Protestas frente a la Casa de Gobierno por la Emergencia Alimentaria

Los militantes de Barrios de Pie interrumpieron el tránsito en la esquina de Roca y Rioja. Piden una mesa de trabajo para darle tratamiento "al problema de la mala nutrición en los niños" neuquinos.



Barrios de Pie corta la esquina de Roca y Rioja por la emergencia alimentaria.

Barrios de Pie corta la esquina de Roca y Rioja por la emergencia alimentaria.

Los militantes de la organización Barrios de Pie marcharon desde el monumento a San Martín hasta la Casa de Gobierno de Neuquén para exigir la implementación de la ley de Emergencia Alimentaria.

Con peloteros para los más chiquitos y un guiso en la calle, la protesta interrumpe el tránsito en la esquina de Roca y Rioja donde está la sede del gobierno de la provincia.

"Los últimos índices de pobreza e indigencia sumados a la publicación del último indicador de situación nutricional barrial no hacen más que confirmar la grave situación económica y social por la que atraviesan una porción importante de familias en Neuquén", expresaron desde la organización en un comunicado de prensa.


Agregaron que "esta situación muestra su costado más duro, que es e el impacto que tienen sobre la alimentación de los niños, las medidas económicas que vienen tomando los gobiernos".

Según la organización, en Neuquén "más de la mitad de los niños de familias de ingresos medios y bajos presenta algún problema de alimentación" por lo que proponen "la urgente conformación de una mesa entre gobiernos y organizaciones para darle inmediato tratamiento al grave problema de alimentación de los niños y niñas".

El referente de Barrios de Pie, Sebastian Íbalos, indicó que la reglamentación de la Ley de Emergencia Alimentaria tardará varios meses en implementarse y la necesidad de la gente no puede esperar. Señaló que la provincia de Neuquén tiene los recursos necesarios para poder solucionar el problema "ahora".

Remarcó que los datos arrojados del quinto informe de situación nutricional barrial mantiene números similares desde que comenzó a relevarse hace dos años: entre el 48 y el 51% de los niños que asisten a comedores están mal nutridos. Íbalos sostuvo que es preocupante que el gobierno no se alarme ante los índices que se han vuelto una constante. "Quiere decir que lo han normalizado y que la problemática se ha asentado", subrayó.


Comentarios


Protestas frente a la Casa de Gobierno por la Emergencia Alimentaria