Pulso Entrevista: Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina

“El enorme potencial de la región invita a ser optimistas”

26 ago 2018 - 00:00

Para participar de la inauguración de la casa central de la marca en Neuquén, visitó la ciudad Daniel Herrero, Presidente de Toyota Argentina. Durante la recorrida de las nuevas instalaciones de Nippon Car, en compañía de autoridades municipales y provinciales, el empresario dialogó con “Pulso” y brindó su perspectiva del mercado y de la economía nacional, avizorando un horizonte de crecimiento regional de la mano del desarrollo del agro y la minería.

PREGUNTA- ¿Qué balance tienen de la situación económica?

RESPUESTA- Indudablemente hay una caída del mercado. En el primer semestre esperábamos terminar el año con un millón de unidades producidas, y ahora vemos que terminará apenas por encima de las 800.000. No es un mal año, pero no es lo que esperábamos. En el caso puntual de Toyota, al ser exportadores a toda Latinoamérica, no sufrimos ningún efecto porque pudimos canalizar los volúmenes de producción en los distintos países del continente. Hay países como Colombia, que tras el acuerdo bilateral y la baja de aranceles, han incrementado un 70% los pedidos a la Argentina. Por ello seguimos con los mismos planes de producción, haciendo horas extra, y pensando cómo vamos a ampliar la planta el año que viene en función de la demanda.

P- ¿Afecta la devaluación?

R- Cuando uno exporta, naturalmente es conveniente un tipo de cambio devaluado. En este sentido lo que hemos hecho es compensar la mayor rentabilidad que proviene de la exportación, con menores incrementos de precio en los vehículos que traemos importados. Eso nos permitió estar por arriba de lo que pudo haber sido la caída general del mercado.

P- De cara al futuro ¿qué perspectivas hay en el mercado?

R- Creo que el mercado argentino tiene una base sólida en las 800.000 unidades producidas al año, y puede llegar al millón sin lugar a dudas. En el caso de Toyota, llevamos 12 años de crecimiento ininterrumpido, y nuestra expectativa es aún mejor.

P- Son optimistas...

R- No puede ser de otra forma cuando uno observa el potencial de la región. El 50% de la soja del mundo se planta en el Mercosur. Sabemos que en los próximos años, Asia va a incorporar 3.000 millones de personas a la clase media. El primer requisito va a ser “proteínas” y para eso se vana necesitar los granos de esta región. En cuanto a la minería, fundamental para la electrificación de los vehículos, ello depende del litio. Solo Bolivia, Argentina y Chile tienen litio. En hidrocarburos, Argentina tiene la segunda reserva de petróleo y gas no convencional del mundo. Hay futuro bueno por delante.

P- ¿Hay margen para que crezca la demanda de automóviles en Latinoamérica?

R- La industria automotriz se ha polarizado y hoy tenemos un mercado latinoamericano creciente, donde la producción se concentra en Argentina, Brasil y México, con este último más orientado al mercado de EE. UU. Pero cuando uno advierte que en el mundo hay 19 autos por cada 100 habitantes y Latinoamérica tiene 16 autos cada 100 habitantes, quiere decir que todavía hay mucho camino por delante.

P- ¿Qué porcentaje de los vehículos es producción local?

R- Medido parte sobre parte, nosotros hoy trabajamos con más de un 40% de contenido local. Eso nos da una sustentabilidad muy fuerte. Y por otra parte, un 75% de lo que producimos en Argentina, se dedica a mercado de exportación.

P- ¿Es grande el “costo argentino”?

R- Hay altos costos caros que hay que trabajar en Argentina, como por ejemplo la infraestructura, la logística, o nuestros puertos, que no están preparados para estos negocios tan eficientes. Hay que ir en esa dirección, al igual que con la cadena impositiva. La reforma impositiva plantea la eliminación de impuestos distorsivos como ingresos brutos, de sellos o impuestos municipales, que cuando un tiene un 40% de contenido local, se pagan a lo largo de toda la cadena, y luego se terminan exportando sin recupero.

P- Habitualmente se asocia el modelo japonés con la eficiencia ¿cuál es la principal variable para mejorar la productividad?

R- Nosotros trabajamos muy en sintonía con Smata, y entre todos entendimos que es mucho más importante la productividad del empleado, o el ausentismo, antes que el salario que la empresa está pagando. Hoy nuestra planta trabaja con un 2,5% de ausentismo y 95% de eficiencia de producción. Estamos en niveles globales que nos permiten ser competitivos y no estar discutiendo tanto el costo del salario. Obviamente la devaluación ha hecho que hoy el salario sea mucho más competitivo que hace dos meses. Pero son coyunturas puntuales. Para mi es mucho más importante que la planta se mantenga trabajando el 95% del tiempo efectivo.

P- ¿Cuál es el valor de la región como mercado?

R- Es muy importante para nosotros. En Neuquén estamos superando las 4.000 unidades al año a través de Nippon Car, y la participación de Toyota en Neuquén, es más alta que en el resto del país. Hay en la zona una fidelidad hacia nuestro vehículo de trabajo. Además las perspectivas en torno al desarrollo de Vaca Muerta y los hidrocarburos no convencionales, permiten pensar en seguir creciendo y generando nuevos puestos de trabajo en la región.

Corresponsalía Cipolletti

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.