productores rionegrinos reclaman a Saiz