Quieren llevar a los usurpadores de terrenos a la zona de la meseta

Garantizan urbanización, loteos y servicios. "Si se les dan las condiciones, aceptarán", dijo José Oser, titular del IPVU y operador de la iniciativa del gobierno. Comprometen la participación del municipio, en un nuevo desafío al intendente Horacio "Pechi" Quiroga.

NEUQUEN (AN) – El gobierno puso en marcha un plan que apunta a darle una solución definitiva a la compleja problemática de la toma ilegal de tierras en la ciudad. Para ello diagramó una estrategia que contempla trasladar a los usurpadores a predios de la meseta, previo a ello hará la urbanización, los loteos y creará la infraestructura básica de servicios. Claro que la apuesta plantea un desafío al gobierno municipal, que debe autorizar el trazado de calles, y lo insta que asuma una política similar en predios lindantes, de su jurisdicción.

Los lineamientos del programa los dio a conocer el presidente del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU), José Oser, en la toma Nuestra Esperanza, escenario donde el gobernador Jorge Sobisch lanzó la experiencia piloto del programa «el Gobierno en los barrios». Ese sector pertenece al organismo provincial y está rodeado de tierras municipales.

En la ciudad hay más de 40 asentamientos ilegales, tanto en terrenos de organismos públicos como de privados, y concentran una población de alrededor de 8.000 personas. Están desperdigados por todo el ejido urbano, desde puntos casi céntricos a periféricos.

«Este lote (Z-1) pertenece al IPVU y nos compete su urbanización», dijo Oser, pero admitió que para llevar adelante la iniciativa -en una sutil estrategia que bien puede interpretarse como una presión-, «vamos a necesitar del municipio y del Concejo Deliberante», ya que la municipalidad debe autorizar la urbanización.

Oser no se quedó sólo en eso. Al describir las gestiones que viene desplegando desde comienzo de año para afrontar una solución a la demanda de tierras de la gente y paralelamente superar el complejo panorama de las tomas ilegales, instó al intendente Quiroga -sin nombrarlo-, a que se sume al plan.

«Nosotros vamos a urbanizar el lote Z-1 y si la municipalidad se suma complementando o anexando los lotes que hay sobre la meseta, co-lindantes al Z-1, bienvenido sea y lo podemos hacer (juntos)», dijo el funcionario. Oser señaló que en Nuestra Esperanza harán la traza urbana, llevarán el tendido de energía eléctrica y harán los estudios par construir las redes de agua, gas y cloacas. También dijo que estudiarán la construcción de las defensas aluvionales.

Remarcó que tras las promesas lo vecinos de ese sector ya aceptaron trasladarse unos metros, porque donde están hoy las casillas es un sector para espacios verdes.

Ante la consulta sobre cómo harán para convencer a los usurpadores, por ejemplo de los terrenos de CALF en barrio Vidor, de la Legislatura en Belgrano o de Fava y Leguizamón, a que abandonen los terrenos, dijo que «si se les da una estructura urbana, que es ir con la ciudad donde esta no está, vienen. Es obvio que la gente no quiera venir donde no hay ciudad».

Añadió que «hoy vamos detrás de la demanda y nosotros tenemos que estudiar una posibilidad de oferta para esa demanda».

Oser dijo que respecto de los terrenos de CALF hay una sentencia que ordena el desalojo, pero que han acordado con la cooperativa llevar adelante una política que evite acciones intempestivas.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora